Donde la literatura y la maldad se toman un té

martes, 16 de septiembre de 2014

Forbidden, de Tabitha Suzuma

Título: Forbidden
Autora: Tabitha Suzuma
«Ella es guapa y talentosa, está en los dulces dieciséis y jamás ha besado a nadie. Él es guapo, tiene diecisiete y está al borde de un futuro brillante. Y ahora se han enamorado. Pero el único problema es… que son hermanos. Lochan, de diecisiete años, y Maya, de dieciséis, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Juntos han tenido que intervenir por su madre alcohólica y caprichosa para cuidar a sus tres hermanos menores. Como padres de facto de los más pequeños, Lochan y Maya han tenido que crecer rápido, y el estrés de sus vidas, y la forma en que se entienden tan completamente, también los ha acercado más de lo que estarían dos hermanos normalmente. Tan cerca, de hecho, que se han enamorado. Su romance clandestino florece rápidamente a un amor profundo y desesperado. Saben que su relación está mal y que posiblemente no puede continuar. Y aun así, no pueden detener lo que se siente tan increíblemente correcto. Mientras la novela se inclina hacia un final explosivo y chocante, sólo una cosa es segura: un amor así de devastador no tiene final feliz.
¿Cómo algo tan malo puede sentirse tan bien…?»


Fuck.

Bueno, a ver. Esta ha sido una recomendación doble. Yo no tenía pensado leer este libro, porque el tema ya de entrada me daba algo de repeluco, no lo voy a negar. Pero a la propuesta inicial de Monti (creo que era de Monti, pero no lo apunté, así que tiradme una piedra si estoy metiendo la gamba) se sumó una petición por parte de Angry Bego. Y aquí estoy. Después de haber terminado este espécimen literario.

Está bien. ¿Comenzamos?

¿No conocíais a pedobear?
Yo os lo presento.
¿Habéis leído la sinopsis? A mí ya me empieza a dar mal rollo desde la primera frase. «Ella es guapa y talentosa, está en los dulces dieciséis y jamás ha besado a nadie.» Los dulces dieciséis. Ya sé que se supone que viene de una canción (¿irlandesa?) o no sé qué, pero… ¿Al traductor no se le pasó por la cabeza que igual esa referencia cultural se quedaba un poco en el limbo con la traducción? Peor aún, ¿no se paró a pensar en lo jodidamente creepy que suena eso en castellano? La primera vez que leí esa expresión, en mi cabeza hizo pop-up la cara de pedobear (y ya hazlo redondo y adereza la imagen con lo que le sigue). No diré más.

Por otro lado. En la propia sinopsis se empieza ya haciendo un bullying nada sutil al pobre Lochan. «Ella es guapa y talentosa». «Él es guapo», sólo guapo. Y les faltó añadir que además el perro es muy listo (en su defecto, la hermana pequeña de cinco añitos, porque no tienen perro, pero se lo convalidamos). Y esa sería ya una muy buena sinopsis de la novela: ella es guapa (y talentosa), él es guapo, y su hermana pequeña es muy lista. Niquelao.

Pero bueno, a los de la editorial imagino que la idea no terminaba de convencerles, así que decidieron explayarse un poco más. De hecho, se explayan de tal manera, y el libro tiene tan poco que contar, que en realidad con la sinopsis hubiera bastado y hasta sobrado. No hacía falta un libro de trescientas páginas para contarnos una historia que se puede resumir en… **vuelve arriba para contar** menos de quince líneas. Spoiler final incluido. Nice job!

En fin, como soy una mala hierba muy diligente, en el fondo, y sigo ávida de cariño y aprobación por vuestra parte (no os olvidéis de las palmaditas aprobatorias en la espalda, de lo contrario un unicornio rosa saldrá de la pantalla y os arrancará la cabeza, lo sabéis, la amenaza sigue en pie), yo me he leído el libro completo, pese a que me hubiera bastado con la contraportada. En fin.

La trama. Pues eso. Hermano y hermana de familia desestructurada. El padre les abandonó hace años y la madre desde entonces es un borrachuza que se dedica a vivir fingiendo que tiene 20 años y cero responsabilidades. Total, que los dos tórtolos tienen que compaginar su vida escolar con hacer de padres postizos de sus tres hermanos pequeños. Una cosa lleva a la otra y… bueno, que sí. Eso.

