Donde la literatura y la maldad se toman un té

viernes, 31 de octubre de 2014

Noche de brujas


La muy malvada de Ortiga me la ha jugado. Será mal bicho. Me ha dejado con todo el muerto de Halloween y cuando he entrado en blogger ya había una entrada al respecto. Es más, me ha mangado el título que tenía yo pensado para mi entrada. Maldito monstruo sin corazón.

Pero esto es Halloween y el jardín de las malas hierbas, así que supongo que ese es el espíritu. Veréis que mi venganza también irá mucho en ese sentido (¡muajajajajjaj!).

This is Halloween!!

En principio yo iba a haberle dejado todo el rollo Halloweeniano a Zarza, pero acabo de ver esta entrada en el blog Biblioteca sin espacio y no he podido resistirme a probar. Así que voy a poner yo también mi granito de arena y luego que ella ponga la entrada que ya tenía pensada [en todo caso, me temo que voy a estar sin internet un par de días, así que...].

Se supone que es un juego en el que te imaginas a ti mismo como protagonista de la historia de terror que te van a contar. Y es un poco rollo interactivo y hay que incluir reacciones (gifs) al azar seleccionados por números que vienen indicados.

Como no tengo gifs (o tengo muy pocos, para ser precisa), lo haré con las imágenes y memes que almaceno en mi carpeta para futuras críticas (y entre los cuales se encuentran también los pocos gifs que guardo).

¡A ver qué sale!

martes, 28 de octubre de 2014

Deus ex machina 2.0, Mara Oliver

Título: Deus ex machina 2.0
Autora: Mara Oliver
«"Cuidado con las mariposas, sus alas despiertan huracanes".
La única superviviente del Instituto Salix Alba revivirá la masacre, regresando al infierno en misión de rescate.
Para reescribir el pasado, tendrá que convertir su cerebro en un ordenador, su cuerpo en una máquina y su corazón en un eco que no interfiera en el destino de los muertos... pero en un mundo lleno de hologramas, donde nada es lo que parece ser, un latido de más o un solo paso en falso pueden hacer que todo cambie, demasiado.
3, 2, 1. Iniciando fase Deus Ex Machina...»


Voy a ser honesta, escribir esta crítica me produce sentimientos MUY contradictorios. Por un lado tengo muchas ganas de hacerlo, por otro, desearía no tener que hacerlo nunca.

Pero bueno, sé que me voy a terminar poniendo a ello pase lo que pase, así que vayamos por partes, como Jack el destripador.

Lo primero que quiero hacer es agradecerle a la autora por haber tenido la amabilidad (¡y el valor! [o la falta de juicio, que dirían otros]) de enviarnos un ejemplar de su novela para que la leyésemos. Yo no había oído hablar de esta historia antes de que Mara Oliver viniera a colarse en este humilde jardín. Así que… ¡un saludo y muchas gracias, Mara! [Además todo es muy rebonito, porque ella y yo compartimos profesión profesiones, entre otras cosas.]

Creedme que no miento cuando digo que esta es la primera vez que de verdad de la buena (con todas las células de mi cuerpo) desearía tener cosas muy otras que decir sobre esta historia [es la primera vez que alguien se presenta a sí mismo voluntario. Por voluntad propia y sin coacción. Me habría hecho ilu, ¿vale?]. Pero soy una mala hierba muy sincera, yo, y además miento de pena [nunca aprendí a jugar al mus, pero si hay que despistar a alguien, creedme que la más perdida seré yo, y todos los demás leerán en mi cara las cartas que me hayan tocado con tanta facilidad como si me hubiese colocado la mano del revés por error. Soy así. Un caso perdido. ¡Pero yo me quiero igual!].

Antes de empezar, aprovecho para decir que, en un principio, se suponía que esta semana tocaba entrada de Yo también quiero ser escritor. Sin embargo, he decidido convalidarlo por esta crítica, porque toca puntos muy interesantes. Así que quiero hacer un llamado a todos aquellos que queráis ser escritores. Os invito a que estéis atentos y toméis nota, porque esta novela ha resultado ser el ejemplo perfecto para varios problemas muy comunes de los autores noveles (y no tan noveles). Esta puede ser una oportunidad muy buena para aprender cosas más que útiles. Y os invito también a darle las gracias directamente a Mara (aquí o en su blog), por compartir, y por atreverse, que todos coincidiremos en que no es tan fácil.


