Donde la literatura y la maldad se toman un té

lunes, 29 de diciembre de 2014

Los Innombrables (10)

Esto está más muerto que la colección de pájaros de Zarza. Parece que si no estoy yo para animar el cotarro, todas las ratas abandonan el barco [malas hierbas traidoras...].

Pero bueno, hoy tengo internet, así que os dejo esta entrada. Aunque conste que yo estoy de vacaciones, así que se trata de una aportación extraordinaria, en vista del silencio atronador imperante.

Sep. Décima entrega de Los Innombrables. Caen como moscas. Empieza a ser agotador, de verdad.

Tengo ganas de poder escribir una crítica como Dios manda de una vez, pero es que hay libros de los que sencillamente me siento incapaz. Y últimamente son estos los únicos que me encuentro. La culpa es vuestra, claro está, porque hace ya tiempo que todo lo que estoy leyendo son recomendaciones vuestras en el buzón: la lista crecía tan deprisa, y a mí me agobiaba tanto dejar que se descontrolase, que no he estado dedicando tiempo a lecturas por iniciativa propia últimamente. Así me va.

Tengo la esperanza de ponerme al día con mis asuntos en este mes que va a estar cerrado el buzón [tenía escrita esta entrada desde hacía tiempo, ¿se nota?], y a ver si así cuando empiece el nuevo año puedo buscar algo más de variedad. Pero bueno, no os aburro con reflexiones mías internas: entremos en materia.

Pues os traigo una vez más dos novelas que nada tienen que ver la una con la otra. La primera es un libro porno [para adolescentes, pero porno al fin y al cabo]. La segunda es una secuela y va de vampiros [uh… más o menos (ambas cosas)].

En fin. Veamos cómo sangran.

Atención spoilers.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Cumpleaños en el jardín


¡Sorpresa!

Ya. Lo sé, lo sé. Hay una aparente incongruencia entre el título de esta entrada y la imagen que he puesto. En fin, qué puedo decir... ¡Bienvenidos al mundo de las paradojas! [También conocido como el mundo en el que Zarza es un desastre y no apunta el día en que fue creado nuestro querido jardín de maldad].

Las demás malas hierbas y yo sabemos que fue en algún momento a mediados de diciembre, así que, técnicamente, el cumpleaños del jardín podría ser hoy... o podría no serlo. ¡Gato de Schrödinger! La cuestión es que hemos decidido celebrarlo en enero, aprovechando las Navidades, el solsticio de invierno, el año nuevo y el hecho de que estamos muy cerca de los 200 seguidores. Todo junto. Siendo una ocasión tan especial, no sería nada descabellado que celebráramos un sorteo, para conmemorar un año de risas malévolas con vosotros [*guiñoguiño*].

Por cierto, si notáis el blog algo vacío estos días, no os inquietéis. Lo que sucede es que Cardo está missing, Cicuta es una rebelde sin causa (Cicuta, I'm watching you), Ortiga no tiene internet (según ella le pilló de sorpresa porque lo sabía, pero no lo sabía... [Hablando de gatos de Schrödinger])... Y luego estoy yo, que no tengo excusa. Pero no me miréis mal (o hacedlo, como veáis. En cierto modo me haría ilusión que por mi causa os salieran arrugas, o miopía). En serio, estoy preparando una entrada algo más detallada sobre El nombre del viento, que sé que hubo entre vosotros quien se quedó con las ganas. Ya veréis, en breve tendréis noticias mías. Voy a ser una mala hierba responsable.

Y en fin, os dejo con el dilema de decidir si felicitarnos o no por el cumpleaños del blog (o el no-cumpleaños). ¡Muajajajajaja!

No os quiere,

Z.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Mini-retos para el evento «Yo también quiero ser una mala hierba»


Quizá alguno de vosotros haya caído en la cuenta de que ya deberíamos haber hecho público el reto final del evento. O quizá no.

Poco importa. El caso. Sí, el reto final ya debería haber sido publicado, el lunes pasado, para más señas. Así que… ¿por qué llego yo este lunes con algo que tampoco es el reto final?

Porque estoy intentando ganar tiempo. Todavía me quedan por corregir unas 50 páginas de Pacto de sangre, de Fernando Claudín [Dios, hay días que pienso que no lograré acabarlo nunca… hay tantas cosas que señalar]. Así que ya veis, estoy intentando posponer lo máximo posible el final del evento para intentar que me dé tiempo a terminar esa cosa, para tenerla lista para el sorteo.

Así que se me ha ocurrido esta idea: mini-retos.

Estos son retos fáciles y rápidos que puede hacer quien quiera. Son independientes de los bloques y ni quitan ni suman nada a la hora de acceder al reto final (aún por publicar), simplemente os pueden dar algunos puntillos extra, para el que le interese.

jueves, 11 de diciembre de 2014

La presa y Kenzaburo Oé

Nueva entrega de Los olvidados, la sección fantasma del jardín. 

No, en serio. Moríos todos.

¿Sabéis? Hoy he tenido una noche extraña.

Eso quiere decir que he tenido pesadillas (suceso bastante habitual en mí), pero además se me ha pegado una canción. Sé que hay gente a la que se le pega una canción cuando están despiertos, pero a mí me sucede de vez en cuando en sueños.

Y es infernal.

Es una maldita tortura, así que no pienso escuchar White Teeth Teens en un mes por lo menos. Lo cual me fastidia, porque me gusta esa canción. Me hace pensar en una especie de Lolita moderna y me dan ganas de escribir relatos sórdidos. Pienso en criaturas salvajes, tiernamente salvajes, radiantes, y a la vez rotas, voraces. Pienso en una violencia ingenua y desesperada. Y quiero escribir sobre ello. Y no tengo tiempo. AGH. Así que he escrito un relato al respecto, pero me he atascado en el final (todo esto en sueños, insisto), y ahora que han pasado varias horas desde que me he despertado no me acuerdo de nada. Además, estaba estresada porque tengo bastantes cosas pendientes para el blog (no soy como Ortiga, que es muy organizada y hacendosa, lo mío es crecer a lo loco), así que en uno de mis sueños he escrito la siguiente entrada, y me ha dado tiempo para preocuparme antes de despertarme porque me parecía que el resultado era demasiado corto.

Afortunadamente de esto sí me acuerdo y me ha dado tiempo de apuntarlo.

Últimamente me ha dado por leer autores japoneses, así que hoy vengo a hablaros de Kenzaburo Oé y una novela corta suya, La presa (en realidad es un relato largo. Os he mentido). De este autor también he leído Arrancad las semillas, fusilad a los niños, y por las similitudes entre ambas historias, también comentaré algunos aspectos de esta otra novela.

martes, 9 de diciembre de 2014

Cambio en las reglas «Yo también quiero ser una mala hierba»

¡Bu!

Sorpresa. He leído que había gente por ahí freaking out porque no dábamos señales de vida, pero ¡que no cunda el pánico! Las malas hierbas nos hemos fugado a Barcelona. Se suponía que yo tenía que subir una entrada antes de marcharme, pero se me olvidó. Qué pasa. Soy una zarza, no me pidáis orden cuando es evidente que lo mío es el caos. Uhm. Se suponía también que Cicuta iba a subir algo (Cicuta, I'm looking at you).

En fin, hemos vuelto.

La cuestión es que finalmente hemos aprobado la idea de permitir hacer los retos de forma salteada, sean del bloque que sean. Eso sí, nosotras somos vagas y sólo seguiremos el recorrido de la persona que más retos haya hecho de forma ordenada. He dicho.

Lo que no os he dicho es que los amaneceres en Barcelona son maravillosos. Os dejo una foto mía subida a una cornisa (no llevo a Kiki sobre la cabeza porque se me olvidó. Lo sé, lo sé. Soy un desastre).

