Donde la literatura y la maldad se toman un té

sábado, 30 de diciembre de 2017

La última lágrima, de Lauren Kate

Título: La última lágrima
Escrito por: Lauren Kate
«Existe una antigua leyenda, hoy casi olvidada, que habla de una joven cuyas lágrimas de desamor hundieron un continente entero.
Ahora Euskera Eureka tiene en sus manos un libro que cuenta esa fascinante historia
[Ortiga: pronto empezamos con la ironía]: lo ha heredado de su madre, que desapareció arrollada por una ola gigantesca. Poco a poco, a través de sus páginas [Ortiga: ¿quién dices que tiene páginas?], descubrirá que las coincidencias entre su vida [Ortiga: mejor dejo de hacer preguntas] y la leyenda son demasiadas para ser fruto del azar... Además, la inesperada llegada de Ander, el extraño chico de ojos turquesa que huele a mar y lo sabe todo sobre ella, le enseñará que las casualidades raramente existen y que su llanto tiene un poder tan inmenso que puede incluso cambiar el curso de la humanidad...».

Los dramáticos puntos suspensivos os han dejado con insoportables ganas de más, a que sí. No me mintáis. Todo el mundo sabe que los puntos suspensivos tienen efectos adictivos, hay estudios que lo respaldan.

La verdad, esta sinopsis es toda ella una gran mentira. Para empezar, lo de las lágrimas de desamor es un timo. No recuerdo toda la leyenda ya a estas alturas (porque no tengo memoria y porque además tampoco me importa tanto), pero sí recuerdo un sentimiento muy claro de estafa cuando la leí: esa parte se la han inventado. Como se han inventado, también, que hay coincidencias entre la vida de la pipiola y la tipa de la leyenda, o que la pipiola llega a tal conclusión. Wtf. La leyenda no se parece a la vida de la pipiola ni en las pausas para respirar.

Me terminan hartando estas historias de apocalipsis mágico propiciado por el copito de nieve superespecial de turno, ¿sabéis? Creo que a partir de ahora llamaré a estos personajes copitos de nieve apocalípticos.

En este caso estamos hablando de un copito de tipo diluvio universal: si la niña llora, nos ahogamos en masa. Por entre medias se mezcla la Atlántida y peña diversa que escapó (o no escapó) de la isla antes de que esta se hundiese. Y copito es huérfana y… lo cierto es que no me acuerdo de mucho más, sólo que el final es absurdo y está plagado de peña tomando decisiones malvadas-estúpidas que no son, ni de lejos, óptimas en lo que a efectividad se refiere (pero son sin duda óptimas para hacernos pasar a todos un rato muy divertido, os recomiendo esa parte). Y además hay un pipiolo MISTERIOSO que hace apariciones MISTERIOSAS y un mejor amigo enamorado de copito que luego se vuelve psicópata y empieza a ser un cabrón de aquí a… un sitio muy lejano.


viernes, 22 de diciembre de 2017

Oscuros, de Lauren Kate

Título: Oscuros, aka Los que se pelean se desean, aka El chico ese que se dedica a ser profundamente desagradable y abusivo contigo seguro que es tu alma gemela y deberías aguantar hasta que llegue vuestro final de cuento de hadas; no se lo tengas en cuenta si al final te dice que no te puede explicar por qué era un cabrón porque de todas formas eres demasiado tonta para entenderlo y semejante sobrecarga informativa podría matarte (literalmente).
Escrito por: Lauren Kate
[No me extraña que en la portada aparezca una niña llorando desconsoladamente.]
«Helstone, Inglaterra, 1854. Es noche cerrada y dos jóvenes conversan en una remota casa de campo. Se sienten irresistiblemente atraídos el uno por el otro, pero él insiste en que no pueden estar juntos. Ella obvia sus advertencias y se acerca a él, con paso lento y desafiante.
Cuando se besan, una furiosa llamarada lo inunda todo».

¡Ah! Si la cosa hubiese acabado ahí, esta historia hubiera sido tan deliciosamente corta.

En fin, hierbajos, esa sinopsis corresponde al prólogo de la historia. Como seguro que ya os podéis imaginar, aunque sea solo gracias a mis propuestas para título alternativo, la historia se enfanga más que eso. Tenemos a pipiolo y pipiola, tenemos un par de amigas de pipiola [de las cuales SPOILER una al final resulta ser amiga de pipiolo antes que de pipiola y la otra acaba muerta FIN DEL SPOILER], tenemos un par de bitches malintencionadas de instituto y/o rivales amorosas, y tenemos un tercero en discordia para poder formar el triángulo de rigor. El resto son básicamente gente que andaba de paso o padres ausentes. Añadimos el nombre, que no el ambiente, de reformatorio de régimen interno y voilà: otra historia paleta al canto.

Por supuesto, no hay núcleo. Y por supuesto, la voz narrativa carece de autoridad, tanto racional como emocional.

Querida Lauren, no pretendas que me crea que estamos hablando de verdad de un reformatorio mega estricto porque hayas puesto cámaras con pilotito rojo colgando de las esquinas y brazaletes que electrocutan a los alumnos. Si resulta que luego dichos alumnos pueden saltarse las clases como y cuando les viene en gana, pasearse por donde quieran sea la hora que sea y hasta salir de los terrenos vallados del colegio con chófer si les sale de las napias y sin que haya ningún tipo de repercusión ni que ningún profesor se dé por aludido.