Bien. Tengo que comenzar esta crítica diciendo que, si bien yo no sé mentir, la sinopsis de esta novela sí que nos intenta engañar un poquito. Anám, la prota que vuelve al pasado, no convierte su cerebro en un ordenador (en seguida explicaré esta afirmación), como tampoco convierte su corazón en «un eco que no interfiera en el destino de los muertos» [interfiere, ya os lo adelanto yo]. Y lo del latido de más, la verdad, se me clava (sobre esto también quiero elaborar un poco, más adelante [paciencia]).

Y continúo.

lunes, 27 de octubre de 2014

Tercer bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


Ya sé que a nadie le importa, pero yo voy a seguir publicando rondas igual, así que os jodéis.

O tal vez, como sugiere Zarza, es que estáis bajo amenaza... En todo caso, ni es mi problema ni me importa lo más mínimo, por lo que el resultado sigue siendo el mismo: yo voy a seguir a lo mío.

En fin. Acabo ya, que me apetece ponerme a leer algo jugoso.

Aquí están de nuevo las tres reglas de oro del evento:
  1. Los retos se compartirán a través de Twitter o YouTube bajo el Hashtag #porquelasmalashierbasnuncamueren[Si no tienes cuenta en ninguna de esas plataformas y quieres participar, ponte en contacto con nosotras.]
  2. Pon el link a tu reto en un comentario dentro de la entrada correspondiente de ese bloque de retos. [Si no nos facilitas este link no se te adjudicarán los puntos.]
  3. Ponte tu foto de mala hierba cada vez que publiques un reto. Recuerda, 24h. [El unicornio rosa te vigila. Y lo sabes.]

sábado, 25 de octubre de 2014

TOP 3


Buenas tardes, queridas malas hierbas.

Bienvenidos a la sección TOP de Yo también quiero ser una mala hierba. Creo recordar que en principio íbamos a publicar estas entradas cada quince días, pero hemos pensado que no era necesaria tanta frecuencia. Al fin y al cabo, no está participando tanta gente en los retos.

Cobardes.

Mi teoría es que Amaranto quiere ser la única hierba honorífica del jardín y se está dedicando a boicotear/amenazar a los demás participantes. Ese sería un comportamiento tan de mala hierba que no podría culparla. Qué conflicto.

Aunque de Tejo tampoco me fío. Todo el mundo sabe que los tejos son contradictorios. Son malas hierbas demasiado altas.

Amaranto, Tejo. Queridas. Sentíos observadas con sospecha desde el jardín.

En fin, sin más dilación voy a compartir con vosotros el primer TOP 3 de los retos. Es un poco triste porque esta selección de destacados incluye a todos los participantes. Pero ya sabemos de quién es la culpa. 

Vuestra. Cobardes. 

Como decía...

lunes, 20 de octubre de 2014

Un canalla siempre es un canalla, de Sarah MacLean

Título: Un canalla siempre es un canalla
Autora: Sarah MacLean
«Diez años atrás, el marqués de Bourne fue expulsado de la sociedad sin nada más que su título nobiliario. Ahora, propietario del club de juego más exclusivo de Londres, el frío y cruel Bourne está dispuesto a hacer lo que sea necesario para recuperar su herencia. Incluso casarse con la perfecta lady Penelope Marbury.
Un compromiso roto y años sufriendo decepcionantes cortejos, han provocado que Penelope pierda cualquier clase de interés en un matrimonio convencional y tranquilo, quiere algo más. Sin duda es una suerte que su recién estrenado marido esté en disposición de mostrarle un nuevo mundo de placer.
Es posible que Bourne sea el príncipe de la decadencia en los bajos fondos londinenses, pero se ha jurado a sí mismo que mantendrá a Penelope al margen de toda aquella perversidad. Algo que va a suponer todo un reto cuando ella descubra el deseo y se atreva a apostarlo todo por él, incluso su corazón.»

Vale, pues esta joyita viene recomendada por Sandra CG (Azahara), y creo que coincidiréis conmigo en que, con esa portada y esa sinopsis, la cosa pintaba muy oscura desde un principio.

Pues… ¡sorpresa! Este engendro ha resultado no estar tan mal.

