Donde la literatura y la maldad se toman un té

sábado, 26 de noviembre de 2016

Mix mini-opiniones de Ortiga #2

Pues vengo con otra entrada de mini-opiniones. Estos días, creo que ya os lo dije, me he apropiado del Kindle de mi padre y la verdad es que me paso la mayor parte del tiempo leyendo. Nunca pensé que llegaría a decir esto, pero… quiero un Kinder Kindle. Sí, soy una traidora, lo sé. La carne es débil. Los ojos, también. Donde antes me tiraba doce horas al día delante de la pantalla del ordenador, leyendo, escribiendo, corrigiendo y, sí, no lo negaré, perdiendo el tiempo en internet de maneras de lo más variadas; donde antes terminaba con los ojos a punto de caérseme de las cuencas de tanto mirar la pantalla; el Kindle me ha devuelto la ilusión de leer horas y horas y horas sin tener que preocuparme de acabar quedándome ciega antes de alcanzar siquiera los 30.

Quiero un Kindle. Que me perdonen los libros.

El caso es que llevo leyendo sin parar durante la última semana, así que tengo material nuevo sobre el que escribir.

Y aquí vamos.





Saga Destrózame
Tahereh Mafi [Zarza: Taherehé ha de he de hebe tu de hebere...]

Os voy a dejar las portadas de los libros para que veáis los títulos (son tres libros principales y dos historias intermedias más cortitas protagonizadas por los dos pretendientes de la prota, es posible que la saga no esté acabada, esto es lo que hay publicado por el momento). Sin embargo, no voy a tomarme la molestia de hablar de cada libro por separado: son novelas bastante cortas y de lectura rápida y cada una retoma exactamente en el mismo punto en el que terminó la anterior. Así pues, os voy a dejar, como digo, las portadas y solamente la sinopsis del primer libro (por aquello de no hacer demasiados spoilers, por si alguien se pretende leer la saga [aunque ya os aviso de que mi opinión sí que va a contener spoilers, así que… meh, en realidad daría igual. Dejémoslo en que solo pongo la primera sinopsis porque soy vaga y porque me da la real gana]).

Recordad leer bajo vuestra responsabilidad.

«Juliette no ha tocado a nadie desde hace exactamente 264 días. La última vez que lo hizo, mató a alguien [Ortiga: eso es de la sinopsis, no lo he añadido yo] ocurrió un accidente. Ahora está encerrada por asesinato y en constante estudio por el gobierno en el poder: el Restablecimiento. El mismo que prometió a sus ciudadanos solucionar el desastre que Juliette observa a través de su ventana: no hay pájaros en el cielo, los árboles ya no existen, la gente muere por enfermedad y los supervivientes susurran "guerra". Pero un día, llega un compañero de celda, Adam, y Warner, el hijo del líder del gobierno se obsesiona con ella. La situación de Juliette cambiará hasta límites insospechados, obligándola a tomar una decisión: ser un arma o convertirse en una guerrera.» [La puntuación es terrible en esta sinopsis, por cierto.]

Esta saga podría resumirse entera en «Oh, Dios mío, cuantísimo DRAMA». No solo eso. Los personajes, además, te dejan sin palabras. Quiero decir, tú podrías coger por banda en un momento dado a literalmente cualquier personaje de esta historia y decirle «Tú, para ser tan tonto, has aguantado como… como mucho tiempo. Vivo, quiero decir. ¿No?». De verdad, la saga al completo parece un macro concurso de a ver quién es el yogurt más tonto del pack. Y la competencia está muy reñida. Es francamente asombroso.

Si algo tenía de interesante el primer volumen era la manera en que la autora había decidido construir la autoridad racio-emocional de la protagonista (narradora además en primer persona): tachones, repetición de palabras, obsesión por contar las cosas, flujo de conciencia algo caótico… Por desgracia, como suele pasar en este tipo de casos, esto se va degradando conforme avanza la saga. Además, la autoridad racional se ve MUY afectada por el hecho de que la protagonista se dedica a utilizar un montón de referencias que no tiene sentido que estén en su realidad cotidiana, ya sea por momento temporal o por el hecho de que, ejem, ha estado bastante aislada casi toda su vida.