Querida Lauren, tu autoridad emocional me da risa cuando resulta que la protagonista femenina accede a desplazarse en un coche que no es suyo hasta un destino que ella misma no conoce con el objetivo de dar calabazas a un admirador que le ha hecho avances sexuales. ¿Depender de medios ajenos y no disponer de vía de escape propia cuando vas a rechazar a un pretendiente?, me apuesto a que en muchas de vuestras cabezas se ha encendido una alarma roja de «encontraron su cuerpo medio enterrado en el desierto tres días después».


viernes, 15 de diciembre de 2017

La quinta estación, de N. K. Jemisin

Título: La quinta estación
Autora: N. K. Géminis Jeminis Jemisin
[Por cierto, llevo ya un tiempo pensando en un pequeño detalle que pienso empezar a implementar a partir de la siguiente crítica que publique: a partir de la próxima crítica empezaré a utilizar «autoría» o «escrito por», en lugar de «autor/a». Al margen de eso, de verdad que no puedo creerme que todavía en pleno siglo XXI una mujer tenga que firmar con sus iniciales para que ser mujer no le joda las ventas.]
«TODA ERA TIENE QUE LLEGAR A SU FIN
Ha dado comienzo una estación de desenlaces.
Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.
Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.
Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.
El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia».

[¿Os podéis creer que tengo esta crítica escrita y subida a borradores desde octubre y aquí seguimos? Sí, probablemente os lo podéis creer.]

Queridos hierbajos, no estoy nada de humor para andar haciendo críticas, pero necesito quitarme esta de en medio porque tengo muchas otras cosas que hacer, así que… Veremos qué sale.

Como de costumbre, comenzaré metiéndome impunemente con la sinopsis. Que sepáis que no, la historia no comienza con una grieta roja en la tierra. Empieza con un tipo sumergiéndose en la tierra para crear la falla (sí, buceando… No preguntéis). Y otra cosa que conviene saber es que en realidad, contando ya con el ese último párrafo de la sinopsis, no nos hacía falta la inmensa mayoría de las cosas que el narrador nos suelta en las primeras páginas.

Tal vez aún haya quien se acuerde de esas primeras páginas. Me metí muy mucho con ellas. Hay quien se me indignó por Twitter. Hasta se me acusó de criticar por racismo. Fue encantador.

Me mantengo en lo dicho [sí, incluso ahora que me he molestado en buscar una foto para ver quién andaba tras el título, soy lo peor :3]. Aquello no era una corrección muy seria que digamos (más bien me apetecía meterme con alguien y le tocó a este la china), pero eso no quiere decir que me inventase qué decir: el narrador de esas primeras páginas (que vuelve a asomarse en un par de ocasiones más durante el resto de la narración) es espantoso y lo único que hace es lanzarnos un montón de información regurgitada que luego ni siquiera nos será lo que se dice necesaria para entender el resto de la novela. Esas primeras páginas me parecen un franco fracaso desde un punto de vista narrativo, tan suprimibles que no entiendo muy bien por qué la persona encargada de la edición de este manuscrito no las suprimiría [y además ni siquiera me parece que creen lo que se dice mucha intriga o ganas de seguir leyendo, pero eso es ya (parcialmente) opinión personal].


martes, 12 de septiembre de 2017

Alas de fuego, de Laura Gallego (Innombrables 18)


Queridas malas hierbas,

Esta está a punto de convertirse en mi carta de suicidio. Sigo sin quereros, pero me apetecía haceros sentir culpables. De nada.

Dejad que os explique. El otro día tuve un deseo de muerte y decidí leer un libro de Laura Gallego. ¿Habría sido más rápido con Moccia? Puede, pero sospecho que más doloroso. Aun así me mata tanto que esta autora sea premio nacional de literatura. Me da ganas de bajarme en marcha de la vida.

La cuestión es que me leí Alas de fuego, una versión vieja que me dio Ortiga hace siglos y que me he dedicado a llenar de dibujos y comentarios (¿alguien la quiere?). Y dioses, me ha devuelto la vida. Hacía tanto que no me reía a carcajada limpia con un libro. Más o menos desde que tenía trece años y leí Memorias de Idhún. Recuerdo que mi padre solía entrar en la habitación para ver si había perdido la cabeza. Pero no, es que Memorias de Idhún era TAN divertido. Quizás debería releerme el primer libro.

miércoles, 16 de agosto de 2017

La ciudad del agua, de Theo Lawrence

Título: La ciudad del agua, aka Yo también tengo amigas con las que no hablo
Autor: Theo Lawrence
«Dos familias enemigas, los Foster y los Rose, mueven los hilos invisibles de Nueva York. Tras años de ardiente [Ortiga: ¡y apasionada!] confrontación, ahora la ciudad va ser testigo de un acontecimiento inaudito: Aria Rose y Thomas Foster, los primogénitos de cada familia [Ortiga: ah... sí, bueno, si con primogénitos te refieres a «los dos segundos hijos de sus respectivas familias», entonces sí: primogénitos], van a casarse, y su matrimonio simbolizará la unión inquebrantable de los dos linajes.
Mientras tanto, en las Profundidades, un grupo de rebeldes trama una virulenta rebelión política que podría hacer temblar los pilares de la ciudad y acabar con todo lo que los Rose y los Foster han construido... [Ortiga: puntos suspensivos tope dramáticos]».

Pues resulta que me he leído también esta paletada. Y la verdad es que era una paletada entretenida, ¿eh? No os vayáis a pensar. La sinopsis como que nos miente algo más de lo que ya os he puesto, porque la «virulenta rebelión» que se está cociendo consiste mayormente en que los estratos sociales más bajos han presentado a su propia candidata para la alcaldía, porque quieren conseguir algo tan loco como *gasp* que se les trate como a seres humanos dignos.