Núcleo no hay, ya os lo aviso. No parece que la historia quiera contar realmente nada en concreto. Si acaso (y solo si acaso) puede que la autora escribiese esta novela como un intento de crítica a la sociedad por el rechazo que provoca esto del incesto, y tal. Pero al margen de eso, nones. La trama puede ser más entretenida o menos entretenida, gustarte más o gustarte menos, pero intención comunicativa no tiene, así que ya partiendo de esa base, es un libro que no sirve a ningún propósito y es, por tanto, prescindible.


Autoridad de la voz narrativa. Bueno, pues la historia está narrada en capítulos alternos por los dos tórtolos, y la verdad es que tienen voces un tanto anodinas y poco discernibles, se expresan aproximadamente igual, aunque sus personalidades no sean las mismas. No llega a resultar ofensivo, como ocurre a veces, pero tampoco me parece que esté excesivamente trabajado. La autoridad emocional es pasable, supongo; te crees que son adolescentes, pero tampoco es como si me hubiese llevado de calle.

Los personajes. Este es sin la menor duda el punto fuerte de la novela. Unos personajes muy bien perfilados, de verdad. Me he quedado muy gratamente sorprendida. Hasta que la cosa empieza a acaramelarse, que es cuando pierde por completo el rumbo y la autora deja de fingir que le interesa cualquier otra cosa que no sea el drama amoroso, la verdad es que los personajes son geniales: bien construidos, coherentes, te los presentan a través de sus acciones y reacciones en lugar de aparecer con una ficha pegada al cogote. La madre, por ejemplo, es brutal, la autora ha sabido darle voz; la odio, y me ha encantado, tenía ganas de estrangularla a veces… salvo porque eso implicaría tocarla, y no quería tocarla. [Menciono a la madre, pero los demás están también muy bien perfilados, en general.Están todos ellos cargados de dramas, eso sí, pero en fin... al menos están construidos, que no es moco de pavo.]


Me voy a animar a tirarle una flor a esta historia. La trama no vale gran cosa, porque a la propia autora tampoco es que le importe tanto la vida familiar de estos chicos, así que a menos que te mole leer sobre relaciones incestuosas en particular no le veo el atractivo; núcleo no hay, como ya he dicho; ahora, ¿los personajes? Para los que queráis escribir, que sepáis que este libro os presenta un ejemplo muy decente de cómo presentar a un personaje (veamos, puestos a leer algo con fines formativos, coged, no sé, a Palahniuk, pero bueno, que esto no está mal).

Por último, la prosa. No puedo opinar sobre el uso de la lengua, porque me he leído una traducción chapucera que pulula por ahí. En todo caso, hay bastante resumen narrativo y es un poco explicativo a ratos. Nada demasiado ofensivo, de todas formas. Es un libro bastante pasable, pese a carecer de núcleo. Tiene algunas metáforas e imágenes muy interesantes (sobre todo a la hora de presentar a los personajes).

Termino con algunos apuntes y reflexiones sobre la historia. La verdad es que esta crítica me ha quedado muy cortita, pero es que este libro no es tan malo como para que merezca la pena destriparlo demasiado sangrientamente. Lo siento.

Atención spoilers:





-El libro comienza con un capítulo escrito desde el punto de vista de Lochan, en el que el muchacho hace una reflexión francamente repugnante que consiste en compararse a sí mismo con una mosca muerta. Esto no es que tenga nada de malo en sí mismo, de hecho sería una reflexión muy interesante a la hora de construir el personaje. El problema aquí es que el personaje de Lochan está pensado para que la gente lo quiera y le parezca tiernito y mono y todo eso, porque además tiene un trauma gordo, el pobre y todo eso. Así que no tiene mucho sentido cuando comparas la opinión que la autora tiene del personaje (bueno, la autora y todas las chicas dentro de la historia, y… ¿fuera de la historia? Miedo me da preguntar): «él es guapo», académicamente brillante, profundo (escribe unos relatos que harían desmayarse de gusto a cualquier wannabe, por no decir algo mucho más basto [lo siento, Zarza, hoy estoy zafia]), responsable, tímido, dulce, fuerte y maduro (ha tenido que crecer rápido y hacerse cargo de su familia), pero también increíblemente frágil [espera, que me desmayo yo también. Ah, no. Falsa alarma]. Pues eso, tú coges esa imagen que la autora quiere que tengas en la cabeza, para que te enamores del personaje y te olvides de que, oye, se está tirando a su hermana, y la comparas con lo que de hecho te describe la autora: un chico con una úlcera supurante bajo el labio inferior de tanto morderse él solo, a causa de la ansiedad; las uñas comidas hasta la raíz, a lo tengo muñones en vez de dedos; y que piensa de sí mismo que es como una mosca muerta tras un cristal. Esa es la persona por la que está colada la mitad del cuerpo estudiantil femenino del instituto al que asiste, incluida la mejor amiga de la hermana (y la hermana, claro). Encantador, me lo negaréis.
¿Y se preocupa porque, si sale a la luz su historia de amor truculento, la gente lo repudiará? Chico, si te han pasado todo lo demás, y todas están que no cagan detrás de ti. Yo creo que les dices que te mola tu hermana y lo que hacen es empezar a vestir y actuar como ella, a ver si cuela.
Que no tiene ningún sentido, lo siento. El personaje mola cómo está construido, lo que no hay por dónde cogerlo es todo lo demás.


-Más quejas sobre personajes. El personaje de la hermana es bastante más anodino que el de él. Pero en todo caso, tanto él como ella se vuelven por completo insufribles en cuanto empiezan con todo el rollo de «nos amamos». Ella al menos se comporta como una persona normal, y la respeto por ello, pero su personalidad me parece un coñazo insufrible. Ahora, ¿él? Él se vuelve totalmente bipolar. En serio. Para matarlo a golpes y decir que se lo hizo solo. A ver si con ello damos ejemplo y reducimos la plaga de Edwards Cullen que pueblan nuestras librerías.

Me lo creo :D
-Cuando empieza la historia de amor, los dos hermanos empiezan a fumarse las clases como les viene en gana. De verdad, por un motivo o por otro: ambos faltan al menos cada quince días para poder tener un día a solas en la casa y magrearse un rato, en mitad del día si ven que tal se largan juntos también, él se coge una semana libre (así, alegremente) para cuidar de la hermana pequeña cuando ésta tiene un accidente… Y aun así él sigue sacando todo sobresalientes, por supuestísimo, y ella no te dicen que suspenda tampoco, ni mucho menos.

-No me voy a meter en lo que opino sobre el tema del incesto en particular, porque esto es una crítica literaria, no un ensayo sobre mis convicciones particulares, pero sí diré una cosa. Bueno, miento, diré dos:
Fail.
Y... tápate. Hazme el favor.
  1. La autora pretende justificar la relación de los dos hermanos partiendo de la base de que existen las «almas gemelas», o alguna movida de la talla. La chica, de hecho, reflexiona varias veces sobre ello a lo largo de la novela, y se da cuenta de que jamás podría enamorarse o sentirse físicamente atraída por sus otros dos hermanos, porque le parecería repugnante; pero con Lochan es diferente, porque en realidad a él no le ve como a un hermano: es que son dos almas destinadas a enamorarse, solo que han tenido la mala suerte de nacer como hermano y hermana. Soberana gilipollez. Si Tabitha Suzuma pretendía de alguna manera desestigmatizar el tema de las relaciones incestuosas, ella solita se ha descuajaringado el castillo de naipes muy elegantemente.
    Ah, pues... no o.o parece que no.
  2. Personalmente me resultó muy llamativo y extraño que durante toda la historia los dos tórtolos estén continuamente diciendo que su relación está mal, concretamente que es «ilegal». Una y otra vez, muy asustados al respecto. Yo en principio lo atribuí a su dramatismo adolescente. Llegaban a decir que si les pillaban podían ir a la cárcel (WTF?!), y eso hizo que empezase a preguntarme qué clase de país enfermo y desquiciado tiene una legislación que controla las parejas sexuales de sus ciudadanos: no entiendo qué pinta la cárcel entre dos adultos con consentimiento (en el pueblo de Cardo tienen un dicho que describe muy sucintamente la posición del Estado en mi país frente a estos casos: mientras la cabra lo disfrute…). Así que, como digo, me resultó muy chocante descubrir que, efectivamente, en la mayor parte de los países el incesto se considera de hecho ilegal y puedes terminar en la cárcel. Si esta historia hubiera tenido lugar en España, no hubiera habido tanto drama y tanta mierda. Es sencillamente ridículo. Así que creo que en este caso este libro es un muy mal candidato a la traducción, porque se pierde el contexto cultural necesario para entender la historia y las motivaciones de los personajes; incluso suponiendo que dispongamos de los conocimientos previos, la inmensa mayoría de los lectores no saben leer un libro fuera de su propio contexto histórico y socio-cultural. Un desperdicio.
-Y acabo con el final. Menuda bazofia. Ni siquiera sabría por dónde empezar a destriparlo. Es el drama por el drama. Una concatenación de malas elecciones y malas casualidades que concluyen con un razonamiento enfermizo por parte del protagonista masculino y una falta absoluta de cerebro por parte del femenino (y eso sin contar con el cacao de órdago de la acción en sí, que os juro que no me he enterado de lo que demonios estaba haciendo exactamente el chico). En fin, como de todas formas la historia carece de núcleo, no tenía ningún sentido tener un final triste como tampoco lo tenía que fuera feliz. El final escogido por Suzuma responde sencillamente al gusto por el drama que tiene la gente enganchada a las historias de amor prohibido. Punto.