On top of the world



Evento patrocinado por...

Somos dos chicas aficionadas a la lectura y en nuestro blog podéis encontrar reseñas de todo tipo y otras secciones interesantes como debates o nuestra Cadena de libros. Estamos encantadas de ser patrocinadoras de estas Malas Hierbas para que desarrollen el macabro plan que se traen entre manos y nos hagan la vida un poquito más feliz a todos.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Yo también quiero ser escritor (4)

Sobre desfamiliarización y por qué a los escritores sus familias no los quieren. 


Aquí ZarzaRoja, cambio. 

… 

No me hagáis caso, llevo unos días muy tontos. Cada vez que hablo por Skype con Cicuta utilizamos el cambio y corto porque internet va como quiere y sino es muy difícil mantener una conversación a derechas. Pero reconozco que me gusta. Me recuerda a aquel año en que me regalaron un par de walkie-talkies y mi hermano se empeñó en que aprendiéramos código morse. Sus primeras palabras fueron: H-O-L-A, V-A-C-A. Las mías: A-D-I-Ó-S, F-O-C-A. 


Vosotros diréis lo que queráis, pero habríamos sido los agentes especiales más guays del universo. Sabíamos de todo. Juntos aprendimos conocimientos muy necesarios para desenvolverse en el mundo, por ejemplo, a usar palillos chinos robando la comida del plato del otro y a atar nudos marineros amordazándonos a sillas. Aprendimos a escribir quenya para insultarnos en otro alfabeto y a cazar pulpos con las manos. 

Y también aprendimos morse en una tarde. 

Me gusta el código morse. Me recuerda a Tintín, a El conde de Montecristo, a Balto y a H-O-L-A, V-A-C-A/A-D-I-Ó-S, F-O-C-A. A cosas importantes. Me gustaría tener uno de esos telégrafos que había que ir pulsando con el dedo. Stop. Y un gramófono. Siempre he pensado que los gramófonos son como aparatos de morse, pero con trompeta. 

Stop. Cambio. 

No sé si os habréis dado cuenta, porque de hecho este es un intento muy pobre (estas cosas se me ocurren cuando tengo que escribir literatura, pero ahí de mí como tenga que pensar ejemplos con fines didácticos): lo que he estado haciendo ahí arriba se llama desfamiliarización. Técnica también conocida como extrañamiento

Hace unas semanas, nuestra querida Amaranto preguntó al respecto y yo me comprometí a escribir una entrada desarrollando el tema. Bien. Aquí me tenéis. 


¿Qué es la desfamiliarización? 


jueves, 27 de noviembre de 2014

Anuncio sobre el buzón


¡Bu!

Autores del mundo… Respirad de alivio. Ortiga se va a tomar un descanso en el buzón de sugerencias. Hasta el 1 de enero no aceptaremos recomendaciones para las malas hierbas. Sí, soy muy consciente de que, aunque Ortiga tiene muchas novelas pendientes, mi lista sólo tiene dos libros y dos prólogos, pero os aguantáis. ¡Muajajajaja!

Lo dicho, a partir del 1 de enero volvemos a estar abiertas a sugerencias. Por el momento, si queréis, podéis usar el buzón o esta misma entrada para expresarnos vuestro odio e indignación :3


No os quiere,

Z.



Evento patrocinado por...

Somos dos chicas aficionadas a la lectura y en nuestro blog podéis encontrar reseñas de todo tipo y otras secciones interesantes como debates o nuestra Cadena de libros. Estamos encantadas de ser patrocinadoras de estas Malas Hierbas para que desarrollen el macabro plan que se traen entre manos y nos hagan la vida un poquito más feliz a todos.

martes, 25 de noviembre de 2014

Los Innombrables (9)

Cómo se nota que las recomendaciones las elegís a conciencia, hierbajos. Sois lo peor. Deberían cortaros.

Pero bueno, por mí no os cortéis, ¿eh? [:D]

Pues sí, novena entrega de los Innombrables. Esta sección está cada día más llena. Y yo quiero llorar. A este paso tendré que poner un orden alfabético en el índice.

En esta ocasión vengo con dos obras que no tienen realmente nada en común. Una de ellas es estilo thriller, mientras que la otra es una paletada de vampiros de las del montón. Ni siquiera comparten el tipo de protagonista: por un lado tenemos a una Wannabe, por el otro, a una Mary Sue.

Lo cierto es que la diferencia de una a otra es tan abismal, que me había planteado meterlas en diferentes ediciones de los Innombrables, porque tengo otras novelas de vampiros y otras novelas no-fantásticas en recámara que serían susceptibles de aterrizar en esta sección. Sin embargo, he decidido finalmente que tanto da, que da lo mismo. Así que aquí os las dejo, las dos juntitas.

Espero que se os atraganten.

Atención spoilers.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Quinto bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


¡Último bloque, hierbajos! Después de este, sólo queda el reto final (que probablemente nadie va a hacer, pero nosotras vamos a publicarlo igual).

En fin, este bloque también está tematizado. Y en esta ocasión, la temática es el porno. Sí, no me miréis con esa cara. Porno. Porno. ¿A quién no le gusta el PORNO?

Nah, es (parcialmente) mentira. En realidad la temática es la sexualización innecesaria de la literatura y los comportamientos wtf en las relaciones amorosas.

¿Listos?

Las tres reglas de oro del evento:
  1. Los retos se compartirán a través de Twitter o YouTube bajo el Hashtag #porquelasmalashierbasnuncamueren[Si no tienes cuenta en ninguna de esas plataformas y quieres participar, ponte en contacto con nosotras.]
  2. Pon el link a tu reto en un comentario dentro de la entrada correspondiente de ese bloque de retos. [Si no nos facilitas este link no se te adjudicarán los puntos.]
  3. Ponte tu foto de mala hierba cada vez que publiques un reto. Recuerda, 24h. [El unicornio rosa te vigila. Y lo sabes.]

viernes, 21 de noviembre de 2014

No, en serio, ¿quién escribe las sinopsis? (2)

He decidido que me apetece ser puta (¡qué novedad!) y como la primera edición de esta sección ha tenido tanto éxito entre nuestros amados trols, hasta el punto de seguir llegando meses después y montando en cólera, he decidido darle a esto otra oportunidad.

Aunque si he de ser completamente sincera, ha sido algo un poco más fortuito. Resulta que acabo de entrar a mi perfil de blogger y justo ha coincidido que la última actualización era una entrada en el blog El final dela historia con novedades de Dolmen, que es la editorial a la que pertenecían precisamente los libros del primer No, en serio, ¿quién escribe las sinopsis?

No he podido resistirme.

Estas no son (¡ni de lejos!) tan jugosas como sus predecesoras, pero siempre puedo ponerme quisquillosa y creativa. En realidad su mayor problema (si no el único) es que están mal puntuadas. Así que esta entrada se la dedico a la gente que no sabe utilizar correctamente las comas, pobretas, ellas:

martes, 18 de noviembre de 2014

Las honrosas excepciones (1)

Hoy vengo a hablaros de dos libros que han hecho que me decida a inaugurar sección.

No quiero tampoco hacerme ilusiones, pero… ¡ojalá que tenga oportunidad de llenar esta sección tanto como se está llenando Los Innombrables!