Hay dos cosas importantes de la trama que la sinopsis no menciona. Una es que la prota comienza la historia con amnesia galopante y una gran parte de su motivación durante la novela consiste en recuperar sus recuerdos perdidos. La otra cosa es que en esta Nueva York futurista e inundada además de seres humanos corrientes y molientes también hay una especie de x-men mágicos a los que se llama «místicos». A los místicos se les tiene un miedo de la leche porque en el pasado unos cuantos de ellos perpetraron no sé qué atentado [al que por cierto le han puesto un nombre que, en mi opinión, invita más a la fiesta y al jolgorio que al miedo] y ahora el gobierno les tiene controlados y se dedica a sorberles los poderes para que no se suban a la chepa de los ricos que viven en mansiones y suites.


miércoles, 9 de agosto de 2017

Corrección de las primeras páginas de La quinta estación

Queridos hierbajos, supongo que nunca conseguiré entender cómo se las apañan las editoriales para publicar cosas TAN MAL ESCRITAS. Joder.

No he logrado reunir fuerzas para pasar de la cuarta página. Lo siguiente era ya coger negro y empezar a tachar. Hasta que no quedasen más que las rayas de diálogo (que no los diálogos en sí). Nada más podría hacerlo tolerable desde un punto de vista narrativo.

jueves, 3 de agosto de 2017

La trampa de los 18, de Erin Bowman

Título: La trampa de los 18
Autora: Erin Bowman
«Lo llaman "el Rapto": la medianoche antes de su decimoctavo cumpleaños, la tierra tiembla, sopla un viento helado, del cielo desciende una luz cegadora... y todos se desvanecen por siempre jamás.
Todavía faltan unos meses para que a Gray Weathersby le llegue su turno, pero cuando su hermano Blaine es víctima del Rapto, todas las verdades de su pequeño mundo se tambalean...».

Queridos hierbajos, hace unos cuantos meses ya que no puedo encontrar las ganas de ponerme a escribir más críticas para publicar en el blog. Lo cierto es que sigo sin ganas de hacer críticas, para qué mentir. Puede que sea la repetición: decir siempre lo mismo está claro que llega un momento que cansa.

Así pues, voy a hacer un experimento con esta novela. A ver qué sale.

En esta ocasión quiero hablaros de por qué esta novela es mierda desde un punto de vista humano, educativo, social. Es decir, analizándolo desde una perspectiva feminista. Es sorprendente que, sobre la base de una sociedad en la que los hombres desaparecen al cumplir los dieciocho años y las mujeres tienen que seguir con su vida, una historia pueda hacer alarde de tanto machismo estructural y no se moleste en asomarse siquiera a la posibilidad de un modelo social basado en la mencionada premisa.

Esta no es una buena novela y tiene básicamente los mismos fallos que ya me habéis visto repetir un trillón de veces: resumen narrativo, texto plano y explicativo, falta selección de elementos, ausencia de núcleo… Lleno de cosas (sobre todo al final) que no tienen el más puñetero sentido, hechas a la medida de unos personajes demasiado estúpidos y para que la resolución del conflicto esté al alcance de sus posibilidades. Nada nuevo bajo el sol. A nadie le importa. Hablemos de la representación de la mujer en el texto.

Partimos de un protagonista masculino, para comenzar. Continuamos con el hecho de que, como ya he mencionado, no hay ni siquiera un intento por disimular que el texto suda del tejido social que pueda haber tras una población compuesta sólo por menores de edad y mujeres adultas. Tampoco hay, por supuesto, representación LGBT+ ninguna: el «amor» no existe en esta sociedad, porque el «amor» obviamente sólo puede darse entre un hombre y una mujer y aquí los «hombres» les duran dos telediarios antes de que el estanco los reclame y desaparezcan. Seguro que TODAS las mujeres se quedan viviendo el resto de sus vidas en virtuosa y apasionante castidad. Eso por no mencionar que hubiese sido interesante ver cómo se lidiaba con la transexualidad en este contexto.

Hablemos de los personajes. Aviso de que aquí habrá SPOILERS.


jueves, 27 de julio de 2017

Hablemos de sexo, o... mejor ahorrémonoslo (9)

Queridas aspirantes a malas hierbas, no sabéis el cabreo que me gasto en estos momentos. Estoy en un avión. Aunque el avión no tiene en realidad culpa de nada en esta ocasión (para variar).

Hablemos de aeropuertos. Hablemos de sus baños. El aeropuerto de Varsovia-Modlin no es ningún caso especial, no os vayáis a pensar. No es ni mejor ni peor baño que la mayoría de baños públicos en los que he entrado. Y es ahí, en realidad, donde radica el problema.

Hablemos de inequidad. Hablemos de machismo flagrante en el espacio público. A mano alzada, hierbajas, ¿cuántas veces os ha tocado esperar una cola de media hora (¡o más!) para poder cubrir una necesidad tan básica como mear o cambiaros una compresa? Y ¿cuántas veces habéis visto ya no una cola de media hora sino cualquier tipo de cola para entrar al baño reservado a los hombres?

Hablemos de cómo esta situación no debería considerarse ni normal ni aceptable. No debería tolerarse.

[Conste que voy a hablar aquí de «hombres» y «mujeres» entendiendo como tal las personas que han sido socializadas siguiendo esas pautas o que la sociedad las percibe como «hombres» o «mujeres». Para que nos entendamos. Que ya me gustaría a mí no tener que hacer estas distinciones: piense yo lo que piense de mí mismo, la sociedad sigue percibiéndome y tratándome como «mujer», eso no me lo quita nadie, por desgracia. Es evidente que muchos de los privilegios/opresiones de los que voy a hablar aquí no afectan (o no afectan de la misma manera) a hombres y mujeres trans, personas con discapacidad…]