En fin, tenemos un personaje que ha sido durante toda su vida víctima de una forma de abuso terrible: todo el mundo, incluidos sus padres, están aterrorizados de ella y la consideran un monstruo, la insultan, la persiguen, la alienan, la someten a todo tipo de experimentos y al final la encierran en aislamiento y tiran la llave, la abandonan en una diminuta celda sin posibilidad de ver a ningún otro ser humano o comunicarse con nadie, casi matándola de hambre y en condiciones de vida y salubridad muy cuestionables. La vida del personaje es una constante lucha por intentar mantener su propia cordura, por intentar no ser aquello de lo que todo el mundo la acusa. Y ella misma no sabe siquiera si ya ha perdido la batalla o la partida aún no ha terminado.

Este es un tipo de personaje con el que se podrían hacer tantísimas cosas (ya hay unos cuantos personajes en literatura, series y películas que parten exactamente de este mismo trasfondo). Prometía. No obstante, Tahereh Mafi se las ingenia para pasar de tener un personaje con potencial y conflictos a tener un pobre conejito que se arrastra por ahí lloriqueando y pensando constantemente en su amor truncado con el pipiolo de turno [Zarza: un conejito y un pipiolo pueden amarse, pero... ¡¿dónde vivirían?!]. Todo lo que hacen los tres personajes principales de esta saga (la prota y sus otras dos esquinas del triángulo amoroso, chico bueno-chico malo) tiene como motivación la infatuación amorosa. Los dos personajes masculinos tienen como una o dos acciones (en total, no cada uno) que llevan al cabo al margen de sus sentimientos hacia la mozuela. La vida y obras al completo de la chica en cuestión, sin embargo, gira en torno a lo que está dispuesta a hacer o no hacer por sus intereses amorosos, nunca llega a hacer nada por o para ella misma y por el camino se dedica a llenar páginas y páginas con sus lloriqueos apocalípticos porque su vida en muy dura, porque no puede estar con el chico al que quiere, porque le echa de menos, porque el que ella quiere no puede tocarla, porque el otro le empieza a hacer tolón también y, ¡oh!, menudo problemón. Y por qué coño no se suicida de una vez y deja de hacernos sufrir a todos es una pregunta que me he hecho con frecuencia.

Todo esto que os digo es así a lo largo de la saga hasta llegar al tercer libro principal. En el tercero algo cambia: ella de pronto empieza a tener motivaciones propias (aunque la pobre sigue siendo retrasada y sus motivaciones la llevan a querer hacer una guerra particular contra el gobierno en el poder a pesar de que del grupo de rebeldes de más de 100 personas ahora sólo quedan 9). Las nuevas motivaciones de la prota no le impiden, sin embargo, seguir haciendo vida amorosa en mitad de todo el jaleo, así que sigue habiendo unas cuantas escenas de manoseo explícito. En este tercer volumen, la atención del triángulo amoroso cambia de vértice y el vértice desplazado se convierte en un puto psicópata. Estoy algo sorprendida de que esta haya sido la segunda saga que me leo seguida en la que la trama se posiciona activamente contra una relación abusiva (para sustituirla por otra más chachi): el chico rechazado se ha ido poco a poco convirtiendo en un cabrón desquiciado que se desquita gritándole todo tipo de barbaridades a la protagonista (entre ellas sobresale una de la talla de que la prefiere muerta antes que colada por su enemigo, el muy proverbial «si no puede ser mía no será de nadie», vamos). Me gusta que esta relación termine, obviamente, lo que no me gusta ya tanto es que todos los personajes (tanto la protagonista como todos los secundarios) se tomen el abuso de él de una manera tan tranquila: la versión oficial es que «es un buen chico», pero «lo está pasando mal» y «ya se le pasará». No, disculpa, esta no es la reacción adecuada: el tipo es un colgado y lo que dice y hace no es justificable. Además luego el personaje está todo el rato arrastrándose por ahí lloriqueando y dramatizando, negándose a aceptar que la chica ya ha cortado con él varias putas veces y tocándole los huevos a todo el puto mundo, que no sé cómo nadie le echa del grupo de una patada en los huevos.

Por otra parte, todos los personajes son tan retrasados que no he podido parar de reírme. Así que en el fondo soy feliz.

¿Sabéis eso que dicen de que en Juego de Tronos no te puedes permitir encariñarte con ningún personaje porque en el momento menos pensado alguien se lo va a cargar? Con esta saga pasa algo parecido, solo que el problema no es la muerte: no puedes permitirte tener esperanzas con un personaje que pueda parecer en principio un poco más espabilado que los demás, porque sabes que en el momento que menos te lo esperes le dará un ictus y se quedará tonto perdido. Es ley de vida en estos libros.

