Donde la literatura y la maldad se toman un té

jueves, 30 de marzo de 2017

De cómo a Ortiga le da tanta pena... #2

De cómo a Ortiga le da tanta pena, y vergüenza ajena, y asombro, y… bueno, tantas otras cosas. El caso es que hay libros en los que no deberíais gastaros el dinero, hierbajos. Ni siquiera los menos de dos míseros euros que me ha costado el ejemplar del que os vengo a hablar en esta ocasión.

Esta es una recomendación que me llegó por Twitter y lo cierto es que no recuerdo si la persona que la hizo nació con este nivel de mala baba o no era más que una pobre alma cándida que creía estarles tirando una flor a (unos de) sus autores favoritos. Pobres incautos.

Os presento Hijos de Alcant: La leyenda de Sebatien Venom, de Sonia Córdoba y Alberto Valverde [por sorprendente que pueda parecer, esto no tiene nada que ver con Spiderman. Nope]. Y, virgen santísima, qué LARGA es la pestaña de la sinopsis de Amazon:

¿Yo? ¿Una espada? ¿Dónde?
«Épica medieval y actual. Pasado y presente. Luz y oscuridad. Dios y Lucifer. La iglesia católica y hermandades secretas. Amor y terror. Asesinatos y amistad. Inmortalidad y soledad. Héroes y villanos. Guerra y paz [Zarza: de Tolstoi]. Mitología y realidad… [Ortiga: te has dejado cosas, ¿te ayudo?: Vida y muerte. El bien y el mal. Blanco y negro. Tierra y mar. Amor y odio. El ying y el yang. Ya. ¿Te has quedado mejor? ¿Te importaría ahora decirme qué tipo de información aporta toda esta sarta de chorradas y tópicos?]
Una aventura trepidante, diferente, repleta de escenarios que cobran vida a cada salto de página, donde nada es lo que parece [Ortiga: sí, lo de «diferente» me lo vas a vender de lujo con estas dos líneas regurgitadas de received text y marketing básico].
Hijos de Alcant es la eterna [Ortiga.miedo me das] búsqueda del ser humano a través de la soledad de dos seres inmortales [Zarza: claro. Por eso es eterna]. Una historia que navega entre dos líneas temporales no dando tregua al lector [Ortiga: qué gerundio más amorfo], con un hilo conductor tan cambiante, que va desde la realidad más perturbadora, hasta fundirse con la fantasía más surrealista [Ortiga: no es por desanimar, pero aquí me sobran comas].
Nunca el mal tuvo un rostro tan fascinante: La leyenda de Sebastien Venom acaba de comenzar. ¿Estás preparado para la aventura? [Ortiga: sospecho que no. Probablemente nada podrá prepararme para esto.]
“Incluso el amor puede convertirse en la puerta hacia el infierno para el hombre” [Ortiga: ¿se supone que esto sea profundo y/o revelador? No le veo la originalidad por ningún lado.]
Bienvenidos a Alcant [Ortiga: otra cosa que tampoco veo es por qué falta puntuación terminal en estas últimas líneas.]




Bitch, I am fabulous.
[Ortiga: no soy yo, ¿verdad? Esta sinopsis DE VERDAD se las ha apañado para colarnos cinco (¿seis?) párrafos en los que no nos dicen categóricamente NADA sobre de qué coño va la novela. Wtf?]

BOOKTRAILER [Ortiga: lleno de frases rigurosamente inconexas y una foto de un caballo muy majo.]