miércoles, 19 de julio de 2017

Una llama entre cenizas, de Sabaa Tahir

Título: Una llama entre cenizas
Autora: Sabaa Tahir
«Laia es una huérfana que lucha por salvar a su único hermano. Elias es un soldado que lucha por su libertad. Y ambos descubrirán que el Imperio solo puede vencerse desde dentro... [puntos suspensivos tope dramáticos y…]
#LaiayElias [¡dentro hashtag!]
En un mundo regido por la ley marcial de la Roma Antigua [bueno, bueno. Esto me lo tendré que creer porque me lo dices tú, que si no…], el precio de la desobediencia es la muerte. Laia y su familia sobreviven en los callejones más pobres, sin cuestionar el orden establecido. Han visto lo que les pasa a quienes se atreven a desafiarlo.
Cuando encarcelen [en algún momento del futuro] a su hermano [el hermano… ¿de todos ellos? Una familia complicada…] por traición, Laia se verá obligada a acudir a la resistencia [ah, el hermano de Laia. Pos ok]. A cambio de su ayuda [y la ayuda es de…¿aún Laia?], deberá espiar para ellos en la Academia Militar [o no. Me estoy mareando de ambigüedad]. Allí conocerá a Elias, el soldado más prometedor del Imperio y también su mayor opositor [lo dicho].
Laia es esclava, Elias es soldado y esto es una paletada. Ninguno de los dos es libre.
Solo uniendo sus destinos podrían cambiar el de todos.»

Ay, queridos hierbajos. Amazon y sus sinopsis me hacen cada día más y más gracia. ¿A vosotros no?

También aparece un «crítico» más adelante que dice de la novela que posee «la tensión de Romeo y Julieta». Lo juro. Romeo y Julieta. Me parto yo solo.

El caso. ¿De qué va esta historia? Pues más o menos de lo que ya nos dicen: Laia es una pobre niña que vive oprimida por el imperio invasor de turno, cuando su hermano es arrestado y sus abuelos asesinados ella se va a buscar a la Resistencia para ver si pueden ayudarle a rescatar al hermano; la niña termina de topo en la escuela de entrenamiento de los guardias más chulis, machirulis del imperio este y allí le pasan cosas.

Asombroso pero cierto: esta historia tiene un núcleo, hierbajos. La autora lo trata de manera muy explícita, pero ¡tiene! Y ya sabéis que yo todo lo que me llega con núcleo lo meto muy amorosamente en la categoría de Honrosas excepciones.

En esta ocasión el libro pretende hablar de la necesidad de aprender a levantarnos por nosotros mismos, superar el miedo y sacarnos las castañas del fuego. Como digo, está tratado de una manera bastante explícita, sobre todo el tema de la cobardía, pero eso no quita que la intención está ahí, que las escenas están relativamente bien escogidas para apoyar el núcleo y que el final desde luego busca activa(y explícita)mente respaldar la premisa presentada. Bueno, esta es la parte dedicada a la protagonista femenina (la novela está narrada en capítulos alternos desde los respectivos puntos de vista de la niña esclava y el chico soldado). En la parte de él se trata el tema de tomar responsabilidad por las propias acciones, no permitir que el hecho de ser soldado (acatar órdenes y decisiones ajenas) nos exima de responsabilidad. Bien, pues entonces tenemos ¡dos núcleos! (hasta cierto punto interconectados). ¿No es maraviestupendo?


jueves, 25 de mayo de 2017

El beso del infierno, de Jennifer Armentrout

Título: El beso del infierno
Autora: Jennifer L. Armentrucha Disparentrucha Amén Trucha Armentrout [quizá la recuerden de otras sagas de YA como Patatas versus Aliens Aliens DeLux la Saga Lux]
«Mary Sue Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga Almax alma, ella es cualquier cosa menos anormal. Mitad vampiro demonio, mitad hada gárgola, Layla es un special snowflake tiene habilidades que nadie más posee. Criada entre los Guardianes –una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo [Ortiga: jo, a mí esos dibujos animados me gustaban mucho]–, Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo [Ortiga: wink, wink] Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre. Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy [Ortiga: WINK, WINK] y tatuado que dice saber todos sus secretos [Ortiga: ¿los… suyos propios? ¿Le damos un pin?]. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero se pone to burraca hay algo que se lo impide [Zarza: y yo sé qué es][Ortiga: puntos suspensivos tope dramáticos] especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales [Ortiga: habla por ti], ya que Roth no tiene Almax alma. Pero en el momento en que Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoniaco [Ortiga: esto… ¿ah, sí? Zarza: cuéntame más], confiar en Roth no solo puede arruinar su oportunidad con Zayne [Ortiga: importante, importante][Ortiga: puntos suspensivos re-tope dramáticos] Podría [Ortiga: ¿y esta mayúscula?] convertirla en una traidora para su familia [Ortiga: dun dun dun]. Peor aún [Ortiga: dun dun duuuuun], podría llevarla a un viaje sin retorno al fin del mundo [Ortiga: dun DUN... DUUUUUUUN]».

Porque sé que os han gustado mis efectos de sonido.

Queridos hierbajos, creo que no os hacéis una idea del cabreo que me traigo ahora mismo. Son las diez menos cuarto de la noche y me encuentro esperando mi tren de vuelta a casa media hora extra porque resulta que a alguien se le ha ocurrido la peregrina idea de cambiar los horarios sin pedirle opinión a nadie. Estoy como a dos paradas de comenzar a descuartizar inocentes viajeros. Y además tengo hambre.

Estas no son horas de andar tocando las narices a los currantes, que no hemos hecho nada malo.

Ya, ya sé que se supone que tengo que escribir una crítica. Ya me gustaría veros a vosotros intentando concentraros en teclear cuando por el rabillo del ojo puedo ver los distractores movimientos de mis inopinadas, inminentes víctimas. Aunque, curiosamente, mi sección del vagón está vacía.


viernes, 12 de mayo de 2017

Honrosas excepciones (8)

Sí, queridos hierbajos: el ritmo de publicaciones del Jardín roza los números rojos. Dentro de poco Blogger estará tan hasta las napias de esperarnos que empezará a escupirnos artículos.

