Donde la literatura y la maldad se toman un té

viernes, 6 de febrero de 2015

La blogosfera es un pañuelo (I)




Miau.

No es ningún secreto que en ocasiones chocopienso. No obstante, cada vez me resulta más y más obvio que no soy la única en sufrir ataques de afasia inducidos por la ingesta de chocolate.

¿Alguien ha leído la entrada de Monti sobre la blogosfera? No sé si es a raíz de esta entrada o no, pero tengo la curiosa sensación de que algunos blogueros se están enrocando en una especie de orgullo blogger bastante revelador. Estos últimos días estoy viendo proliferar entradas con reflexiones sesudísimas sobre hábitos de lectura dignas de las redacciones de colegio de mi protegida.

Por lo visto, todo empezó cuando una encantadora troll adolescente (no hablaba pársel, y eso nos dice todo lo que necesitamos saber acerca de lo mal que está la educación para los pobres trolls. ¡Apadrina un troll!) se pasó por El trampero de libros para comentar que, si alguien critica todo lo que lee, debe por fuerza odiar la literatura. Entre otras cosas (me temo que era un párrafo kilométrico). Por supuesto, todos conocemos ya el famoso “si no te gusta no leas”, que tantas veces hemos visto rondando por el blog.

En realidad estoy preparando una entrada más larga al respecto, porque las fans cada vez me dan más miedo y porque, gracias al anonimato que da internet, la gente opina con una osadía a pesar de su falta de conocimiento y criterio que me admira. Pero por el momento centrémonos en estas simpáticas criaturas y en sus deducciones peregrinas. Es algo que me llama mucho la atención: todo el mundo parece asumir que si encuentras fallos en lo que lees es que no te gusta leer (o al menos, que no te ha gustado esa novela en concreto). Me parece una conclusión fascinante. Es decir, fascinantemente errónea. Iría presentando a Ortiga a todos esos trolls que van por el mundo bajo la falsa de creencia de que ambas opciones son mutuamente excluyentes.

De hecho, no. Qué estoy diciendo. Haría que todos los trolls vieran a Ortiga leer. Creedme cuando os digo que es toda una experiencia: se ríe a carcajadas ella sola, lo comenta todo en cuanto tiene ocasión (en cuanto deja de reírse lo suficiente como para poder hablar), se le saltan las lágrimas de risa, y cada cierto tiempo relee estos libros y se ríe más aún.

Es una suerte para mí no estudiar psiquiatría, porque es verla y me pican los dedos de las ganas de ponerle una camisa de fuerza. Pero en fin, es evidente que tener un problema mental y ser feliz tampoco son mutuamente excluyentes. ¡Así que hurra!

También es verdad (y en el jardín, no sé si afortunada o desafortunadamente, aún no ha pasado) que, por lo que he oído, no sólo son los fans los que van enfureciéndose con las críticas negativas que reciben algunas obras en internet, sino los propios autores. No hay más que ver cierto artículo de Javier Marías, escrito para El País después de una tarde navegando por blogs y (yo lo sé, tú lo sabes, todos lo sabemos) buscando su nombre en google. Aquí os dejo el artículo (Una región ocultamente furibunda), en el que hasta hace un guiño en el título a Benet, del que se considera discípulo (*inserte aquí una risa descontrolada*).

De verdad. Es algo que a las malas hierbas nos llama mucho la atención. Nadie te va a decir que no escribas, pero si no estás preparado para oír nada sobre tu libro (tu arte en general, cualquier cosa con la que te sientas patológicamente identificado) que no sean reverencias y alabanzas quizás deberías plantearte la posibilidad de no publicarlo. Lo sé, a nadie se le ha ocurrido, pero miradlo de esta forma: es una simple cuestión de estadística y sabiduría popular. Nunca llueve a gusto de todos.

Por supuesto, una crítica no es realmente una cuestión de gustos, pero como la gran mayoría de la blogosfera opina sobre calidad literaria basándose en sus preferencias personales, pues ahí queda eso. La cuestión es que siempre va a haber alguien a quien no le guste un libro, ya sea porque hay gustos para todo, porque el márketing no lo ha enfocado al nicho adecuado (gracias, Scarlett. Molas) o porque, oh, sorpresa. Tu libro no es una obra de arte perfecta e inmaculada y tiene algo tan mundano como *gasp* fallos. Lo siento, sé que es difícil de aceptar, pero parece ser que a tu novela de unicornios no le van a dar el Nobel (aunque quién sabe. No hay más que mirar a Marías. ¿Me estoy metiendo demasiado con Marías en esta entrada? ¡Ajajá! Pregunta trampa: no existe tal cosa como meterse demasiado con Marías).