*Es una novela de fantasía adulta y remarco lo de adulta porque no contiene hadas, ni duendes sino demonios, sexo y violencia explícita [Ortiga: sexo y violencia como sustitutos de las hadas y los duendes en la literatura fantástica. Pues si ya las escenas que nos cuelan en literatura más «realista» son dignas de ser ridiculizadas por el Marqués de Sade, no me quiero imaginar las fantásticas estas] no apta para corazones débiles [Ortiga: otra cosa que tiene, por cierto, no apta para corazones débiles (u ojos sensibles), es una prosa narcisista que te cagas, llena de paja (y de pajas, como mínimo en un sentido) y de grandilocuencia nada disimulada]. Uno de los puntos fuertes de la novela es lo mucho que a su narrador le gusta oírse hablar alternar pasado y presente con su pertinente cambio de tono y desvelando una trama cada vez más oscura. Pasa del candor a la violencia extrema y ese, sin duda, es uno de los atractivos que más me sedujeron de la Leyenda de Sabastien Venom. Me gusta que trate temas escabrosos, al igual que Stephen King, sin ningún tipo de censura [Ortiga: vale que no todo lo que ha escrito Stephen King es una maravilla, pero tampoco hay que insultar]. (EL MARCAPÁGINAS LOCO)

*Una pasada, me encantó. Los personajes están muy bien definidos, cada uno con su personalidad y su forma de hacer las cosas que hacen que los acontecimientos vayan sucediento [sic] al ritmo adecuado [Ortiga: ¿personajes? A mi esto no me ha suce-dito (:D). Ni siquiera he llegado tan lejos. Me quedé atascado en el monólogo interno del narrador]. La novela tiene la etiqueta de Fantasía Épica y aunque creo que está bien “encasillada” para mí ha sido mucho más que eso. Tiene de TODO (LIBROS QUE VOY LEYENDO)

*la novela comienza poco a poco con un ritmo lento [Ortiga: «poco a poco con un ritmo lento», plot twist!], pero conforme avancemos en la aventura fantástica no podremos parar de leer, ya que el mismo compás nos lo exigirá [Ortiga: ¿compás?, ¿compás de qué?], al mismo tiempo que nos involucraremos en diferentes épocas con el paso ligero de cada una de las páginas [Ortiga: bueno, es que como encima las páginas pesen… ya lo que nos faltaba] (ATRAPADA EN UNAS HOJAS DE PAPEL [Ortiga: pero ¿de las ligeras o de las que pesan? Porque la cosa cambia])

IKEA está en todo.
*Estamos ante un libro completo [Ortiga: lo que jode que te vendan un libro incompleto, ¿eh?], bien narrado [Ortiga: eh… lo siento, pero no. No sé quién eres, pero resulta evidente que no sabes de lo que hablas], con una historia original [Ortiga: ya hemos hablado de esto] y bastante compleja, que harán las delicias de aquel lector que se anime a darle una oportunidad.
Así que, si sois de esos que os gustan las historias paranormales, con acción, sangre, mitos, con dosis de religión y una pizca de romance, ¡esta es la vuestra!(EL CLUB DE LAS ESCRITORAS)

* las escenas narradas se proyectan en la mente como si de una película se tratara [Ortiga: una de esas con voz en off que no se calla]. Esto, unido a que los capítulos intercalan épocas distintas, provoca una adicción a la lectura del libro, de la que los autores deberían advertir por lo menos en las solapas [Ortiga: por favor, POR FAVOR, yo a ti te pido un disclaimer al comienzo del comentario advirtiendo sobre esa coma que quieren sacarnos a todos los ojos]. (LIBRAMEN TVM)

*las diferentes épocas en las que se desarrolla la trama engancha inteligentemente de forma doble al lector [Ortiga: no sé si hablaros de la falta de concordancia. Nah, creo que llegados a este punto no merece la pena]. Notable es la tarea de investigación de los autores para dotar de la mayor veracidad a su trabajo.Se nota, se palpa en toda la historia que nuestros escritores han metido horas documentándose. En definitiva, un libro sobresaliente [Ortiga: que el libro enganche (según tú) y que los autores hayan invertido muchas horas en documentarse no aseguran de ninguna manera un resultado «sobresaliente». Te contentas con muy poco] (EL BLOG SEXPIRITUAL)

[Ortiga: y por cierto que estas opiniones están copiadas a lo guarri-page total, por lo que puedo ver: no hay cuidado ni por puntuación, ni por erratas, ni siquiera por algo tan básico como mayúsculas iniciales.]»