Habría tantos ejemplos que podría poneros de lo extraordinariamente CORTOS que son todos los personajes. Ejemplo número uno: los extremos masculinos del triángulo amoroso son en principio inmunes al toque mortífero de la protagonista (por eso de que si no la pueden tocar, poco futuro hay en las escenas de manoseo), al principio no se sabe por qué hasta que empiezan a hacer pruebas con uno de ellos y descubren que tiene él también una habilidad especial que le protege, y a continuación nos enteramos que este muchacho es hermanastro del otro extremo masculino del triángulo, pero la protagonista continúa durante capítulos y capítulos preguntándose en su fuero interno cómo es posible que el otro chico pueda tocarla, que debe de ser una coincidencia de lo más fortuita. Ejemplo número dos: el líder del movimiento rebelde de personas con poderes especiales es un líder supuestamente muy carismático al que todo el mundo sigue y respeta, y que sin embargo se dedica a ejercer su influencia por medio de comentarios y comportamientos tan pasivo-agresivos que a mí me costaba leer esto por la noche sin despertar a todo el edificio a carcajadas; también está el hecho de que este hombre tiene la candidez más contradictoria que he visto nunca, por un lado está obsesionado (y con razón) con mantener la seguridad del complejo de la base rebelde secreta, pero luego deja que sus enemigos capturados se paseen libremente por las instalaciones bajo palabra de que se han vuelto buenos y quieren ayudar (transformaciones milagrosas de un par de días). Ejemplo número tres: en un momento dado los rebeldes hacen prisionero al extremo malo del triángulo amoroso y lo están reteniendo en su base secreta subterránea, a la prota le piden que lo interrogue por una serie de motivos (algunos definitivamente mucho menos válidos que otros) y la prota accede, pero solo para pasarse todo el rato hablando con él de colegueo sin llegar a hacerle en ningún momento ninguna pregunta relevante para la causa, hasta que él mismo se ofrece a darle información que ella no le ha pedido, porque sí (igual estaba tan cansado como yo de esperar por una pregunta que no iba a llegar nunca, ¡menos mal que la prota estaba muy preocupada por rescatar a un par de colegas rebeldes a los que los malos tenían secuestrados y probablemente torturando mientras ella mata el tiempo de palique!).

¿Queréis que siga hablando de cosas absurdas? ¿Qué tal preguntarse por qué el líder del movimiento se empeña en encomendarle las misiones más importantes y arriesgadas a tres personajes que son poco más que adolescentes (en torno a veinte años), dos de los cuales se han unido a la causa hace un mes, cuando tienen hombres adultos de confianza por ahí rondando? O, de verdad, ¿cómo es POSIBLE que la chica esté en mitad de una situación de guerra inminente y todavía le quede tanto tiempo para lamentarse por sus miserias amorosas? Yo dedicaría al menos una pequeña parte de mis energías a preocuparme por el hecho de que podría estar muerta al día siguiente, no sé, seré rara. ¿Por qué la protagonista se empeña en hacer referencia a otro personaje como si hubiesen pasado mucho tiempo juntos, haciéndose amigos, compartiendo experiencias, y se lamenta porque se han distanciado, cuando la realidad es que pasó con ese personaje poco más que unos minutos (porque en total no sumaría probablemente ni siquiera más de una mísera hora completa)? Estoy alucinando. Y no hablemos de la historia de amor porque me caliento. Vamos, no me parece ni medio normal que los dos pipiolos no lleguen a tener ni una mísera conversación, ni una, sus interacciones se reducen a cuatro o cinco palabras y a manosearse. Las únicas conversaciones que tiene la niña son con el chico malo. Triste, triste, triste. Además, me irrita esta estrategia nada disimulada por parte de la autora, e plan: bueno, a ver, no voy a poner que mi personaje se queda con los dos pipiolos a la vez, claro, eso sería demasiado acaparador, pero... al menos tendrá que catarlos antes de decidir, ¿no? Muérete ya. Por favor y gracias.

¿Qué más cosas me estoy dejando en el tintero?... Me he divertido tanto con esta historia. Pero todos sabemos que tengo mala memoria y si no me apunto cosas luego acordarme de ponerlas aquí es complicado.

El tercer libro es tan apoteósico como los demás: la prota hace un plan para cargase el gobierno en el poder (y quien dice plan dice, bueno, que tiene una idea y no hay detalles de ningún tipo, pero seguro que todo sale bien) y… ponerse ella misma como líder supremo una vez que haya matado al actual. A todo el mundo le parece muy bien. Además ella es ahora virtualmente imparable e indestructible: es una Mary Sue de pies a cabeza que por fin descubre el verdadero alcance de sus poderes, a saber, no solo matarte con su contacto, sino ultra fuerza, ser capaz de volver su piel antibalas e indestructible y, de alguna manera, capaz de proyectar su ultra fuerza para destruir cosas a distancia, sin necesidad de tocarlas (lo cual además incluye una variante de mover en vez de pulverizar, similar a la telekinesia). Con dos cojones y porque, puestos a fardar, pues vamos a hacerlo a lo grande.