Somos lentas. Estamos vagas. Tenemos TFGs, terapias y dramas personales con los que lidiar. Y ¿he dicho ya que estamos vagas? Por lo menos yo. Ya veremos si este verano podemos darle vida a esto. Y un lavado de rostro. Entre tanto… os jodéis [:D].

¿Con qué vengo yo hoy por aquí? Hierbajos y hierbajas, trols de todas las edades: habemus víctima voluntaria. La muy valiente Carmen Romero se puso en contacto con estas malignas servidoras para pedirnos una lectura de la obra que tenía publicada con Triskel Ediciones. Y aquí estamos.

¿No es maravilloso cuando nuestros masoquistas seguidores resulta que escriben decente?


lunes, 10 de abril de 2017

Luna. Luna Nueva, de Ian McDonald

Título: Luna. Luna Nueva [Zarza: este era el libro en el que Edward se larga, ¿no? Ortiga & Zarza: ¡¡Bien!!]
Autor: Ian McDonald [Ortiga: mmm... hamburgueeeesa....]
«LA LUNA QUIERE MATARTE. Y TIENE MIL FORMAS DE CONSEGUIRLO.
La gélida acritud del vacío. La letal lluvia radiactiva. El polvo que la recubre [Zarza: referente], tan viejo como la Tierra. La creciente debilidad de los huesos... [Ortiga: puntos suspensivos tope dramáticos]. O puedes quedarte sin dinero para agua. O para aire. O puedes caer en desgracia con uno de los Cinco Dragones, las corporaciones que dirigen la Luna y controlan sus amplios recursos. Pero te quedas, porque la Luna puede hacerte más rico de lo que eres capaz de imaginar... [Ortiga: dun dun DUUUUN], mientras sigas con vida.
Adriana Corta tiene ochenta años. Su familia dirige Corta Hélio. Han sobrevivido a las implacables guerras corporativas y a la peligrosa paz subsiguiente. Pero ahora esa paz se resquebraja. Es probable que Adriana tenga que morir, aunque no la matarán sus rivales ni la Luna. Sea cual sea su destino, sin embargo, Corta Hélio no morirá.
LA ESPERADA NOVELA DEFINIDA COMO "UN JUEGO DE TRONOS EN LA LUNA" POR UNO DE LOS MEJORES AUTORES DE CIENCIA FICCIÓN DEL MUNDO. FINALISTA DEL PREMIO BSFA A LA MEJOR NOVELA.

"La mejor novela que he leído en muchos años". Locus Mag [Ortiga: ¿muy conocido en su casa a la hora de la sopa?]
"Mucha intriga, violencia, sexo… una suerte de Dallas en la Luna". The Guardian
"Preveo abundantes nominaciones para este libro. Recomendado". SFF World
"Ian McDonald es uno de los mejores escritores de ciencia ficción del mundo". Kim Stanley Robinson Crusoe
"Atentos a este libro en las nominaciones de premios del próximo año". Publishers Weekly

UNA NUEVA FORMA DE VIVIR, MIL FORMAS DE MORIR. TRILOGÍA LUNA, VOLUMEN I».

Queridos hierbajos, hace dos semanas que quiero escribir esta crítica y ¡no he tenido tiempo! Este año mis semanas están siendo muy apretujadas. Estoy exhausto. Pero, bueno: entre que espero que cueza la pasta para poder hacerme una ensaladita con rica, rica mozarela, voy a ver lo que me da tiempo a escribir.

Empecemos por la sinopsis. No, mejor: empecemos con lo que hay justo después de la sinosis. «La esperada novela definida como "un juego de tronos en la luna" por uno de los mejores autores de ciencia ficción del mundo», esto… ¿Cómo os diría yo? ¿Qué colores me estás contando? Uno de los mejores autores de ciencia ficción, pero no te vamos a decir quién porque, mmm, bueno, porque no. De verdad, a esta gente ¿quién les ha enseñado a construir autoridad? Porque deberían pedir que se lo explicasen otra vez: no les ha quedado muy claro.

jueves, 30 de marzo de 2017

De cómo a Ortiga le da tanta pena... #2

De cómo a Ortiga le da tanta pena, y vergüenza ajena, y asombro, y… bueno, tantas otras cosas. El caso es que hay libros en los que no deberíais gastaros el dinero, hierbajos. Ni siquiera los menos de dos míseros euros que me ha costado el ejemplar del que os vengo a hablar en esta ocasión.

Esta es una recomendación que me llegó por Twitter y lo cierto es que no recuerdo si la persona que la hizo nació con este nivel de mala baba o no era más que una pobre alma cándida que creía estarles tirando una flor a (unos de) sus autores favoritos. Pobres incautos.

Os presento Hijos de Alcant: La leyenda de Sebatien Venom, de Sonia Córdoba y Alberto Valverde [por sorprendente que pueda parecer, esto no tiene nada que ver con Spiderman. Nope]. Y, virgen santísima, qué LARGA es la pestaña de la sinopsis de Amazon:

¿Yo? ¿Una espada? ¿Dónde?
«Épica medieval y actual. Pasado y presente. Luz y oscuridad. Dios y Lucifer. La iglesia católica y hermandades secretas. Amor y terror. Asesinatos y amistad. Inmortalidad y soledad. Héroes y villanos. Guerra y paz [Zarza: de Tolstoi]. Mitología y realidad… [Ortiga: te has dejado cosas, ¿te ayudo?: Vida y muerte. El bien y el mal. Blanco y negro. Tierra y mar. Amor y odio. El ying y el yang. Ya. ¿Te has quedado mejor? ¿Te importaría ahora decirme qué tipo de información aporta toda esta sarta de chorradas y tópicos?]
Una aventura trepidante, diferente, repleta de escenarios que cobran vida a cada salto de página, donde nada es lo que parece [Ortiga: sí, lo de «diferente» me lo vas a vender de lujo con estas dos líneas regurgitadas de received text y marketing básico].
Hijos de Alcant es la eterna [Ortiga.miedo me das] búsqueda del ser humano a través de la soledad de dos seres inmortales [Zarza: claro. Por eso es eterna]. Una historia que navega entre dos líneas temporales no dando tregua al lector [Ortiga: qué gerundio más amorfo], con un hilo conductor tan cambiante, que va desde la realidad más perturbadora, hasta fundirse con la fantasía más surrealista [Ortiga: no es por desanimar, pero aquí me sobran comas].
Nunca el mal tuvo un rostro tan fascinante: La leyenda de Sebastien Venom acaba de comenzar. ¿Estás preparado para la aventura? [Ortiga: sospecho que no. Probablemente nada podrá prepararme para esto.]
“Incluso el amor puede convertirse en la puerta hacia el infierno para el hombre” [Ortiga: ¿se supone que esto sea profundo y/o revelador? No le veo la originalidad por ningún lado.]
Bienvenidos a Alcant [Ortiga: otra cosa que tampoco veo es por qué falta puntuación terminal en estas últimas líneas.]


viernes, 24 de marzo de 2017

Corrección de las primeras páginas de Cuando me veas

Queridos hierbajos:

Sí, vamos a hablar hoy de Laura Gallego.

Seguro que todo el mundo aquí está al tanto de la publicación de su nuevo libro, porque se ha estado paseando arriba y abajo por todo Twitter (y si no ya os lo digo yo: ha sucedido).

Como el título de la entrada ya indica, el libro en cuestión se llama Cuando me veas. A continuación os dejo la sinopsis (¿esto es una sinopsis?):

«¿Quién o qué es? ¿Qué intenciones tiene? [Zaza: pero ¿esto es una sinopsis o una abuela de los visillos?] ¿Una amenaza desconocida o una luz en la oscuridad? [Ortiga: sin duda es una vieja y no ve muy bien] ¿Tiene algo que ver con el caso del “chico de la azotea”?
Extraños sucesos [Ortiga: redoble de tambores] inexplicables [Ortiga: plot twist!!! I didn't see that one coming!]. Un secreto. Una muerte repentina. Una investigación. ¡Descubre qué hay detrás! [Zaza: ¡¡¡un perro!!! ¡¡¡Un gato!!! ¡¡Un equidna!! ¡¡Los bomberos!! ¡¡Descubre qué hay detrás!!]».

MISTERIOSO. Lo sé.

En fin, casi que voy a pasar de puntillas y silbando sobre esa sinopsis y vamos a lo que interesa: la corrección de las primeras páginas que nos promete esta entrada.

Disfrutad.


martes, 21 de marzo de 2017

Yo también quiero ser escritor (13) - Rojo y oro

Hierbajos, lo prometido es deuda. Dije que os iba a hablar de objetivos de los personajes y del desarrollo parabólico de la trama en Rojo y oro y aquí me tenéis, dispuesto a hacer honor a mi palabra.

Buff. Qué abandonada tengo esta sección, ¿verdad? Tengo que ponerme las pilas.


En fin… ¿tú también quieres ser escritor?

Pues deja de leer y ponte a escribir.

Pues sigue leyendo.


viernes, 17 de marzo de 2017

Rojo y oro, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Título: Rojo y oro
Autoras: Iria G. Parente y Selene M. Pascual
«Escuchad, mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar
y de su libertad para siempre robada.
Aguardad y temed el despertar del caos:
cuando Eris abra los ojos,
la venganza al fin llegará.

Orión está cansado de ser el esclavo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado siempre más como un criado que como el dios que es. Y quiere que eso acabe.
Astérix Asteria está cansada de luchar. Desde que el pueblo de las amazonas fue arrasado hace años, ella y sus hermanas viven esclavizadas y obligadas a servir al Emperador de Élada como gladiadoras. Y quiere que eso acabe.
El mundo de Orión es dorado como solo puede serlo la grandeza de los dioses; el mundo de Asteria es rojo como solo puede serlo la sangre que derrama cada día.
Ambos buscan venganza hacia quienes los encadenaron en esos mundos.
Ambos buscan libertad, y harán lo que sea necesario para conseguirla».

Queridos hierbajos, voy a ser sincero con vosotros (lo sé: toda una novedad sin precedentes en este jardín). Este libro se siente como si alguien hubiera perdido una apuesta antes de escribirlo. Para todos aquellos que conozcáis Inuyasha, es como ver (no) morir a Kikyo de nuevo. Una y otra y otra vez.

Pero, vale, comencemos por la sinopsis. La verdad es que me parece bastante acertada para el libro que describe. El uso del coro como recurso va en consonancia con la propia historia, que recurre a esa misma herramienta en diversos puntos para establecer un punto de unión y paralelismo entre las situaciones de ambos personajes principales (e incluso entre diferentes puntos temporales a través de las peripecias de cada personaje). Al margen de eso, poco más que añadir: no nos están mintiendo, punto a su favor [Zarza: jo, tío, nos estamos volviendo poco exigentes. Ortiga: ya...] (aunque eso del «dios que no quería vivir» sería discutible, pero bueno).

La historia va exactamente de eso: una amazona a la que obligan a luchar como gladiadora y un dios menor al que Hera tiene esclavizado y utiliza como alfiletero y juguete sexual. Como podéis imaginaros, ninguno de los dos está muy contento con el apaño. Así que la idea es complotar un golpe de estado cósmico, pero liberar a la diosa del Caos tal vez no resulte ser la más razonable de las ideas y como que la cosa termina siendo un pelín caótica (guiño, guiño).