Ya hablé en el blog de Mentes poderosas, de Alexandra Bracken, un libro que me encantó, y me hizo recobrar algo de esperanza en lo que a literatura juvenil se refiere. Recuerdo que, hablando con Zarza tras haberme leído la novela, me preguntó en qué índice iba a meter la crítica cuando la publicase en el jardín, refiriéndose a si iba a meter esa obra en la sección de Los olvidados (sección que, todos lo sabemos, tiene un nombre muy merecido [y no solo porque terceras personas la tengan un poco olvidada, ¿eh, Zarza? Indirecta sutil, **wink wink**]). Le dije que no. De hecho, le dije: «el libro es bueno, pero no es tan bueno». Es decir, tiene un núcleo (un núcleo que no es «el amor es chachi», me refiero), los personajes son tridimensionales y están construidos dentro de la narración, la selección de elementos/escenas es en general buena, la prosa demuestra intencionalidad a lo largo de la obra… Un buen trabajo, de verdad (y a mí personalmente me encantó, porque ese núcleo en concreto me gustó mucho). Pero también tenía sus cosillas: algunas escenas cojeaban en justificación, la historia de amor era un poco paletilla y un poco demasiado importante (también había un intento de triángulo, lo cual no deja de ser irritante)… Pero bueno, el conjunto resultaba de calidad moderada-buena (tirando incluso a bastante buena si tenemos en cuenta cómo anda la literatura juvenil hoy en día), así que se le podían perdonar algunas cosas.

Los dos libros de los que vengo a hablaros hoy van en esa línea, pero creo que son mejores (digo «creo», y en seguida veréis por qué, porque no puedo saber si hay un núcleo de experiencia). Siguen sin llegar a la categoría de un Olvidado, pero creo que merece la pena distinguirlos del grueso de libros que critico (además ya son tres, que queda mucho menos triste que crear una categoría para un solo libro [a menos que dicho libro sea una aberración, como Ex Libris, que claramente necesitaba una categoría para el solo (el hecho de que dicha categoría haya encontrado nuevos moradores a posteriori es otra cuestión)].

Así que, ya veis, Las honrosas excepciones va a ser la categoría en la que meta aquellos libros que sean algo más que meros abuelos Simpson y además se desenvuelvan en su cometido con dignidad o incluso con gracia.

Comencemos.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Yo también quiero ser escritor (3)

¡Buenos días, tardes, noches, hierbajos y hierbajas!

¿Cómo están mis plantas menos favoritas del universo en este día tan fantabuloso?

Yo hoy estoy mal. Acabo de ser severamente traumatizada. Una pensaría que, tras cierto tiempo leyendo lo que leo, ya tendría que estar curada de espanto, pero lo cierto es que los escritores aún consiguen sorprenderme. Además me pica la garganta, así que puede que haya pillado un catarro. O la gripe. Menuda lata.

El caso es que hoy, jueves 13 de noviembre, he sido informada de que se habían fallado los Bad Sex in Fiction Awards, y he ido a echar un vistazo a los fragmentos nominados. Por si a alguien le apetece espantarse un rato (y tiene buen nivel de inglés), AQUÍ os dejo el link. Para los que no… no desesperéis, porque lo cierto es que el fragmento que me ha traumatizado en este día tan maravilloso ni siquiera ha sido uno de los nominados a ese premio: ha sido algo que he leído en el blog Juvenil, fantástica o la que se tercie: Escuela Claudia del Moral para jóvenes y apasionados escritores. Ahí lo dejo, por si alguien le echa huevos.

En fin, ya sé que esta entrada se supone que va sobre escritura, no sobre… otras cosas. Pero ya deberíais saber que siempre que me traumatizo, voy a buscar compartir el trauma con otros incautos. De nada.
Dicho lo dicho, paso al tema que nos ocupa: tercer artículo de Yo también quiero ser escritor. Tercer tema.
Aquí los dos primeros:
-1: los tipos de escritor.
-2: lenguaje de los objetos versus lenguaje de la conciencia.

Hoy vengo a hablaros de los diálogos.

Así que… ¿tú también quieres ser escritor?

Pues sigue leyendo.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Arlia, Entre mundos, de Scarlett de Pablo y Alexia Goher

Título: Arlia — Entre mundos
Autoras: Scarlett de Pablo y Alexia Goher
«En el mundo hay fuerzas ocultas que se rigen bajo sus propias leyes. Escondidas en las sombras, la mayoría de los humanos desconocen su existencia. Sin embargo, Arlia se alza como soberana de ese submundo desconocido, con un único objetivo: controlarlos a todos.
En el núcleo de esta organización secreta, se erigen varios internados, cuyos estudiantes se preparan para formar parte de esta guerra eterna y a su vez, aprenden a convivir en el más absoluto anonimato. Pero no todo el mundo puede ser parte de Arlia, solo los elegidos, nacidos con un don que los convierte en especiales, serán merecedores de tal oportunidad.
A través de los ojos de Kirsten y Justin, dos de estos estudiantes, nos adentraremos en los peligros de vivir entre dos realidades distintas. Un libro, un brazalete robado, un castigo en la biblioteca y un don olvidado, conformarán los ingredientes necesarios para que Kirsten se vea arrastrada al pasado en un viaje en el tiempo sin precedentes. Allí conocerá a Iacobus, un joven patricio romano que cambiará su vida por completo y la ayudará a resolver el enigma sobre el asesino que al parecer, han liberado.»

Así fue.
¿Cómo cayó este libro en mis manos? Todo empezó con Mara Oliver, una mujer muy valiente a la que se le ocurrió la muy peregrina idea de mandarnos su novela, Deus ex machina. Tras ver la crítica de la obra que publicamos en el jardín, Scarlett, del blog El Club Escarlata, se nos puso pelusona, y decidió arriesgarse ella también.

Así que desde aquí quiero darle las gracias a Scarlett, escritora, blogger, proyecto de editora y amiga de estas pérfidas e insensibles Malas Hierbas. Gracias por compartir con nosotras tu trabajo, Scarlett. Gracias por el valor y, sobre todo, por la confianza. Y… no sé quién es Alexia Goher, pero gracias a ella también [digo yo que habrá tenido que dar su beneplácito a este intento de suicidio, al menos].


En el fondo me gustaría seguir un rato más dando gracias, a todo el mundo, a quien se tercie. Porque eso redundaría en la posposición de la tarea que se me echa encima. Lo admito, esta crítica me ha puesto un poco en jaque.

Quizá es que cuando estaba escribiendo esta crítica
tenía el estómago lleno.
Supongo que, muy en el fondo, no dejo de ser una buenaza. O tal vez todo es culpa vuestra, que me ablandáis, malditos [sí, la culpa es vuestra, no cabe duda. Os odio]. El caso es que soy de la opinión de que, el simple hecho de ofrecerse voluntario para someterse a mi escrutinio, requiere tanto valor que la persona en cuestión merecería un premio bien gordo sólo por atreverse. Y qué mejor premio que una crítica positiva, claro. No obstante, ya ha quedado establecido que no sé mentir. Y además me parecería un insulto al valor de esa persona pagarle con una moneda tan rastrera como la mentira.

No me queda otra pues que ser sincera. Y me temo también que, por mucho que me gustaría poder comenzar esta crítica hablando de todas las virtudes y cualidades positivas de Entre mundos, no sé si voy a ser capaz de mostrarme muy positiva. Con lo cual, y ya que sé de antemano que esta crítica va a ser difícil de digerir, voy a esforzarme todo lo posible para, al menos, decir cosas útiles.

[Scarlett: no me odies después de esto. Te aconsejo que te sientes en un sitio cómodo y con una bebida caliente, porque esto va a ser largo, y quizá un tanto doloroso. Como he dicho, espero que al menos te sea de utilidad.]

Empezaré por la sinopsis, como de costumbre.

¿Honestamente? Habría que borrarla. Entera. No hago más que releerla y es que creo que no se salvan ni las comas.

Voy a hacer algo que no está tan en mi costumbre. Parto de la base de que esta sinopsis ha sido escrita por una o ambas autoras (que ellas se manifiesten si mis conjeturas no son ciertas). Así que voy a analizarla con detenimiento, para que puedan (y podáis) ver los fallos.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Cuarto bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


Otro más. Y dentro de poco esto se acaba, así que si alguien todavía se lo está pensando, ¡que se dé prisa!