En fin, me admiran los escritores y los trolls furibundos y sus chocopensamientos. Sé que hoy en día la gente tiene poca tolerancia a la frustración, pero no saber aceptar críticas me parece que es una actitud que peca de una ingenuidad rayana en el narcisismo. ¿De verdad? ¿De verdad te sorprende, te ofende, que haya al menos una persona en el mundo que encuentre tu obra algo por debajo de maravillosa, genius, esplendorosa? Escúchame bien, criatura. Vete a morder un bordillo.


Curiosamente, muchos de los fans iracundos ( o coléricos. ¿Estáis admirando todos mi uso de los sinónimos?) se niegan a poner en práctica su propio consejo: si el hecho de que algo no te guste es razón suficiente para no leerlo, ¿por qué lees críticas que claramente no te están gustando? (¡Hola, doble moral! :D)

Hay quien podría alegar casualidad. Yo definitivamente no lo creo.

14 comentarios :

  1. Hola!
    A me me da risa cuando aparecen fans de un libro y se ponen como loc@s defendiéndolos. Y miedo, dan mucho miedo ._.
    Creo que cada uno opina diferente y lo tiene que decir. Si les gusto, bien, y si no, bien también. Sería horrible un mundo donde todos les gustara lo mismo :p y los autores tiene que soportar ambas críticas, porque al final, es para que crezcan y vean sus propios errores y no se crean inmaculados.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión hay dos cosas muy diferentes. Una serían los gustos, y otra, el mínimo que se le puede exigir a una editorial que publica un libro. Me estoy refiriendo a que muchas de las cosas que vosotras contempláis en vuestras críticas, son cosas de sentido común. Si escribes 400 páginas, deben de estar bien escritas, es decir, sin faltas de ortografía, de sintaxis, de referentes, de lógica, etc. Luego ya, si el tema o cómo es abordado te gusta o no puede ser otra cosa. Aquí entraríamos en la disquisición de si la literatura ha de tener un sentido, o puede ser de simple entretenimiento. No sé si me he explicado. ¿Es lícito que haya novelas supuestamente dirigidas a adolescentes en las que un viejo haga entrar a una chiquilla en un sitio a escondidas? ¿Es aleccionador presentar una y otra vez historias de tríos en los que la chica adolescente va de uno a otro de los chicos como un pinball? ¿Por qué está bien que una chica de 17 vaya con un tío de 35 (Moccia)? ¿Por qué no una tía de 35 con un chico de 17? En fin, es duro recibir críticas, pero es que algunos (autores y editoriales) publican libros sin haber hecho antes los deberes, creo yo.

    ResponderEliminar
  3. Lo triste de esto es que no sucede solo respecto a la literatura, en general la gente se toma las críticas como ataques, sin considerar que pueden ser constructivas. Si criticas a un libro, una película o incluso una persona, es que eres mala por ver los defectos de estas y no quedarte solo con lo positivo, pero si no se reconocen los defectos ¿cómo se puede mejorar?
    Interesante reflexión :)

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con Vale, si criticas o eres malo o (que también lo he visto en comentarios alguna vez que otra) tenéis envidia porque bla, bla, bla.

    Ahora la mayoría de las cosas se dividen entre fans o haters y si te gusta algo, la mitad se te echa encima y si no la otra mitad. Cuando simplemente tienes criterio, pues se quejan todos y arreglado.

    Con respecto a los autores ofendidos, los personajes wannabe salen de algún sitio y me juego un pie a que muchos se ven a sí mismos como personas únicas y especiales que viven en un mundo lleno de mediocres que no entienden su arte.

    Y luego vais vosotras y criticáis. ¡MALAAASSS!

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias por el guiño! ¡¡¡Vosotras también moláis!!! Quería comentarios que leyendo la entrada, en referencia a los escritores, hice una reflexión (y no he comido chocolate aunque ganas no me faltan).. cuando un artista/autor/escritor hace una obra, dedica muchas horas de su tiempo, un tiempo que incluso a veces no tiene. Esa obra se convierte en el fruto de un esfuerzo y trabajo (aunque no sea de mucha calidad) y eso la convierte instantáneamente en un material sensible que si no se trata con respeto puede herir y mucho. Por eso es importante el respeto y a algunos bloggers, a veces, se nos escapa un poco de las manos, hay que reconocerlo. No obstante, hay escritores que ni siquiera aceptan las críticas negativas y que tienen un ego enorme, pero también hay muchos que son conscientes de sus limitaciones y, de hecho, las buscan para poder mejorar. Esto me lleva a decir que es muy fácil ver los fallos de los demás, pero es muy difícil ver los tuyos propios, por mucho que te esfuerces, y un buen escritor debería tenerlo muy presente. Por otro lado, desde el punto de vista de editor, es horrible trabajar con artistas (ilustradores o escritores) de gran ego, pero los hay, y muchos. Incluso hay los que se crecen si su obra va bien y luego creen que cualquier mierda que hagan vale. Pero por suerte, también hay los que son lo suficientemente profesionales para aceptar consejos/criticas/mejoras y lo que se necesite y eso hace de ellos unos mejores profesionales. En resumen, que el que se indigne y monte una pataleta por una mala crítica, o no acepte editing y correcciones, será escritor, pero no será un buen profesional. Sin embargo, es bastante comprensible la ofensa si no se trata ese material sensible con respeto.