Vais a pensar que me he vuelto completamente loca, que leer tanta mierda finalmente me ha fundido el cerebro. Si yo os comprendo, de verdad que sí. Yo en vuestro lugar pensaría lo mismo. Lo primero que me dijo Zarza cuando me preguntó sobre esta lectura y le hice semejante declaración fue exactamente eso: «¿Estás segura de que tus estándares no se están viendo afectados por leer tanta mala literatura?» [Bueno, evidentemente, ella lo dijo de manera mucho menos cortes, pero parece ser que hoy es mi día de ser fina, así que… En todo caso, todos sabemos lo que Zarza estaba pensando realmente: «¿qué colores te has estado fumando esta vez?»]

En fin. Regreso, que me desvío. No, el libro no ha resultado ser tan hecatómbico como yo tenía la esperanza que fuera (me pregunto si tal vez no será porque ese título me había hecho concebir muy elevadas expectativas). Lo que quiero decir con todo esto (vamos a dejarlo claro, no sea que algún iluminado empiece a poner en mi boca palabras que yo no he dicho) es que, dentro de lo que vienen siendo libros porno, esto es lo más decente que me he encontrado hasta la fecha. Tanto es así que no he hecho en absoluto lectura diagonal, que ya es más de lo que puedo decir de muchos libros de literatura juvenil no-porno; en efecto, me lo he leído entero (salvo algunos párrafos demasiado descriptivos por ahí desperdigados).

Desde luego, si hay algún libro al que me atrevería a calificar como Literatura erótica de toda esta bazofia que infecta nuestras librerías y bibliotecas en los tiempos que corren, quizá con este me lo pensase (sólo quizá, que es pasable, pero tampoco es bueno, no vayamos a emocionarnos tanto).

Bien y, con esto, empiezo. A ver si con un poco de análisis puedo lograr que dejéis de ponerme esa cara de «voy a llamar a los de la camisa blanca».

viernes, 17 de octubre de 2014

Yo también quiero ser escritor (2)

Nunca es tarde si la dicha es buena. Así que he vuelto para continuar haciendo honor a mi promesa. [Sí, soy perfectamente consciente de que ya ha quedado establecido (por mí misma) que carezco de honor, pero pienso seguir reivindicándolo de todas formas.]

Segundo artículo. Segundo tema. [AQUÍ el primero, por si alguien no lo leyó (y le importa).]

Espero que estéis preparados, porque hoy quiero empezar con un pequeño juego. No os preocupéis, es muy sencillo.

El juego consiste en lo siguiente: yo voy a describir una letra del abecedario (del español, nada raro de consonantes acentuadas ni Ç, ni cosas así), y vosotros tenéis que intentar adivinar de qué letra os estoy hablando.

¿Listos?

Bien. Estoy pensando en una letra bonita y misteriosa.

¿Qué? ¿Cómo que no lo veis?

Venga, seré magnánima. Os daré más pistas. Qué tal si os digo, que además de misteriosa, es una letra sutil, y que posee una belleza vagamente amenazante, como una sensación de miedo en la nuca, justo en el nacimiento del pelo.

¿Todavía no? Pues no puedo daros más pistas, francamente. Para mí está clarísimo.

Pero venga, va, jugad conmigo: antes de seguir leyendo, ¿qué tal si ponéis un comentario con la letra a la que pensáis que me podría estar refiriendo, la que vosotros creáis que se ajusta a mi descripción? Esto no es ningún tipo de concurso, no hay ganadores, así que no os dé vergüenza decir simplemente lo que os viene a la cabeza. De hecho, considero personalmente muy interesante ver las diferentes reacciones que la gente podría tener frente a esta descripción. [Si todo el mundo acierta, voy a tener que replantearme muchas cosas. Y este artículo habrá perdido gran parte de su validez.]

Así que… ¿tú también quieres ser escritor?

Pues sigue leyendo.

lunes, 13 de octubre de 2014

Segundo bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


Hemos vuelto…

Sep, segunda entrega, queridos hierbajos y hierbajas.

Algunos de vosotros ya os habéis subido al carro, y mis compañeras malas hierbas y yo estamos muy contentas. Para los que no, o los que estéis todavía indecisos, aún estáis a tiempo. Pero yo que vosotros me pondría las pilas, ¡que luego las cosas se acumulan!