Antes de empezar, esta vez quiero hacer un aviso. Este es un bloque de retos tematizado, y el tema es la novela Recuerda que me quieres, de Fátima Embark Alí y Mª Mercedes Murillo García.

Para los que llevéis un tiempo por aquí, supongo que recordaréis que ya publicamos en el Jardín una crítica de esta novela durante las Jornadas Sangrientas. También hicimos una corrección más o menos detallada de las primeras páginas. Así pues, quizá alguno se esté preguntando por qué, si las Jornadas Sangrientas terminaron hace ya tiempo, somos tan putas.

Como soy la encargada de escribir esto, hablaré desde mí misma, pero creo que el resto de Malas Hierbas estarán de acuerdo conmigo.

Bien. En realidad no tendría por qué explicarme (beneficios de ser una mala hierba), podría dejarlo en «soy así de puta» y pasar a otra cosa, pero haré un querer. Los motivos son muchos y variados, pero aquí referiré sólo el más importante: porque así es como se aprende.

[Me acabo de marcar un soliloquio, aquí mismo, en un momento. Se ve que me he levantado charlatana. Sentíos libres de saltar directamente a los retos.]

jueves, 6 de noviembre de 2014

Los Innombrables (8) bis


¡He vuelto!

¿Preparados?

Continúo donde lo dejé el otro día. Os dejo mi selección de citas y otras monstruosidades de El ejército negro.

Os puedo asegurar que este libro peca de casi cualquier defecto en el que podáis pensar. Estos son solo algunos ejemplos de fallos fácil—y sucinta—mente señalables. Disfrutad.

Con todo mi amorr.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Los Innombrables (8)

Bien, bien. Bienvenidos a esta octava entrega de los Innombrables.

¿Emocionados?

Yo no.

El no-libro del que vengo a hablaros hoy [sí, sí: vuelvo a dedicar una entrada completa a una única víctima. Lo merece, os lo aseguro. Pero al menos disimulad un poco] es una recomendación que Vale hizo en el buzón de sugerencias.

El (des)afortunado lleva por título El reino de los sueños, y es la primera parte de la trilogía El Ejército Negro. Aunque, en fin, eso de “trilogía” en este caso es un término usado bastante a la ligera, en mi opinión. Este primer volumen es ya un truño de casi 600 páginas y está internamente dividido en cinco libros. Así que, tomando este tomo como precedente, podríamos estarnos enfrentando a un auténtico monstruo: una pentadecalogía. [Huid. Huid, insensatos.]

Bien, pues este… esta cosa me ha tenido leyendo tres días (y lo que me está costando escribir esto). No tres días durante sus 24 respectivas horas, obviamente, más bien como cinco o seis horas totales repartidas entre las 72. Más que nada porque era un engendro tan terriblemente insufrible que, cada pocas páginas, yo miraba con desesperación el reloj del ordenador, solo para constatar que habían pasado apenas 10 minutos desde la última vez que lo había mirado, y entonces decidía que necesitaba tomarme un descanso y pensar en cosas bonitas.

Si alguno de vosotros se está preguntando por qué me lo he leído...



...permitidme decir que es una buena pregunta. Muy válida. Yo también me lo pregunto.

Había un panda mirándome. Tenía que asegurarme. No hubo coacción. Es la pura verdad.

Veréis, os contaré una historia.

viernes, 31 de octubre de 2014

Noche de brujas


La muy malvada de Ortiga me la ha jugado. Será mal bicho. Me ha dejado con todo el muerto de Halloween y cuando he entrado en blogger ya había una entrada al respecto. Es más, me ha mangado el título que tenía yo pensado para mi entrada. Maldito monstruo sin corazón.

Pero esto es Halloween y el jardín de las malas hierbas, así que supongo que ese es el espíritu. Veréis que mi venganza también irá mucho en ese sentido (¡muajajajajjaj!).

This is Halloween!!

En principio yo iba a haberle dejado todo el rollo Halloweeniano a Zarza, pero acabo de ver esta entrada en el blog Biblioteca sin espacio y no he podido resistirme a probar. Así que voy a poner yo también mi granito de arena y luego que ella ponga la entrada que ya tenía pensada [en todo caso, me temo que voy a estar sin internet un par de días, así que...].

Se supone que es un juego en el que te imaginas a ti mismo como protagonista de la historia de terror que te van a contar. Y es un poco rollo interactivo y hay que incluir reacciones (gifs) al azar seleccionados por números que vienen indicados.

Como no tengo gifs (o tengo muy pocos, para ser precisa), lo haré con las imágenes y memes que almaceno en mi carpeta para futuras críticas (y entre los cuales se encuentran también los pocos gifs que guardo).

¡A ver qué sale!

martes, 28 de octubre de 2014

Deus ex machina 2.0, Mara Oliver

Título: Deus ex machina 2.0
Autora: Mara Oliver
«"Cuidado con las mariposas, sus alas despiertan huracanes".
La única superviviente del Instituto Salix Alba revivirá la masacre, regresando al infierno en misión de rescate.
Para reescribir el pasado, tendrá que convertir su cerebro en un ordenador, su cuerpo en una máquina y su corazón en un eco que no interfiera en el destino de los muertos... pero en un mundo lleno de hologramas, donde nada es lo que parece ser, un latido de más o un solo paso en falso pueden hacer que todo cambie, demasiado.
3, 2, 1. Iniciando fase Deus Ex Machina...»


Voy a ser honesta, escribir esta crítica me produce sentimientos MUY contradictorios. Por un lado tengo muchas ganas de hacerlo, por otro, desearía no tener que hacerlo nunca.

Pero bueno, sé que me voy a terminar poniendo a ello pase lo que pase, así que vayamos por partes, como Jack el destripador.

Lo primero que quiero hacer es agradecerle a la autora por haber tenido la amabilidad (¡y el valor! [o la falta de juicio, que dirían otros]) de enviarnos un ejemplar de su novela para que la leyésemos. Yo no había oído hablar de esta historia antes de que Mara Oliver viniera a colarse en este humilde jardín. Así que… ¡un saludo y muchas gracias, Mara! [Además todo es muy rebonito, porque ella y yo compartimos profesión profesiones, entre otras cosas.]

Creedme que no miento cuando digo que esta es la primera vez que de verdad de la buena (con todas las células de mi cuerpo) desearía tener cosas muy otras que decir sobre esta historia [es la primera vez que alguien se presenta a sí mismo voluntario. Por voluntad propia y sin coacción. Me habría hecho ilu, ¿vale?]. Pero soy una mala hierba muy sincera, yo, y además miento de pena [nunca aprendí a jugar al mus, pero si hay que despistar a alguien, creedme que la más perdida seré yo, y todos los demás leerán en mi cara las cartas que me hayan tocado con tanta facilidad como si me hubiese colocado la mano del revés por error. Soy así. Un caso perdido. ¡Pero yo me quiero igual!].

Antes de empezar, aprovecho para decir que, en un principio, se suponía que esta semana tocaba entrada de Yo también quiero ser escritor. Sin embargo, he decidido convalidarlo por esta crítica, porque toca puntos muy interesantes. Así que quiero hacer un llamado a todos aquellos que queráis ser escritores. Os invito a que estéis atentos y toméis nota, porque esta novela ha resultado ser el ejemplo perfecto para varios problemas muy comunes de los autores noveles (y no tan noveles). Esta puede ser una oportunidad muy buena para aprender cosas más que útiles. Y os invito también a darle las gracias directamente a Mara (aquí o en su blog), por compartir, y por atreverse, que todos coincidiremos en que no es tan fácil.