Chichómetro: algo se puede rascar, pero yo buscaría en otro sitio.

Potabilidad: se puede beber.

Carcajadas: 1/10

Otras páginas que tienen publicadas críticas o reseñas de este libro, por si os interesa contrastar: Dos divergentes mentalmente desorientadas, A un poeta muerto (muy interesante opinión. Señala un montón de puntos muy importantes para ejemplificar el drama por el drama en esta novela. Muy recomendable), Divagando entre líneas.

11 comentarios :

  1. No sabía que alguien más la había recomendado, aparte de mi xD.

    Y, bueno... a mi el libro me pareció en si la gran estafa literaria del momento. Sí, te dicen que es una historia super rompedora de incesto y all that shit, pero para mi lo que en realidad tenemos es una historia de amor, de esas que pretenden hacerte vomitar arcoiris, pero añadiendo el elemento para hacerlo supertransgresor de la hostia. Casi me la pega esta mujer. Podrían haber sido dos vecinos o mejores amigos perfectamente.

    Y los personajes... Lochan podría haber sido bastante buen personaje, pero le dan ese aire de marginado social forzado y le quita encanto. Maya es una Mary Sue de esas. Y la madre es puramente surrealista en mi opinión. Como señala Eneri en su reseña (el 2º enlace que has puesto), pasa de los hijos, pero luego les da dinero para sus necesidades. Y no hay por dónde cogerlo. Y el final.... WTF? había un vídeo de Hitler se entera de que parodia esto, pero ya no lo encuentro :/. Yo también hice una reseña de este libro (me lo pedía el body). Es de esos libros que dejan una mancha y hay que extirparla.

    Un saludo y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  2. Yo de esta entrada te tengo que agradecer dos cosas:
    a) Lo mucho que me he divertido leyéndola xD
    b) Que por una vez, alguien se digne a quitar abiertamente un libro de mi lista de pendientes.
    Gracias, por ambas cosas.
    Besos (y palmaditas en la espalda)

    ResponderEliminar
  3. Siempre tengo que recurrir a vuestro blog para saber realmente si libros de este tipo me van a gustar o no.
    En un principio me llamaba la atención por el tema del incesto porque no suelo leer libros dónde sea el tema principal y mucha gente ponía el libro por las nubes, así que me apetecía bastante leerlo.
    Ahora, después de esta reseña, creo que podré vivir unos años más sin necesidad de leerlo porque prácticamente todas las dudas que podía tener han quedado resueltas (gracias Ortiga). Aún así sigo teniendo esa cosilla por leerlo así que imagino que cuando me sienta como una mosca muerta tras un cristal recurriré a este libro.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Siempre es un placer e.e

    (Wiiiii, tengo palmaditas *-* Ya hay una persona menos a quien el unicornio visitará esta noche. A todos los demás... dun dun dunnnnn!!!!)