Soy muy furcio, así que voy a aprovechar a este pobre espécimen desprevenido para hablaros de cómo las figuras retóricas y el vocabulario seleccionados pueden llegar a jugar MUY en contra del escritor. En este caso, el texto me ha resultado tan categóricamente ofensivo que no he encontrado las fuerzas para pasar de la tercera página del ebook [nota para mí mismo: no volver a comprar un libro sin haber leído antes las primeras páginas gratuitas de Amazon].

Sacad vuestras propias conclusiones.


«I
1 De Enero de 1432
Alcant

"La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos. Gracias a ese artificio logramos sobrellevar el pasado"
Gabriel García Márquez
[Ortiga: a los autores que hacen esto: me gustaría preguntaros qué es lo que pensáis que aporta poner este tipo de citas al comienzo de un capítulo. ¿Es una «ayuda» al núcleo? Dejad de robarle el trabajo a otros y esforzaos un poco más. ¿No sabéis qué es un núcleo? Mejor dejadlo.]

La caída de las últimas hojas anunciaba la llegada del invierno [Ortiga: received text] y, con él, las primeras lluvias [Ortiga: se acerca el invierno. Trepidante comienzo, lo sé. A George Martin le funcionó, ¿no?]. El viento extraviado dejaba caer las hojas [Ortiga: «la caída de las últimas hojas», «dejaba caer las hojas», en dos líneas consecutivas. Alguien no se ha releído su propio trabajo con suficiente atención] en delicada armonía, cubriendo el suelo con un manto de color ocre y amarillo [Ortiga: received text] que invitaba a la nostalgia. Esa noche se antojaba plácida, un regalo que otorgaba en muy pocas ocasiones un final de otoño malcriado.

[Ortiga: de acuerdo, en este párrafo tenemos: «viento extraviado», «delicada armonía», colores que invitan a la nostalgia, la noche que «se antojaba plácida» (lo cual a su vez es un regalo) y, la favorita por excelencia, un «final de otoño malcriado». Uno podría pensar que estamos tratando con Marías, pero no, queridos hierbajos, os prometo que no le he cambiado las solapas a ningún libro en esta ocasión. El viento extraviado se podría relacionar con la nostalgia, que a su vez es un sentimiento al que podría concedérsele una cierta nota de placidez en el sentido de que suele ser un sentimiento silencioso y delicado (en mi opinión), lo cual le lleva a establecer un vínculo un poco pillado por los pelos con la armonía. Está bien, aceptemos pulpo y supongamos (seamos optimistas) que estas asociaciones eran algo intencionado por parte de los autores. Ahora bien, ¿qué pinta exactamente en todo esto un regalo? Y, más preocupante, ¿qué colores es un «otoño malcriado»?]

El cielo que reposaba exhausto tras su última batalla, [Ortiga: ese cielo y solo ese. Y no cierres incisos que no has iniciado] mostraba ahora un manto negro [Ortiga: received text. Nos gustan los mantos, ¿eh?] salpicado de miles de pequeñas estrellas que trataban de brillar desde la profundidad de su lejanía, mostrándose ante la tregua como si estuviesen reclamando su sitio y su propia existencia en el universo.

[Ortiga: toma, toma y toma. No contentos con personificar las estrellas de manera tan descarada, los autores se nos ponen estupendísimos: «la profundidad de su lejanía», «reclamando su sitio y su propia existencia en el universo». En fin, al menos la idea de la lejanía apoya el sentimiento subyacente de nostalgia que se está creando. Por otra parte, resulta muy difícil tomarse en serio la idea de la nostalgia cuando la intentas combinar con otoños malcriados y estrellas filosóficas, incluso aunque estuviese dispuesto yo a pasar por alto el narcisismo de esta narración (y no lo estoy).]