No me da la sensación de que haya un núcleo específico, intencional, definido. Lo han intentado con la libertad, pero no les ha salido. Lo que les ha salido es más bien relacionado con la culpa, pero como creo que no lo estaban intentando, en realidad tampoco les ha salido. Como es habitual en la bibliografía de estas autoras, nos encontramos con una novela que se vale de personajes psicológicamente perjudicados para ir tocando de pasada muchos palos. De pasada, también, nos van soltando juicios morales a discreción (que no con discreción), como el que no quiere la cosa, muy al estilo de Laura Gallego: el machismo en el lenguaje es la estrella de la corona en este caso, pero hay otros. Al final nos quedamos con una parábola con moraleja. Poco más.

Parabólico es también, por cierto, el desarrollo de la trama. Pero de esto os hablaré más adelante.

La voz narrativa tiene autoridad a ratos. ¿Sabéis estos coches viejos que a veces metes la llave en el contacto y se ríen en tu cara?, pues así. La historia está principalmente narrada a capítulos alternos desde la conciencia de los dos personajes protagonistas. La autoridad racio-emocional de Asteria se apoya mucho en el uso predominante del femenino en el discurso. La de Orión no está tan clara: se le reconoce porque es blandito y llora mucho. Luego están los capítulos llamados «Cantos», de los cuales hay algunos que conservan, efectivamente, un estilo con regusto a leyenda (sobre todo al principio) y hay otros que reniegan completamente de su nombre y se comportan como cualquier otro capítulo, solo que con la excusa de pegarse a la conciencia del personaje de conveniencia de turno. Bastante decepcionante en ese sentido.

A nivel racional se aprecian también algunos detalles relacionados con el cambio de color de la sangre entre mortales y dioses y las metáforas que ello lleva asociado, aunque tampoco es nada que se salga de lo corriente. En conjunto, no he tenido demasiados motivos para dudar de la competencia de los narradores, salvo algún momento específico y quizá las salidas de tono esporádicas de Asteria, que utiliza insultos y palabrotas tan actuales que se hace difícil a veces recordar que estamos hablando de la Grecia antigua. Bueno, y en los cantos que no son cantos, ahí si que el narrador no da a basto para achicar agua.


sábado, 11 de marzo de 2017

Sobre las Mary Sues

Bu.

No tengo tiempo para nada, así que el mundo y yo tenemos una relación un tanto tensa ahora mismo, en la que yo hago amenazas más o menos serias más o menos frecuentemente y él hace lo posible por ignorarme y castigarme de una forma retorcida y completamente pasivo-agresiva. Traducción: nunca tengo tantas ideas y ganas de escribir como cuando no tengo tiempo para ello. Traducción: ahora mismo mi cabeza se parece mucho a un saco de liebres dopadas de Red bull.

viernes, 3 de marzo de 2017

Resultado del sorteo Caraval

Una de las malas hierbas posando para su nueva imagen.
Bu.

Queridas malas hierbas, sois muchos los que lo habéis intentado y los resultados han sido decepcionantes. Como le habéis puesto mucha dedicación no me voy a quejar demasiado (ha habido quien estaba hasta dispuesta a contar los patos de la imagen en la crítica de Caraval, así que me quito el sombrero ante ese nivel de compromiso con el enigma).

lunes, 27 de febrero de 2017

Sorteo Caraval


Bienvenidos, zarcillos, malas hierbas de todas las edades,

Si habéis curioseado últimamente por el Jardín sabréis ya que nos han ascendido de humilde maleza a plantas de categoría y nos han invitado a un evento editorial. Es más, nos han regalado hasta libros y relojes, así que estamos de buen humor, incluso. También sabréis que nuestra última crítica no estaba completa, sino que faltaban partes, que se hallaban astutamente ocultas en unos boards de tumblr bajo acertijo (para los que no hayáis podido entrar… Probad con una sola palabra, en singular y minúsculas. Y daos un capón de mi parte).

viernes, 24 de febrero de 2017

Hablemos de sexo, o... mejor ahorrémonoslo (7)

Queridos hierbajos, ¿esta sección va a terminar convirtiéndose en un espacio dedicado a temas feministas? Es un posibilidad, no lo niego. La verdad es que últimamente no me faltan precisamente cosas de las que hablar cuando empezamos con este tema.

Hoy quiero hacer una breve… no voy a decir «reflexión», diré la verdad: despotricar. Quiero quejarme. Ha llegado a mi conocimiento cierta información que me toca un tanto las narices. Esta es una válvula de escape como cualquier otra, como siempre digo.


Así que, sí, hablemos de sexo, o... todavía mejor, hablemos de por qué parece que hay quien piensa que las traductoras no existen.


miércoles, 22 de febrero de 2017

Caraval, de Stephanie Garber

Título: Caraval
Autora: Stephanie Garber
«Recuerda, sólo es un juego… Scarlett Dragna nunca ha abandonado la pequeña isla en la que ella y su hermana Tella viven bajo la vigilancia de su estricto y cruel padre. Desde hace años Scar sueña con [Zarza: derrocar a Mufasa] asistir a la celebración anual de Caraval mascarada artificial, unos legendarios juegos que duran una semana y en los que la audiencia participa para ganar el Gran Premio.
Caraval es magia, misterio y aventura. Y para Scarlett y su hermana representa la libertad y poder huir de su padre. Ahora que está a punto de casarse con un hombre al que nunca ha visto, Scar cree que su sueño nunca se cumplirá. Pero justo dos semanas antes de la boda recibe las tan ansiadas invitaciones a los juegos del hambre.
Sin embargo, una vez allí nada sale como espera: Legend, el Maestro de Caraval, secuestra a Tella y Scarlett se verá obligada a entrar en un peligroso juego de hambre amor, sueños, medias verdades y magia en el que nada es lo que parece. Real o no, sólo dispone de cinco noches para descifrar todas las pistas que conducen hacia su hermana, o ésta desaparecerá para siempre…»



Z.: Y el premio es un deseo. Como cuando soplas un diente de león. Solo que cuando la protagonista está llegando a la entrada de Caraval pasa junto a una tienda en la que venden semillas para cultivar deseos (y sí, también estrellas fugaces, para lo mismo, supongo). Llamadme loca, pero yo habría atracado esa tienda y me habría ahorrado las ansias competitivas en el juego.