Así que… la niña dispara al malvado líder supremo del país y se autoprocalama miss universo. Todo el mundo aplaude y la respetan y ya no la odian ni le tienen miedo. Porque, ya sabes, cuando una tía indestructible y con poderes sobrehumanos, a la que no conoces en persona (pero de la que te han dicho que es psicótica y ha estado encerrada en un psiquiátrico), llega y se carga al desquiciado de turno en el poder que te tenía esclavizado… no hay nada de lo que preocuparse.

¿Qué podría salir mal? :D

6 comentarios :

  1. ¡Hola, Ortiga!

    Tengo un kindle que me regalaron mis padres por reyes (idea de mi padre, que tiene uno desde hace años) y la verdad es que te puede venir muy bien porque no cansa a la vista, puedes ajustarte la luz, puedes poner el tamaño de letra que quieras, es ligero y puedes llevar un porrón de libros en muy poco espacio y lleva diccionarios incorporados, para cuando leas en inglés. En un principio no quería, pero he de reconocer que me ha venido genial.

    La verdad es que tiene pinta de ser una saga con mucho drama ( casi al nivel de El secreto de Puenteviejo, a juzgar por lo que acabo de leer) mucha tontería y muy típico, muy del estilo de lo que están sacado últimamente. La historia de amor parece que siempre, SIEMPRE, tiene que estar en este tipo de libros ¬_¬. Y respecto al último párrafo... En efecto, ¿qué podría salir mal? :D Y si algo sale mal, entonces se puede poner la típica excusa de "¡en mi cabeza tenía sentido! D:"

    Carol

    Pd: ¿Se pueden hacer recomendaciones en el buzón, o todavía no? :)

    ResponderEliminar
  2. El buzón va a seguir cerrado por el momento. Lo siento en el alma. Simplemente no tenemos tiempo para aceptar trabajo extra además del que ya nos damos nosotras solas... ^^' Estamos teniendo unos cuantos años muy atareados. A ver cuándo podemos tener más tiempo libre y entonces se reabrirá.


    Con amorr (a los Kindles),
    O.

    ResponderEliminar
  3. El Kindle es uno de los mejores inventos que existen. Tengo 14 libros bajados de Amazon, 4 diccionarios, un montón de PDFs académicos y un par de títulos que no se consiguen en ningún lado, salvo en la red. Te deja subrayar y anotar, y tiene una especie de señalador. Y todo en un cosito que entra en un bolso. Es de lo más práctico.

    Lamento el exabrupto, soy lectora vieja y me fastidian muchísimo esos memes sensibleros sobre los libros de papel XDDD

    A los verdaderos lectores les importa un cuerno el formato. Y las portadas, ya que estamos :P

    ResponderEliminar
  4. Hola Ortiga!
    Yo tengo miedo de tener uno por lo mismo que tú, pero sé que soy débil y algún día acabaré comprándome uno.
    Supongo que puede ser útil por esos libros que no sabes si vale la pena comprar y que ocupen espacio en tu habitación y tu vida.

    No he leído la entrada, pues tengo pendientes estos libros, me enamoré de las portadas y me parece bastante guay el hecho de que una persona pueda matar con solo tocar. Pero, ¿ves? Éste sería la clase de libro en que me leería el primero en Kindle y juzgaría si vale la pena embarcarse en los otros.

    Por cierto, no sé cómo he llegado hasta allí, pero de repente he aparecido mirando una taza de zorro super mona que me ha recordado a Kant.
    http://hostiaqueguapo.com/portfolio/taza-zorro/

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Holiiii
    He leído poquito de tu reseña por eso de contener spoiler, ya que quiero leer el libro pero es que me parto contigo de verdad. Me encantan tus reseñas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo estaba averiguando el precio del kindle para regalármelo esta navidad. Es que vivo en un depto muy chico y la biblioteca que tengo está que revienta. Ya vengo leyendo en la pc o el celu y eso me deja los ojos en un estado lamentable.
    Sobre la saga, le vengo huyendo desde que salió, porque me gusta llevar la contra y tenía amigas que lo ponían como la mejor cosa que se hubiera escrito. Gracias por la mini opinión, ha sido muy útil. Seguiré huyendo.

    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com