Bien. Tengo que comenzar esta crítica diciendo que, si bien yo no sé mentir, la sinopsis de esta novela sí que nos intenta engañar un poquito. Anám, la prota que vuelve al pasado, no convierte su cerebro en un ordenador (en seguida explicaré esta afirmación), como tampoco convierte su corazón en «un eco que no interfiera en el destino de los muertos» [interfiere, ya os lo adelanto yo]. Y lo del latido de más, la verdad, se me clava (sobre esto también quiero elaborar un poco, más adelante [paciencia]).

Y continúo.

lunes, 27 de octubre de 2014

Tercer bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


Ya sé que a nadie le importa, pero yo voy a seguir publicando rondas igual, así que os jodéis.

O tal vez, como sugiere Zarza, es que estáis bajo amenaza... En todo caso, ni es mi problema ni me importa lo más mínimo, por lo que el resultado sigue siendo el mismo: yo voy a seguir a lo mío.

En fin. Acabo ya, que me apetece ponerme a leer algo jugoso.

Aquí están de nuevo las tres reglas de oro del evento:
  1. Los retos se compartirán a través de Twitter o YouTube bajo el Hashtag #porquelasmalashierbasnuncamueren[Si no tienes cuenta en ninguna de esas plataformas y quieres participar, ponte en contacto con nosotras.]
  2. Pon el link a tu reto en un comentario dentro de la entrada correspondiente de ese bloque de retos. [Si no nos facilitas este link no se te adjudicarán los puntos.]
  3. Ponte tu foto de mala hierba cada vez que publiques un reto. Recuerda, 24h. [El unicornio rosa te vigila. Y lo sabes.]

sábado, 25 de octubre de 2014

TOP 3


Buenas tardes, queridas malas hierbas.

Bienvenidos a la sección TOP de Yo también quiero ser una mala hierba. Creo recordar que en principio íbamos a publicar estas entradas cada quince días, pero hemos pensado que no era necesaria tanta frecuencia. Al fin y al cabo, no está participando tanta gente en los retos.

Cobardes.

Mi teoría es que Amaranto quiere ser la única hierba honorífica del jardín y se está dedicando a boicotear/amenazar a los demás participantes. Ese sería un comportamiento tan de mala hierba que no podría culparla. Qué conflicto.

Aunque de Tejo tampoco me fío. Todo el mundo sabe que los tejos son contradictorios. Son malas hierbas demasiado altas.

Amaranto, Tejo. Queridas. Sentíos observadas con sospecha desde el jardín.

En fin, sin más dilación voy a compartir con vosotros el primer TOP 3 de los retos. Es un poco triste porque esta selección de destacados incluye a todos los participantes. Pero ya sabemos de quién es la culpa. 

Vuestra. Cobardes. 

Como decía...

lunes, 20 de octubre de 2014

Un canalla siempre es un canalla, de Sarah MacLean

Título: Un canalla siempre es un canalla
Autora: Sarah MacLean
«Diez años atrás, el marqués de Bourne fue expulsado de la sociedad sin nada más que su título nobiliario. Ahora, propietario del club de juego más exclusivo de Londres, el frío y cruel Bourne está dispuesto a hacer lo que sea necesario para recuperar su herencia. Incluso casarse con la perfecta lady Penelope Marbury.
Un compromiso roto y años sufriendo decepcionantes cortejos, han provocado que Penelope pierda cualquier clase de interés en un matrimonio convencional y tranquilo, quiere algo más. Sin duda es una suerte que su recién estrenado marido esté en disposición de mostrarle un nuevo mundo de placer.
Es posible que Bourne sea el príncipe de la decadencia en los bajos fondos londinenses, pero se ha jurado a sí mismo que mantendrá a Penelope al margen de toda aquella perversidad. Algo que va a suponer todo un reto cuando ella descubra el deseo y se atreva a apostarlo todo por él, incluso su corazón.»

Vale, pues esta joyita viene recomendada por Sandra CG (Azahara), y creo que coincidiréis conmigo en que, con esa portada y esa sinopsis, la cosa pintaba muy oscura desde un principio.

Pues… ¡sorpresa! Este engendro ha resultado no estar tan mal.

Vais a pensar que me he vuelto completamente loca, que leer tanta mierda finalmente me ha fundido el cerebro. Si yo os comprendo, de verdad que sí. Yo en vuestro lugar pensaría lo mismo. Lo primero que me dijo Zarza cuando me preguntó sobre esta lectura y le hice semejante declaración fue exactamente eso: «¿Estás segura de que tus estándares no se están viendo afectados por leer tanta mala literatura?» [Bueno, evidentemente, ella lo dijo de manera mucho menos cortes, pero parece ser que hoy es mi día de ser fina, así que… En todo caso, todos sabemos lo que Zarza estaba pensando realmente: «¿qué colores te has estado fumando esta vez?»]

En fin. Regreso, que me desvío. No, el libro no ha resultado ser tan hecatómbico como yo tenía la esperanza que fuera (me pregunto si tal vez no será porque ese título me había hecho concebir muy elevadas expectativas). Lo que quiero decir con todo esto (vamos a dejarlo claro, no sea que algún iluminado empiece a poner en mi boca palabras que yo no he dicho) es que, dentro de lo que vienen siendo libros porno, esto es lo más decente que me he encontrado hasta la fecha. Tanto es así que no he hecho en absoluto lectura diagonal, que ya es más de lo que puedo decir de muchos libros de literatura juvenil no-porno; en efecto, me lo he leído entero (salvo algunos párrafos demasiado descriptivos por ahí desperdigados).

Desde luego, si hay algún libro al que me atrevería a calificar como Literatura erótica de toda esta bazofia que infecta nuestras librerías y bibliotecas en los tiempos que corren, quizá con este me lo pensase (sólo quizá, que es pasable, pero tampoco es bueno, no vayamos a emocionarnos tanto).

Bien y, con esto, empiezo. A ver si con un poco de análisis puedo lograr que dejéis de ponerme esa cara de «voy a llamar a los de la camisa blanca».

viernes, 17 de octubre de 2014

Yo también quiero ser escritor (2)

Nunca es tarde si la dicha es buena. Así que he vuelto para continuar haciendo honor a mi promesa. [Sí, soy perfectamente consciente de que ya ha quedado establecido (por mí misma) que carezco de honor, pero pienso seguir reivindicándolo de todas formas.]

Segundo artículo. Segundo tema. [AQUÍ el primero, por si alguien no lo leyó (y le importa).]

Espero que estéis preparados, porque hoy quiero empezar con un pequeño juego. No os preocupéis, es muy sencillo.

El juego consiste en lo siguiente: yo voy a describir una letra del abecedario (del español, nada raro de consonantes acentuadas ni Ç, ni cosas así), y vosotros tenéis que intentar adivinar de qué letra os estoy hablando.

¿Listos?

Bien. Estoy pensando en una letra bonita y misteriosa.

¿Qué? ¿Cómo que no lo veis?

Venga, seré magnánima. Os daré más pistas. Qué tal si os digo, que además de misteriosa, es una letra sutil, y que posee una belleza vagamente amenazante, como una sensación de miedo en la nuca, justo en el nacimiento del pelo.

¿Todavía no? Pues no puedo daros más pistas, francamente. Para mí está clarísimo.

Pero venga, va, jugad conmigo: antes de seguir leyendo, ¿qué tal si ponéis un comentario con la letra a la que pensáis que me podría estar refiriendo, la que vosotros creáis que se ajusta a mi descripción? Esto no es ningún tipo de concurso, no hay ganadores, así que no os dé vergüenza decir simplemente lo que os viene a la cabeza. De hecho, considero personalmente muy interesante ver las diferentes reacciones que la gente podría tener frente a esta descripción. [Si todo el mundo acierta, voy a tener que replantearme muchas cosas. Y este artículo habrá perdido gran parte de su validez.]

Así que… ¿tú también quieres ser escritor?

