Donde la literatura y la maldad se toman un té

martes, 30 de junio de 2015

No, en serio, ¿quién escribe las sinopsis? (3)

Yo esta semana no iba a publicar nada. Dentro de un par de horas tengo que coger un tren para Varsovia y voy a estar el resto de la semana sin internet, así que le había pasado la patata a Zarza. No obstante, acabo de entrar en el blog de Estantería compartida y me he encontrado con ESTA reseña.

El libro en cuestión se titula Más allá del velo y su autora es una tal Silvia Barbeito. Y la sinopsis de esta obra es tan... indescriptible que no he podido resistir la tentación. Tengo que hablar de ella, aunque sea en un mini-entrada. Así que, sí, queridos hierbajos, he aquí la tercera entrega de No, en serio, ¿quién escribe las sinopsis?

Por favor:

viernes, 26 de junio de 2015

El verano de los náufragos, de Sergi Carballo Losada

Título: El verano de los náufragos
Autor: Sergi Carballo Losada
Este libro es por el momento inédito, por lo que no hay ni portada ni sinopsis disponible en internet. La sinopsis que os incluyo a continuación es una que me ha proporcionado el autor.
«El verano en que Javi Roto recibió su primer beso comenzará su peregrinación en busca de la felicidad, la madurez y aquella isla de la serenidad a la que todos aspiramos.»

En efecto, queridos hierbajos y hierbajas, llego hoy con una nueva víctima voluntaria. Así que aprovecharé para darle las gracias a Sergi Carballo por enviarnos su novela: querido autor, el helado es tu amigo, en tamaño industrial.

La verdad, no sé ni por dónde empezar con esta novela. No sé si podéis haceros una idea de hasta qué punto estoy decepcionada. Es más, puedo deciros con exactitud cuál fue la página en la que ya dejé de hacerme ilusiones y me resigné a no poder incluir este libro en la sección de Honrosas excepciones: fue la página 64. Hasta ese momento, había sido inmensamente feliz. No era perfecto, pero el título era tan bonito, y la voz narrativa… Ah.

En fin, voy a intentar no acelerarme. Seguiré el orden habitual.

¿Qué decir de la sinopsis? No veo la relación con la historia, honestamente. Primera noticia de que el protagonista se apellida Roto, no es importante para la narración; acabo de comprobarlo y veo que se menciona una única vez y tal que de pasada en el texto (a diez páginas del final, que yo ni lo había visto). Más cosas: la historia no narra la «peregrinación» del personaje, sino las peripecias de su verano hasta el momento del beso; lo que ocurra en la vida del personaje después del punto final ya es otra historia. Vamos, que no.

Veamos si puedo contaros de qué va el asunto. Esta es la historia de un chavalín que se va a pasar las vacaciones de verano al pueblo materno (una aldea diminuta en mitad de la verde y bella Galicia). Allí, va a fiestas de pueblo, monta en bici, conoce a una chavalina por la que se pilla y se acuerda de una chica que el año anterior murió en un accidente de moto durante las fiestas. Y ya.

lunes, 22 de junio de 2015

Yo también quiero ser escritor (7)

Dios. He quedado tan traumatizada con el incidente de la puntuación en los diálogos en el Yo también quiero ser escritor (3). Todavía sigo preguntándome si no será que la regla ha cambiado en estos últimos años. Tengo un recuerdo bastante claro de mi profesor explicando la puntuación tal y como yo os la conté en su momento. Puede que lo recuerde yo mal (o que lo entendiese mal en su momento), no os digo yo que no, pero... ¡Ay! Y además lo que dice la Ortografía de 2010 es tan rematadamente FEO. Quiero llorar a lágrima viva. Es como: mira, si me vas a plantar ese puntaco ahí, mejor que me tiras un párrafo aparte, porque queda estéticamente mata'o. Siguiendo la regla de que la raya es más o menos equivalente a los paréntesis, un ejemplo de esos podría traducirse en:

Eres un monstruo. (Me miró a los ojos, sin sonreír). Te odio.

De verdad. ¿Qué diantres hace ese punto saliéndose de su paréntesis? Y además, así parece que el enunciado principal queda cerrado dos veces y el aparte, ninguna. Me dan ganas de volver a meter el punto en su sitio a tortas. Pero, claro, no puedes poner el punto antes de la raya de cierre. Con lo bonita que era la forma que me enseñó mi profe...

Bueno, ya dejo de lloriquear. No tiene sentido ponerse a discutir con la RAE. Yo en mi vida privada puedo puntuar como quiera. ¡Y nadie podrá impedírmelo! ¡MUAJAJAJA!

En fin, que yo estaba aquí para seguir con el siguiente artículo de esta sección. Sí, eso: aquí vuelvo yo para retomar las cosas donde las dejé. Ya habéis visto que le hemos dado un pequeño cambio de enfoque a esta cadena de artículos, metiendo dentro del proyecto el Servicio de correcciones y todo el percal. Y me enorgullece decir que la cosa va viento en popa.