    Para las fans-trolls, aquí ya no hay excusa. Enfadarse y atacar a alguien porque no opine igual que tú es de retrasadas, algo que la mayoría de veces viene confirmado por su forma de escribir (en parsel y derivados). En consecuencia, su criterio es más que dudable. Si queréis ver un ejemplo, hoy casualmente nos ha visitado una (últimamente lo petamos). Sin embargo, no voy a negar que nos divierten bastante. http://www.clubescarlata.com/2014/11/marcada-de-pc-cast-y-kristin-cast-saga.html?showComment=1423200665300#c2952202613936619325

    ResponderEliminar
  6. Lo gracioso de ese trol eran los nombres que se ponía, que"Eso noes asi", "aya paz y respeto", y que luego fuera despotricando de vosotras exigiendo respeto.

    A ver, es imposible que todo guste a todo el mundo, estoy totalmente de acuerdo con vosotras, y es algo que se puede ver, por ejemplo, con vuestro blog. Mientras que unas/os os consideran arpías cancerígenas (sí, esa entrada la he leído y pienso que se pasaron bastante con vosotras), lo que yo pienso de este blog es que tiene su gracia, tenéis un humor y una ironía que me gustan y se nota que sabéis de qué hablais.

    Ortiga, verme a mí leer tampoco tiene desperdicio, en especial si el libro es malo. No llego a tu extremo, pero si me miras a la cara mientras leo, te das cuenta de lo que me está pareciendo lo que leo.

    Adiós! :)

    E.

    Pd: tengo una duda que no sé si os habéis planteado, pero es que es lo primero que se me ha venido a la cabeza al leer el artículo de Marías. ¿Habrá visto vuestro blog y las entradas que le habéis dedicado?

    ResponderEliminar
  7. Buf, no sé ni por donde empezar.

    Quizás por el principio (JIAJIAJIA logic power).

    Lo cierto es que después de que me hayáis corregido esas insufribles 5 páginas gracias al concurso, me sentí bastante triste, casi ni me atrevía a leer. Es normal, creo que en muchas ocasiones los escritores pensamos que somos algo más que una persona, alguien que va más allá de la gramática, que entra en el mundo metafórico y lírico y bla bla bla, que somos los "tejedores de sueños" y moñadas varias. (Espiritual, yo, mucha, moñas, no).

    Y la cosa es que sí, me sentí como triste y mal, pero respiré hondo y lo pensé con calma: Hay que mejorar, escribir no es solo teclear, y lo más importante; nunca llueve a gusto de todos.

    Veréis, hierbitas.

    Pronto publicaré mi primera novela. Estoy haciendo un trabajo agotador de corrección gramatical y de vocabulario de casi 400 palabras. Y seguro que se me olvidará corregir received text, de faltas verbales, temporales, quizás incluso peque de un poco de Deux Ex Machina, etc. Es posible que cuando salga en papel, haya gente a la que le guste, y gente a la que no. Y a mí no me quedará otra pues que apechugar ambos casos, y si realmente me gusta este malsano oficio, no me quedará otra que seguir estudiando, seguir practicando, seguir escribiendo y seguir mejorando.

    Pero como han dicho antes, la gente se lo toma como ataques personales, y sinceramente no entiendo muy bien por qué. Me explico.

    Este blog ha hecho reseñas a novelas que mayoritariamente tiene críticas positivas. Venís vosotras con todo el salero que habéis dejado soso al Mar Muerto y hacéis los Innombrables o reseñas varias. Digamos que los autores se enteran y desencadenáis el fin del mundo en la blogosfera: Cómo os atrevéis. Cómo osáis. Cómo se os ha ocurrido. Malas hierbas. Que panda el cúnico.

    Y me pregunto ¿por qué? Habéis tenido reseñas positivas, digamos miles, contra una que es negativa. Tarde o temprano alguien diría que lo que escribís no les gusta, y es normal, estas cosas pasan, hay gente para todo; ninguna obra de arte es perfecta, la literatura es igual.

    Y lo reconozco, yo soy de MUY mal perder, me duelen mucho las críticas, pero la piel se curte y endurece a base de hostias xD Así que ¡salvemos a las malas hierbas y la libertad de expresión! Que no hace daño a nadie, ¡sino todo lo contrario!