    ResponderEliminar
  5. «Mientras la cabra lo disfrute...»

    http://img.pandawhale.com/post-31074-J-Jonah-Jameson-laughing-gif-S-NWLY.gif

    He muerto con eso xDDD

    A ver, respecto a la novela... No la he leído, por lo que no puedo opinar mucho, aunque teniendo en cuenta que es juvenil, lo monosos que ponen a los protagonistas en la sinopsis y que trata sobre el incesto.... Pues como que no me llamaba. Y no me malinterpretéis, lo del incesto me resulta MUY interesante, pero sabía que en esta novela no iba a estar desarrollado como a mí me habría gustado. ¿Por qué? Porque los protagonistas son adolescentes, guapos, con una importante predisposición a llorar y con un amplio repertorio de papeletas para que les dieran un guantazo con la mano abierta de insoportables.
    Repito que NO me he leído el libro, que lo mismo de verdad está bien, pero eso era lo que me transmitía (y transmite) cuando leí la sinopsis y vi las reseñas en los blogs. Además, me dio un poco de rabia que un tema al que se le puede sacar tanta chicha se utilizara como elemento innovador y rompedor en la literatura juvenil, y que muchos lo hayan considerado una novela "fuerte" por lo que ocurre en él. Que no sé bien lo que ocurre, verás tú, que lo mismo los hermanos se montan unas bacanales de tres pares de narices, pero no sé, no sé exactamente lo que es, pero hay algo en este libro que no me gusta, que no me... resulta honesto. Sé que es extraño, pero la sensación es poco borrosa y ahora mismo no sé definirla mejor.
    No obstante, lo tendré en cuenta por lo que comentas de los personajes, que están muy bien presentados.

    Buen trabajo, Ortiga, esta vez has sido una niña buena :-)

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo en la mayoria de las cosas.

    Madre mia que super dramon. La forma de escribir de la autora me gusto mucho y de hecho fue lo que me engancho.
    Lochan, pirado donde los haya, me encanto, muy bien perfilado como personaje y los hermanitos, la mami chunga...pero nada, nucleo nada, solo los dos calientes perdidos y ejerciendo de adultos.

    Genial critica, me encantais *-*

    ResponderEliminar
  7. Wot. No puedo creer que una editorial haya publicado esto. Nadie quiere leer sobre hermanos que se enamoran, es disgusting.

    ResponderEliminar
  8. Creo que te sorprenderías, mi querida M. xD

    Mal que le pese a Zarza, en el fondo todas esas cosas que nunca creerías que fueran posibles responden al siguiente proverbio: si existe, está en internet; si está en internet... alguien se está masturbando pensando en ello. Que es algo así como la versión actualizada (y algo más zafia) de "para gustos los colores" =D

    ResponderEliminar
  9. Lo he leído, y si que me gusto, me gusto lo normal, esta entretenido, algunas partes si que son un muermo que no entiendo a cuanto de que te las contaba.Pero en resumen no estuvo tan mal, pero para nada fue lo que me prometieron, aun asi no me disguste, y el final ay madre XD XD es que hay que hacer los finales así porque es lo que da dinero, me pareció algo muy inteligente por parte de la autora.Sabe lo que pide su publico juvenil y se lo da un una buena dosis, yo lo veo asi.
    Pense que lo ibais a poner muchísimo peor, pero muchísimo.Pero veo que me equivoque.En fin me alegra que al menos os gustara los personajes, aunque el resto fuera un truño.

    un besito.Que ganas de que leáis Diez

    otro beso.

    ResponderEliminar
  10. Acabo de leerlo y realmente me siento mal.
    Ninguna novela me haba dejado con tal desazón en el cuerpo.
    Me ha encantado

    ResponderEliminar
  11. Es verdad que la sinopsis te cuenta todo y hasta te spoilea el final, pero esa forma que lo cuentas jajjajajajaja. En mi opinion el final fue estupidisimo, fin.

    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com