Está bien. Estábamos hablando de reglas ortográficas, si hacéis un poco de memoria. Y yo sigo desde donde me quedé.

Así que... ¿tú también quieres ser escritor?

Pues sigue leyendo.

lunes, 15 de junio de 2015

Los Innombrables (13)

Vuelven los Innombrables, en su décimo tercera entrega.

En fin, yo llevaba reservando este archivo varios meses ya. No por nada: esperaba que apareciese un compañero adecuado para esta joya. No obstante, he decidido tirar oficialmente la toalla (últimamente no tengo demasiado tiempo de leer cosas nuevas para el blog), así que voy a poner esta entrega dedicada (forzosamente) a un único libro.

Espero que la disfrutéis.

lunes, 8 de junio de 2015

El cuaderno de Aroha, de Francesc Miralles

Ups... Este no es. Fallo mío.
Título: El cuaderno de Aroha
Autor: Francesc Miralles
«Josan pasa las vacaciones de verano con su abuelo en un hotel de la costa. Mientras trata de planificar el futuro inmediato, dedica su tiempo a leer libros de filosofía y a interrogarse sobre lo divino y lo humano. Durante una siesta fallida, encuentra bajo el colchón de su cama un diario como los que guardaba su abuela de su infancia. Sobre las tapas de cuero, alguien ha escrito con purpurina plateada: DIARIO DE AROHA. Fascinado con este hallazgo, Josan pasa los días siguientes leyendo el diario de una joven que, a punto de cumplir los dieciocho, dice odiar a sus adinerados padres y todo lo que ellos han dispuesto para su vida. Dentro del diario, Josan encuentra una fotografía. Detrás de ella, Aroha ha escrito: “Búscame y te encontrarás”.»

What. The. Fuck?

Este :D
Queridos hierbajos y hierbajas, aquí tenemos un ejemplo de sinopsis redactada por una persona que no se ha leído el libro. Claramente.
  1. ¿Qué «planificar su futuro inmediato» ni qué ocho cuartos? El niño más bien está intentando no mirar demasiado hacia adelante. Está demasiado ocupado intentando sobrevivir a la perspectiva de una semana de vacaciones horrible. 
  2. ¡Que lee libros de filosofía! El único libro que toca en toda la novela es uno que está leyendo su abuelo, y es para decir «¿qué es esto?». 
  3. Interrogantes, los justos. Ni divinos, ni humanos, ni extraterrestres. 
  4. El niño compara el cuaderno con los viejos diarios de su bisabuela, no su abuela (y además es un dato anecdótico, no sé por qué alguien lo pondría en la sinopsis). 
  5. Lo de que las letras están puestas con purpurina (aparte de que es algo que no puedo imaginar, escribir con purpurina, y me parece un trabajo sucísimo e innecesario. Zarza: y cursi. Y ochentero.) es probablemente la cosa más peregrina y poco importante de toda la novela, y resulta por completo injustificado que se le conceda este lugar de honor en la sinopsis, como si luego fuese a tener algún tipo de importancia para la trama. 
  6. Lo del tema de los odios de Aroha: reto al escritor de la sinopsis a que me busque una cita en el libro que sostenga tal afirmación. 

Como diría mi abuela, los hay
que nacen con estrella...
En serio, es que no me explico cómo es posible que, viendo este desaguisado, el autor no se ofreciera a redactar la contraportada él mismo. Es decir, yo lo haría. ¿No le informaron del destrozo que iban a hacer? ¿El pobre hombre se enteró cuando le enviaron el libro ya encuadernado y listo para empezar a repartir por las librerías? ¡Virgen santísima!

A veces me dan ganas de comprar uno de estos libros y luego denunciar a la editorial por publicidad engañosa, o alguna gilipollez relacionada. Sólo por joder. Por quejarme, y eso.

En fin. Este libro ha sido una recomendación de Nuni, que llegó a este Jardín como usuaria anónima y que además nos ha facilitado muy amablemente un ejemplar de la novela para la lectura. ¡Muchas gracias!

Pues, una vez hechas las presentaciones de rigor, entro al trapo.

jueves, 4 de junio de 2015

Las referencias en la literatura


Bu.

Recientes acontecimientos en el blog (para los que no os hayáis enterado, podéis cotillear aquí) me han hecho plantearme un tema al que nunca había prestado verdadera atención, si bien lo había observado un par de veces: las referencias en la literatura.

Aparentemente es una creencia extendida que el hecho de que una novela tenga referencias a otras obras le suma automáticamente calidad literaria. Es un concepto que me parece absolutamente fascinante. No sólo por lo hípster que es, sino porque peca de un vampirismo intelectual que a mi entender se da de tortas con esa obsesión con los derechos de autor tan de este siglo.


Para que nos entendamos, para mí tiene el mismo sentido que si me decías que Alfanhuí es una novela de gran calidad literaria porque en ella se mencionan muchos colores. Sólo que en versión más pretenciosa (**winkwinkVirginiaWoolf**).

Digamos que os presento el siguiente relato:
Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com