    Un saludo y espero no haberme enrollado (sabéis que sí, no pasa nada, no tenéis que leerlo, yo lo creeré igual. Jajajejejiji).

    Alex

    ResponderEliminar
  8. Tengo un disgusto ahora mismo por lo de Monti que no creo que duerma esta noche. Me entran ganas de aprender a ser hackers para petarles los ordenadores a sus haters ¬¬"

    ResponderEliminar
  9. Alex Xela, eres awesome. No tengo más que añadir.

    Bea, ya somos dos. Como me cruce a un hater ahora mismo voy a tenderle mi mano. Para estrecharle la cara.

    ResponderEliminar
  10. Siendo bien honesta quedé impresionada del artículo que ustedes señalan ¿De casualidad no será un artículo escrito un 28 de diciembre o un primero de abril? Porque o ese autor tiene una suerte impresionante (¡¿Saben cuanto cuesta encontrar blogs con críticas que no sean "Amo este libro adsfgdafga"?! Y más aun si quiero leer algo "ácido "), o es demasiado "incomprendido" (o tal vez no se buscó a sí mismo y buscó un libro MUY mal visto) porque pareciera que lo único que encontró son críticas negativas.

    Por otro lado me sorprende lo que dice de tales críticas, ya que aunque cuesta encontrar críticas negativas estas suelen estar por mucho mejor argumentadas que las positivas, incluso hay críticas positivas que solo lanzan flores sin decirte nada del libro ¡Ni la sinopsis!... Y por poco se dejan el título fuera de sus reseñas.

    Saludos ~~~

    Pd: No niego que hay críticas positivas bien hechas y negativas que se quedan en los insultos.

    ResponderEliminar
  11. En el blog de Angry Bego acabo de escribir un comentario kilométrico hablando de esto, así que me lo ahorro aquí que vosotras ya me conocéis y sabéis lo que pienso.

    PD: Zarza, algunas veces te expresas tan bien que me entran ganas de comerme tus palabras.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!

    Como ya es costumbre mía, he llegado a tarde a aportar mi granito de arena a todo este tema de la blogosfera.

    Me declaro culpable de comentar parrafadas enteras en facebook y en youtube contra cierto tipo específico de "críticas negativas".

    Resulta que no es lo mismo señalar los fallos de una novela que decir olímpicamente "ese libro es una mierda" y dejarlo así. Es no es un comentario objetivo, por tanto tampoco es critico. La gente parece confundir tener una actitud critica y una criticona.

    Dejen me explico, supongamos que tu haces un trabajo para la universidad, tu profesor te dice que esta mal hecho, te lo rompe en la cara y te manda hacerlo de nuevo. Así tal cual, sin retroalimentación y con una actitud claramente poco profesional al tratarse de un profesor. Eso es tener un actitud criticona

    En otro escenario, donde de verdad el profesor hace valer su titulo como tal, te dice claramente en que te equivocaste y te hace repetir el trabajo para que este quede bien hecho. Eso ya es otra cosa.

    No tengo ningún problema con las críticas de Ortiga, pero me prende como fósforo encontrar gente ignorante que va dejando comentarios ofensivos sobre libros (y para rematar muchas veces ni los han leído) solo porque si y sin siquiera argumentar una razón.

    Así como me molestan ese tipo de críticas, me molestan las reseñas de blogs en las que no hacen mas que fangirlear, me causa vergüenza ajena. En mi opinión deja ver con claridad la falta de respeto del interlocutor, no solo con el libro (porque en estos casos SI hay intención de degradar) sino con si mismo, por lo menos yo no quisiera que en un lugar publico como internet (por mas anonimato que haya) me tacharan de irrespetuosa.

    No se, supongo que tengo una necesidad patológica de andar exigiendo respeto a diestro y siniestro por todas partes.

    Detesto que me anden confundiendo con fangirls por decir que se expresen con respeto o tengan la amabilidad de argumentar, si vieran que igual me pongo a discutir con las fangirls cunado entran en plan "drama queen" por "defender" a sus queridos autores.

    Hay gente que solo puede verte en un extremo o en otro.

    ResponderEliminar
  13. Marceliitha, lo que Zarza estaba poniendo en la mira con esta entrada es el ciberbullying en que termina incurriéndose con frecuencia en estos casos. Esto de ponerse a linchar gente verbalmente y en pandilla es un pasatiempo perturbador.

    En otro orden de cosas, tú eres libre de expresar tu opinión (contraria o no a la opinión de otra persona), claro. Pero hay formas y formas y, en todo caso, que la otra persona haya sido irrespetuosa (según tu criterio) no constituye en realidad una carta blanca para que tú también lo seas. Tú también tienes que tomar tus propias decisiones y elegir como expresar tus ideas, con independencia de cuál sea la actitud de tu interlocutor.


    O.

    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com