Pues sigue leyendo.

lunes, 13 de octubre de 2014

Segundo bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


Hemos vuelto…

Sep, segunda entrega, queridos hierbajos y hierbajas.

Algunos de vosotros ya os habéis subido al carro, y mis compañeras malas hierbas y yo estamos muy contentas. Para los que no, o los que estéis todavía indecisos, aún estáis a tiempo. Pero yo que vosotros me pondría las pilas, ¡que luego las cosas se acumulan!

En todo caso, por si alguno ha notado que este pasado día 11 no hubo ningún TOP X, os diré que hemos estado haciendo balance desde el jardín, y hemos optado por fusionar este primer TOP con el siguiente y hacer una única entrada. Y probablemente hagamos lo mismo con las siguientes. Igual nadie había notado la ausencia, ni os importa, pero como nadie os ha pedido opinión, pues ajo y agua, que esta es mi entrada y voy a decir lo que me salga de las mismísimas raíces.

Pero bueno, vayamos a lo que todos estáis realmente esperando, ¿eh?

Os recuerdo las tres reglas de oro del evento:
  1. Los retos se compartirán a través de Twitter o YouTube bajo el Hashtag #porquelasmalashierbasnuncamueren[Si no tienes cuenta en ninguna de esas plataformas y quieres participar, ponte en contacto con nosotras.]
  2. Pon el link a tu reto en un comentario dentro de la entrada correspondiente de ese bloque de retos. [Si no nos facilitas este link no se te adjudicarán los puntos.]
  3. Ponte tu foto de mala hierba cada vez que publiques un reto. Recuerda, 24h. [El unicornio rosa te vigila. Y lo sabes.]
Y… bienvenidos al

viernes, 10 de octubre de 2014

Los Innombrables (7)

Nueva entrega de Los Innombrables. ¡Y ya van 7! ¿Cómo lo veis? Sé que os encanta, no lo neguéis. Sois todos unas malas personas. [Seguid así, quizá aún haya potencial en vosotros para llegar a ser malas hierbas.]

Bueno, entro ya directamente en faena. En esta ocasión el nexo que une ambas obras es la tierna edad de sus autoras [ehm… bueno, más o menos. Tendrá que valer]. Por lo demás, nada en común, salvo por el hecho de que ahora comparten entrada. La primera es una historia de fantasía pseudo-infantil, podría decirse; mientras que la segunda es un romance sobrenatural de instituto para adolescentes.

Oh, miento. Hay otra cosa que ambos textos tienen en común: han llegado a mis manos gracias a recomendaciones dobles por parte de usuarios del jardín.

Bien, veamos qué puedo sacar de aquí.

Atención spoilers. La lectura queda bajo vuestra responsabilidad.

lunes, 6 de octubre de 2014

Cuentos de la luna llena. Alianzas



Buenas tardes, malas hierbas.

No sé si curiosearéis por Twitter de vez en cuando (a mí me está cansando bastante, la verdad, sigo sin verle el atractivo), pero comenté hace unos días que le teníamos echado el ojo a Cuentos de la luna llena, y no recuerdo cómo, de pronto me vi con el prólogo bien enmarañado en mi red de espinas. 

Aparentemente me equivocaba. No es un prólogo, es un culebrón (en palabras de Ortiga). Son diez páginas apenas, insisto, pero hay amores prohibidos, una mala de Chungolandia, un embarazo imprevisto y una guerra milenaria. Es una telenovela de las de sobremesa con toques de cuentos tradicionales (y ahora veréis por qué digo eso de "toques").

Últimamente estoy muy furiosa. Porque se han puesto de moda estas cosas, y todo el mundo versiona cuentos populares, películas Disney o qué sé yo. Quiero decir que de esto no se libran ni las Monster High que tanto le gustan a mi protegida.


viernes, 3 de octubre de 2014

Yo también quiero ser escritor (1)

Buenos días, tardes, noches, queridos hierbajos y hierbajas. ¿Recordáis que durante el verano dije que estaba preparando una serie de artículos relacionados con la escritura? Pues hoy vengo a hacer honor a esa promesa, por mi honor de mala hierba. [Bah, ¿a quién quiero engañar? Yo no tengo honor. Me aburría, ¿qué pasa?]

En fin, el caso: tengo proyectados en principio cinco artículos sobre cinco temas básicos, que suelen acarrear problemas recurrentes a casi todos los proyectos de escritor que he visto hasta la fecha. Y conste que eso del «casi todos» es porque hoy estoy de buen humor, y os tiro una flor: en toda mi vida no he encontrado aún un solo proyecto de escritor que no meta la pata en uno, varios o todos los puntos de los que os voy a estar hablando (y eso nos incluye a nosotras, malas hierbas, ni Cicuta, ni Zarza ni yo nacimos sabiendo estas cosas; las hemos aprendido).

Así que… ¿tú también quieres ser escritor?

Pues comencemos.

Y comenzaremos por lo básico.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Primer bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba»


Bueno, bueno, bueno. Finalmente. Llegó la hora.

¿Estáis listos? ¿Nerviosos? ¿Impacientes? ¿Preguntándoos dónde diablos se metió Bill?

Pues seguid leyendo.

Comienzo repitiendo las tres reglas de oro del evento (ya os avisé que las vais a tener hasta en la sopa, así que id acostumbrándoos). Luego que no venga alguien a llorarme porque no se había enterado. O, si lo hacéis, al menos traed palomitas, para que las Malas Hierbas podamos tener algo rico que llevarnos a la boca mientras os señalamos con el dedo y nos reímos maniacamente.
  1. Los retos se compartirán a través de Twitter o YouTube bajo el Hashtag #porquelasmalashierbasnuncamueren[Si no tienes cuenta en ninguna de esas plataformas y quieres participar, ponte en contacto con nosotras.]
  2. Pon el link a tu reto en un comentario dentro de la entrada correspondiente de ese bloque de retos. [Si no nos facilitas este link no se te adjudicarán los puntos.]
  3. Ponte tu foto de mala hierba cada vez que publiques un reto. Recuerda, 24h. [El unicornio rosa te vigila. Y lo sabes.]
Bueno, puesto que esta va a ser la primera tanda de retos, os dejo de nuevo el link a las BASES, que confío en que todos hayáis leído, pero por si las moscas. Y me animaré también a lanzaros un par de guiños que tal vez os resulten de utilidad:
A. Los retos tienen que hacerse públicos a través de Twitter o Youtube, sí, pero eso no significa que no podáis valeros de plataformas externas para subir los archivos a internet: lo importante es que lo compartáis después en Twitter/Youtube.
B. No os vayáis a confundir, somos malas hierbas. Eso quiere decir que esperamos de vosotros toda la originalidad y malas artes que seáis capaces de conjurar en vuestra ansia por conseguir a nuestro amigo Claudín. El mal no inventa excusas: encuentra alternativas interesantes. Y esto, queridos hierbajos y hierbajas, es una pista muy importante que os regalo.


Perfecto. Espero que os estéis re-frotando las manos con anticipación desde vuestro asiento, porque… se acabó el tiempo, Bill.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Premios Best Blog y Dardos

Buenos tardes (inserte aquí cara de odio y hastío existencial).

Tengo sueño y, por si alguien no se ha enterado, nos han nominado a otros premios (el Best Blog y el Dardos). Así que voy a responderlos. Luego os voy a matar a todos.


Estas son las normas de los Premios Best Blog:
- Nombrar y agradecer al blog que te concedió el premio.
- Contar 11 cosas sobre ti.
- Responder el cuestionario y dejar uno nuevo.
- Nominar a otros 11 blogs de reciente creación o con menos de 200 seguidores.
- Visitar al resto de blogs premiados junto al nuestro.
- Informar a todos los blogs del premio que les has otorgado.