O.: En fin, ¿cómo os diría yo, hierbajos? Me siento estafado. ¡¿Dónde está mi deseo?! [Zarza: eso nos preguntamos todos cuando nos dijiste que eras asexual.]

Como es de Mala Hierba ser agradecida, comenzaré esta crítica agradeciéndole a Planeta los ejemplares que nos ha dado y la invitación para participar en su evento. Es la primera vez que una editorial nos regala un libro, como ya comenté por Twitter, así que estamos todas muy emocionadas al respecto. Otro tema diferente es si la editorial estará tan contenta y dispuesta a repetir la experiencia después de esta crítica.

Z.: Gracias, Planeta. Aunque para la próxima me gustaría un libro un poco mejor. Si se puede.

O.: Comencemos hablando de la sinopsis.
++++++++++++++++++++++Tengo dientes y surcos,++++++++++++++++++++++
++++++++++++++++++++++Un secreto sé guardar,+++++++++++++++++++++++
++++++++++++++++++++Doy vueltas y no soy tiempo,++++++++++++++++++++
++++++++++++++++++++Si me pierdo no podrás entrar.+++++++++++++++++++

sábado, 28 de enero de 2017

De cómo a Ortiga le da tanta pena...

De cómo a Ortiga le da tanta pena las pobres excusas de novela que se escriben para el género fantástico que a veces se siente culpable por reírse de él.

Veréis, queridos hierbajos, esto es cierto. Me da pena. Pobre, pobre literatura fantástica: no se merece que se le escriban cosas así. Quiero decir, ¿es que no quedan escritores decentes que quieran darle algo de amor a este arte? ¿Sólo los coñazos con incontinencia verbal se meten a escribir fantasía? Pobre, pobre literatura fantástica.

Me he leído un libro que alguien mencionó en Twitter cuando pedí recomendaciones de escritores españoles hace unos meses. El libro en cuestión se titula La elegida de la muerte, de la madrileña Virginia Pérez de la Fuente Muerte Puente [Zarza: Y tiro porque me lleva la corriente]. Y… en fin, no se trata de un Innombrable, gracias al cielo, pero es un franco despropósito: carece de autoridad o de tensión narrativa de ningún tipo, es terriblemente explicativo, está plagado de momentos informativos para el lector y received text, la puntuación es MUY mejorable (mucho, de verdad), hay más personajes de los que puedan importarle al lector (y que además no aportan nada a la trama [no hablemos del núcleo, que no lo veo asomarse]), el tono es invariablemente coloquial y desenfadado se meta el narrador en la cabeza de quien se meta (nos da lo mismo la malhablada mercenaria-personaje principal que el reyezuelo de algún país), etcétera, etcétera. Diría que «hay tantos fallos que no sé ni por dónde empezar» de no ser porque ya he empezado. Creo que se entiende la idea, ¿no?


miércoles, 18 de enero de 2017

Por qué Moana es mejor que Frozen

Y… se nos ha muerto el blog. Y encima durante el mes de cumpleaños del Jardín.

En fin.

Nosotras queríamos leer, de verdad. Queríamos subir pseudo-críticas jugosas y reírnos de todo el mundo, pero entonces Ortiga tuvo que hacer una locura durante la semana del buzón.

Y así fue cómo acabamos en un macrocasting de Masterchef. No preguntéis.

En cuanto a mí, he pasado los últimos días encerrada y cal y canto en mi estudio, escribiendo una novela a toda pastilla.

Así que en principio cancelamos el evento de elegir la entrada más graciosa de entre las recomendaciones del evento, porque en general las que subimos no tenían ni puñetera gracia. Venga. Circulen, aquí no hay nada que ver.

No me miréis así, que inauguramos unos Sanfermines y entonces ya veréis cómo circuláis, ya. En fin, supongo que haremos algún evento particularmente sangriento en un futuro relativamente cercano para compensaros el que tengamos una vida aparte de este pozo de ponzoña. Estamos barajando planes malvados.

Una vez dicho esto, pasemos a lo que había venido a hacer yo aquí: una crítica de Moana/Vaiana/la última película de princesas de Disney.

jueves, 5 de enero de 2017

Este puerro es Pasajeros

¿Qué puerros es esto?
Zarza: tranquilo, este puerro es pasajero.


Hierbajos, no sabéis lo cabreadísimo que estoy ahora mismo. Yo pensaba que no podría irritarme ya mucho más una vez terminada de ver la película. Ingenuo de mí. La Wikipedia se lleva en esta ocasión el premio gordo (y el segundo, y el tercero, y todos los reintegros).

Voy a intentar comenzar por el principio. Y lo primero es lo primero: DEJO OFICIALMENTE CLAUSURADO EL BUZÓN DE SUGERENCIAS. Sí, queridos hierbajos, no he cumplido mi reto personal de siete libros en dos semanas. La cosa empezó bien, pero luego en seguida se me complicó la vida. El buzón, en todo caso, queda cerrado una vez más hasta nuevo aviso. Lo más seguro es que todavía siga escogiendo lecturas de entre las recomendaciones que me habéis hecho para lo que queda de mes y luego ya se verá.


Ahora, pasemos al puerro que nos ocupa.


Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com