En todo caso, por si alguno ha notado que este pasado día 11 no hubo ningún TOP X, os diré que hemos estado haciendo balance desde el jardín, y hemos optado por fusionar este primer TOP con el siguiente y hacer una única entrada. Y probablemente hagamos lo mismo con las siguientes. Igual nadie había notado la ausencia, ni os importa, pero como nadie os ha pedido opinión, pues ajo y agua, que esta es mi entrada y voy a decir lo que me salga de las mismísimas raíces.

Pero bueno, vayamos a lo que todos estáis realmente esperando, ¿eh?

Os recuerdo las tres reglas de oro del evento:
  1. Los retos se compartirán a través de Twitter o YouTube bajo el Hashtag #porquelasmalashierbasnuncamueren[Si no tienes cuenta en ninguna de esas plataformas y quieres participar, ponte en contacto con nosotras.]
  2. Pon el link a tu reto en un comentario dentro de la entrada correspondiente de ese bloque de retos. [Si no nos facilitas este link no se te adjudicarán los puntos.]
  3. Ponte tu foto de mala hierba cada vez que publiques un reto. Recuerda, 24h. [El unicornio rosa te vigila. Y lo sabes.]
Y… bienvenidos al

viernes, 10 de octubre de 2014

Los Innombrables (7)

Nueva entrega de Los Innombrables. ¡Y ya van 7! ¿Cómo lo veis? Sé que os encanta, no lo neguéis. Sois todos unas malas personas. [Seguid así, quizá aún haya potencial en vosotros para llegar a ser malas hierbas.]

Bueno, entro ya directamente en faena. En esta ocasión el nexo que une ambas obras es la tierna edad de sus autoras [ehm… bueno, más o menos. Tendrá que valer]. Por lo demás, nada en común, salvo por el hecho de que ahora comparten entrada. La primera es una historia de fantasía pseudo-infantil, podría decirse; mientras que la segunda es un romance sobrenatural de instituto para adolescentes.

Oh, miento. Hay otra cosa que ambos textos tienen en común: han llegado a mis manos gracias a recomendaciones dobles por parte de usuarios del jardín.

Bien, veamos qué puedo sacar de aquí.

Atención spoilers. La lectura queda bajo vuestra responsabilidad.

lunes, 6 de octubre de 2014

Cuentos de la luna llena. Alianzas



Buenas tardes, malas hierbas.

No sé si curiosearéis por Twitter de vez en cuando (a mí me está cansando bastante, la verdad, sigo sin verle el atractivo), pero comenté hace unos días que le teníamos echado el ojo a Cuentos de la luna llena, y no recuerdo cómo, de pronto me vi con el prólogo bien enmarañado en mi red de espinas. 

Aparentemente me equivocaba. No es un prólogo, es un culebrón (en palabras de Ortiga). Son diez páginas apenas, insisto, pero hay amores prohibidos, una mala de Chungolandia, un embarazo imprevisto y una guerra milenaria. Es una telenovela de las de sobremesa con toques de cuentos tradicionales (y ahora veréis por qué digo eso de "toques").

Últimamente estoy muy furiosa. Porque se han puesto de moda estas cosas, y todo el mundo versiona cuentos populares, películas Disney o qué sé yo. Quiero decir que de esto no se libran ni las Monster High que tanto le gustan a mi protegida.


viernes, 3 de octubre de 2014

Yo también quiero ser escritor (1)

Buenos días, tardes, noches, queridos hierbajos y hierbajas. ¿Recordáis que durante el verano dije que estaba preparando una serie de artículos relacionados con la escritura? Pues hoy vengo a hacer honor a esa promesa, por mi honor de mala hierba. [Bah, ¿a quién quiero engañar? Yo no tengo honor. Me aburría, ¿qué pasa?]

En fin, el caso: tengo proyectados en principio cinco artículos sobre cinco temas básicos, que suelen acarrear problemas recurrentes a casi todos los proyectos de escritor que he visto hasta la fecha. Y conste que eso del «casi todos» es porque hoy estoy de buen humor, y os tiro una flor: en toda mi vida no he encontrado aún un solo proyecto de escritor que no meta la pata en uno, varios o todos los puntos de los que os voy a estar hablando (y eso nos incluye a nosotras, malas hierbas, ni Cicuta, ni Zarza ni yo nacimos sabiendo estas cosas; las hemos aprendido).

Así que… ¿tú también quieres ser escritor?

Pues comencemos.

Y comenzaremos por lo básico.
Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com