Estas son las normas del Premio Dardos:
- Incluir una imagen del premio en el blog.
- Seguir, mencionar y enlazar al blog que nos dio el premio.
- Otorgar el premio a 15 bloggers.
- citar una frase que os haya marcado.


Una vez dicho esto voy a ignorar el Premio Dardos.

La encantadora criatura que nos ha nominado esta vez es María Bautista. Y se lo agradezco. Mucho. Me ha dado una razón para salir de la cama esta mañana.

María Bautista es además una persona fascinante, tremendamente positiva. En la entrada donde explica las normas de los premios, comenta que ha sido nominada a tres premios, así que últimamente “sólo recibe buenas noticias”.

Maravilloso. Ahí tenéis un ideal al que nunca podré aspirar. Si los retos del lunes resultan ser especialmente sangrientos ya sabéis a quién tenéis que agradecérselo vosotros.

Con esto llegamos a la sección que sé que os tiene muertos de intriga. Once cosas sobre mí.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Twitter y patrocinadores

¡Buenas noches, malas hierbas!

Como sabéis, la maquinaria ya está en marcha y en unos días descubriréis cuáles son los primeros retos a los que tendréis que enfrentaros. Confío en que ya os hayáis escapado al campo a buscar una mala hierba a la que fotografiar para vuestra foto de perfil (o que tengáis habilidades suficientes para manejar el photoshop, qué sé yo).

Pero mientras, disfrutad de este fin de semana de tranquilidad. Insisto. Ha empezado el otoño, estos días ha llovido, y es el momento perfecto para acurrucarse entre las mantas con una sudadera calentita, una taza de té y el ordenador. ¿Ya estáis todos listos? Porque he decidido que ese va a ser el uniforme oficial para leer mis entradas. Así pues, comencemos.

No sé si os habréis fijado, pero las últimas entradas publicadas en el blog con ocasión del evento Yo también quiero ser una mala hierba tenían al final un apartado de patrocinadores. Sé que a todos os está matando la curiosidad por saber más de El club escarlata y Estantería compartida, así que dejad que os cuente algo de estos dos osados blogs (a ver cómo lo hago. Hoy no me siento especialmente comunicativa y llevo toda la tarde escuchando Las lluvias de Castamere mientras escribo relatos deprimentes).

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Yo también quiero ser una mala hierba

A ver, a ver… Me he auto-encargado escribir esta entrada, ya que puse a Zarza a pringar con el tráiler, así que a ver por dónde empiezo.

Queridos hierbajos y hierbajas, el resto de malas hierbas y yo tenemos una propuesta indecentemente divertida que haceros (divertida para nosotras, por supuesto, ya veremos lo que opinan las futuras víctimas).


Bienvenidos a la primera (¿única?) edición de 
«Yo también quiero ser una mala hierba».



¿Que qué diantres es eso? Se trata de un concurso. O un sorteo. ¿Y un sorteo? Bueno, digamos que es ambas cosas, un concurso-sorteo, un… concurteo. [No le hago gracia a nadie, lo sé. Voy a callarme.]

El caso, que hemos pasado el verano rumiando propuestas varias que nos han llegado a través del blog por parte de diversos bloggeros, y hemos ideado un malévolo plan (como Hades). Ya que algunos de vosotros habéis demostrado vuestro interés por someteros a nuestro sangriento escrutinio o, en su defecto, por leer mis notas sobre puntuación y ortotipografía, mis compañeras y yo hemos decidido que vamos a vender nuestros cuerpos servicios correctoriles como vulgares prostitutas.

Por supuesto, somos unas usureras y unas arpías (además de unas putas), somos malas hierbas después de todo, y estos servicios no los podemos ofrecer de manera gratuita y desinteresada. Ahora bien, como el lucro económico, por tentador que resulte, no se ajusta exactamente al carácter de nuestro siempre muy humilde jardín del mal, hemos ideado otro sistema.

Las malas hierbas solicitamos un pago en especie por nuestros servicios. ¿Qué tipo de especie? Me alegra tanto que me hagáis esa pregunta. Cualquiera que esté en peligro de extinción nos vale, aunque Zarza y yo sentimos particular debilidad por el lince ibérico. [Sí, sí, ya me callo.]

o.o uh... un conejito...

Mapa del concurso Yo también quiero ser una mala hierba

Esta va en deferencia a todos los que lleguéis con el evento empezado, para que os sea un poco más fácil ubicaros. Y, ya puestos, para facilitaros también la tarea de localizar las diversas entradas a todos los demás.

MAPA

Se acerca la hora (22/09/2014)
Inauguración del evento y presentación de los premios. Trailer.

Yo también quiero ser una mala hierba (24/09/2014)
Explicación del funcionamiento del Concurso-sorteo y Bases.

Twitter y patrocinadores (26/09/2014)
Creo que esta es bastante evidente pero bueno. Presentación oficial de nuestras patrocinadoras en el evento y anuncio de Twitter.

Primer bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba» (29/09/2014)
Primer bloque de tres retos del evento, por valor de un punto cada uno.

Segundo bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba» (13/10/2014)
Segundo bloque de tres retos del evento, por valor de dos puntos cada uno.

TOP 3 (25/10/2014)
Primeros TOP del concurso-sorteo.

Tercer bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba» (27/10/2014)
Tercer bloque de tres retos del evento, por valor de tres puntos cada uno.

Cuarto bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba» (10/11/2014)
Cuarto bloque de tres retos del evento, por valor de cinco puntos cada uno.

Quinto bloque de retos «Yo también quiero ser una mala hierba» (24/11/2014)
Quinto bloque de tres retos del evento, por valor de diez puntos cada uno.

Cambio en las reglas del evento (9/12/2014)
Aviso sobre una flexibilización en las reglas del evento «Yo también quiero ser una mala hierba».

Mini-retos para el evento «Yo también quiero ser una mala hierba» (15/12/2014)
Retos adicionales fáciles y rápidos de realizar por valor de medio punto cada uno.

Reto final «Yo también quiero ser una mala hierba» (5/1/2015)
Reto final del evento, que tendrá como premio 150 puntos (corrección de una novela de no más de 150 páginas).

Clausura del evento «Yo también quiero ser una mala hierba» (20/1/2015)
Anuncio del cierre del evento, como el propio título indica.

Premios del evento «Yo también quiero ser una mala hierba» (24/1/2015)
Anuncio de los ganadores y premios adjudicados.

Pautas para la petición de correcciones del evento «Yo también quiero ser una mala hierba» (27/1/2015)
Instrucciones para la solicitud de correcciones por parte de los participantes del evento.






Evento patrocinado por...

Somos dos chicas aficionadas a la lectura y en nuestro blog podéis encontrar reseñas de todo tipo y otras secciones interesantes como debates o nuestra Cadena de libros. Estamos encantadas de ser patrocinadoras de estas Malas Hierbas para que desarrollen el macabro plan que se traen entre manos y nos hagan la vida un poquito más feliz a todos.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Se acerca la hora

¡Buenas tardes, malas hierbas!

Sé que todos habéis captado mis sutiles referencias a lo largo de estos días a nuestro próximo proyecto, y por fin tengo la oportunidad de revelaros de qué se trata. Una parte, al menos.

Como sabéis, mucha gente nos ha hecho saber sobre su interés en nuestras correcciones. Asimismo, este verano ha proliferado por internet el reto del cubo de agua. Pues bien, aprovechando ambos impulsos masoquistas, vamos a proponeros una idea fantástica. Durante los próximos meses iremos sugiriendo una serie de retos encantadores. Vuestra participación en ellos podrá haceros optar a tres grandes premios:

Correcciones privadas y totalmente serias de vuestros escritos (handmade by Las malas hierbas).

Un libro de Fernando Claudín, el autor favorito de Cardo, corregido con muchos bolígrafos de colores por nuestra incansable Ortiga. Probablemente acabe añadiéndole garabatos yo también.

La posibilidad de convertiros en Mala Hierba Honorífica y disfrutar de los mismos privilegios que nuestra querida Amaranto.

Sé que queréis saber más, pero os vais a quedar con las ganas. Porque esto es todo lo que me apetece contar. Permaneced a la espera de instrucciones y en breve nos pondremos en contacto. Por el momento, si queréis manteneros ocupados, podéis ir preparando una foto vuestra junto a una mala hierba de vuestra elección (un cardo, un brote de cicuta, una ortiga, una zarza, o si os sentís creativos, junto a nuestra mala hierba honorífica, amaranto).

Por el momento, os dejo un tráiler 100% improvisado del maravilloso libro de Fernando Claudín (el primo secreto de Javier Marías). Perdonad nuestros desvaríos. Es patológico.

Por cierto, dejadme que os avise de que, en deferencia a nuestros queridos trolls, hemos decidido defender a capa y espada nuestro anonimato. Enseguida veréis a qué me refiero.

viernes, 19 de septiembre de 2014

To err is human, but to arrrrr is pirate

¡Ah del barco, muchachos!

... No me miréis como si hubierais visto un mono de tres cabezas. Hoy es un gran día. Concretamente el Día Internacional de Hablar como un Pirata, rayos y centellas, y eso significa que estoy jugando al Monkey Island 2 y que esta noche salgo a echar un trago por los muelles. ¡Que corra el ron! ¡Yo-ho, camaradas! ¡Que corra el grog!

Evidentemente, también significa que os toca leer un párrafo de tonterías de mi parte, pero ¡arrrrr! ¡No es como si os estuviera obligando a pasear por la plancha, mis valientes! Más bien al contrario, vengo a recordaros que (¡ojo al parche!) nuestros planes van viento en popa, y en algún momento de los próximos tres días levaremos anclas con la primera entrada de nuestro siguiente evento en El jardín (bonito nombre para un navío, lo sé, lo sé).

Dejando de lado la jerga pirata, voy a aprovechar para subir una entrada que llevaba mucho tiempo queriendo escribir: la primera entrega de Las listas de Zarza.

Me gusta mucho hacer listas. Y esta en concreto es sobre webcómics. Para poneros en antecedentes, os contaré que crecí leyendo Mafalda, Calvin y Hobbes, Astérix y Obélix, Tintín, Garfield y Mortadelo y Filemón. Luego, durante mi adolescencia, leí varias entregas de Witch y gracias a Ortiga me pasé al manga con series como Fruits Basket e Inuyasha. Y un día trasteando en internet, descubrí por casualidad los webcómics. Ya ni siquiera me acuerdo de cómo, pero llegué hasta uno rarísimo llamado Kagerou (si no recuerdo mal). Un mundo mágico en guerra, criaturas creepies, desdoblamientos de personalidad, violadores/asesinos en serie... Como digo, una cosa extrañísima, con un estilo de dibujo muy cambiante. Pero me gustó la idea de leer en internet, y desde entonces sigo varias series.

No están ordenadas por orden de preferencia. Y son todos en inglés.


martes, 16 de septiembre de 2014

Forbidden, de Tabitha Suzuma

Título: Forbidden
Autora: Tabitha Suzuma
«Ella es guapa y talentosa, está en los dulces dieciséis y jamás ha besado a nadie. Él es guapo, tiene diecisiete y está al borde de un futuro brillante. Y ahora se han enamorado. Pero el único problema es… que son hermanos. Lochan, de diecisiete años, y Maya, de dieciséis, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Juntos han tenido que intervenir por su madre alcohólica y caprichosa para cuidar a sus tres hermanos menores. Como padres de facto de los más pequeños, Lochan y Maya han tenido que crecer rápido, y el estrés de sus vidas, y la forma en que se entienden tan completamente, también los ha acercado más de lo que estarían dos hermanos normalmente. Tan cerca, de hecho, que se han enamorado. Su romance clandestino florece rápidamente a un amor profundo y desesperado. Saben que su relación está mal y que posiblemente no puede continuar. Y aun así, no pueden detener lo que se siente tan increíblemente correcto. Mientras la novela se inclina hacia un final explosivo y chocante, sólo una cosa es segura: un amor así de devastador no tiene final feliz.
¿Cómo algo tan malo puede sentirse tan bien…?»


Fuck.

Bueno, a ver. Esta ha sido una recomendación doble. Yo no tenía pensado leer este libro, porque el tema ya de entrada me daba algo de repeluco, no lo voy a negar. Pero a la propuesta inicial de Monti (creo que era de Monti, pero no lo apunté, así que tiradme una piedra si estoy metiendo la gamba) se sumó una petición por parte de Angry Bego. Y aquí estoy. Después de haber terminado este espécimen literario.

Está bien. ¿Comenzamos?

¿No conocíais a pedobear?
Yo os lo presento.
¿Habéis leído la sinopsis? A mí ya me empieza a dar mal rollo desde la primera frase. «Ella es guapa y talentosa, está en los dulces dieciséis y jamás ha besado a nadie.» Los dulces dieciséis. Ya sé que se supone que viene de una canción (¿irlandesa?) o no sé qué, pero… ¿Al traductor no se le pasó por la cabeza que igual esa referencia cultural se quedaba un poco en el limbo con la traducción? Peor aún, ¿no se paró a pensar en lo jodidamente creepy que suena eso en castellano? La primera vez que leí esa expresión, en mi cabeza hizo pop-up la cara de pedobear (y ya hazlo redondo y adereza la imagen con lo que le sigue). No diré más.

Por otro lado. En la propia sinopsis se empieza ya haciendo un bullying nada sutil al pobre Lochan. «Ella es guapa y talentosa». «Él es guapo», sólo guapo. Y les faltó añadir que además el perro es muy listo (en su defecto, la hermana pequeña de cinco añitos, porque no tienen perro, pero se lo convalidamos). Y esa sería ya una muy buena sinopsis de la novela: ella es guapa (y talentosa), él es guapo, y su hermana pequeña es muy lista. Niquelao.

Pero bueno, a los de la editorial imagino que la idea no terminaba de convencerles, así que decidieron explayarse un poco más. De hecho, se explayan de tal manera, y el libro tiene tan poco que contar, que en realidad con la sinopsis hubiera bastado y hasta sobrado. No hacía falta un libro de trescientas páginas para contarnos una historia que se puede resumir en… **vuelve arriba para contar** menos de quince líneas. Spoiler final incluido. Nice job!

En fin, como soy una mala hierba muy diligente, en el fondo, y sigo ávida de cariño y aprobación por vuestra parte (no os olvidéis de las palmaditas aprobatorias en la espalda, de lo contrario un unicornio rosa saldrá de la pantalla y os arrancará la cabeza, lo sabéis, la amenaza sigue en pie), yo me he leído el libro completo, pese a que me hubiera bastado con la contraportada. En fin.

La trama. Pues eso. Hermano y hermana de familia desestructurada. El padre les abandonó hace años y la madre desde entonces es un borrachuza que se dedica a vivir fingiendo que tiene 20 años y cero responsabilidades. Total, que los dos tórtolos tienen que compaginar su vida escolar con hacer de padres postizos de sus tres hermanos pequeños. Una cosa lleva a la otra y… bueno, que sí. Eso.

Núcleo no hay, ya os lo aviso. No parece que la historia quiera contar realmente nada en concreto. Si acaso (y solo si acaso) puede que la autora escribiese esta novela como un intento de crítica a la sociedad por el rechazo que provoca esto del incesto, y tal. Pero al margen de eso, nones. La trama puede ser más entretenida o menos entretenida, gustarte más o gustarte menos, pero intención comunicativa no tiene, así que ya partiendo de esa base, es un libro que no sirve a ningún propósito y es, por tanto, prescindible.
Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com