La luna se alzaba poderosa y dueña de la noche [Ortiga: received text]; llena, visible, henchida de luminosidad y de rabia a partes iguales [Ortiga: largo, Marías], por haberse sentido humillada por la furia de los Dioses [Ortiga: wtf? Búscale un buen psiquiatra y que nos deje en paz]. Oculta a miradas indiscretas por los brazos oscuros de las nubes, volvía a ser el faro de la noche [Ortiga: vamos a ver, ¿está o no está oculta por las nubes? Aclárate]; la guía de los viajeros, el enemigo de los incautos, la aliada de los amantes, un testigo silencioso, mudo e inalcanzable [Ortiga: ¿no te he dicho ya que te largues?]. Esa misma luna, llena de secretos, se mostraba desafiante. Exhibiendo todo su poder, no permitía que el manto verde que conformaban las copas de los reyes de la floresta, [Ortiga: toma más. Y toma coma, por si las moscas] eclipsara sus horas en la más lúgubre de las penumbras.

[Ortiga: en este párrafo, hierbajos, se nos habla de una luna poderosa, dueña, llena, visible, henchida de luminosidad y de rabia, faro, guía, enemigo, aliada, testigo, llena de secretos. ¿Cómo se reconcilia esto con la idea de nostalgia de la que nos estaban hablando anteriormente? Narcisismo aparte, como ya íbamos diciendo, este texto parece responder al muy popular método de escritura de «voy a sentar a mi gato al teclado». El único requisito es que suene «bonito», para lo cual tiene que ser enrevesado, rimbombante, «poético» y, admitámoslo, ridículo y completamente vacío de significado real. Sonia Córdoba y Alberto Valverde han utilizado un párrafo de unas siete u ocho líneas llenas de palabros y florituras para decirnos una cosa tan tonta como que había luna llena y brillaba tanto, tanto que su luz traspasaba la bóveda de árboles. Esto no es escribir, a esto en mi casa de toda la vida se le ha llamado divagar.]

En aquellas tierras arropadas por montañas, frondosos bosques vástagos del tiempo [Ortiga: ¿querías más? Pues toma, ¡toma más!] crecían imponentes, triunfantes sobre la inmensa naturaleza, cubriéndolas por una gran cúpula de color verde [Ortiga: primero la luna era la dueña de todo y ahora resulta que son los árboles los que triunfan. ¿Nos decidimos?].

En uno de aquellos bosques, el más próximo al pueblo de Alcant, se hallaba un paraje, uno de esos pequeños paraísos terrenales [Ortiga: received text] que brindaba la naturaleza, y que eran casi desconocidos para el hombre [Ortiga: no sabéis puntuar, creo que es el momento de dejarlo].

Hacía poco más de treinta años, cuando el siglo XIV se prestaba a dar paso al inminente siglo XV, anunciando el fin de la Edad Media [Ortiga: nombre que solo le daremos a esa etapa siglos más tarde, pero ¡a quién le importa! Los siglos son atemporales y omnisapientes después de todo, ellos saben cómo se llaman incluso antes que nosotros], dos muchachos de poco más de diez años iniciaron la que sería una de sus mejores e inolvidables aventuras de juventud [Ortiga: ¿me lo dices o me lo cuentas?], ofrecidas por aquellos territorios que sus progenitores conceptuaban [Ortiga: toma] de hoscos, zainos [Ortiga: ¡toma!] y hostiles. Un territorio prohibido para la puericia [Ortiga: ¡y toma más! AJAJAJAJAJA...] de dos niños.

Tras la gran hambruna sufrida entre los años 1315 y 1317 en el continente, Europa sufrió una de sus mayores crisis socio-económica [Ortiga: concordancia], provocando [Ortiga: esto... bueno, mira, vamos a dejarlo] millones de muertos. Un tiempo inusual, húmedo y frío, tras años de cosechas exiguas, cultivos podridos y la escasez de alimentos, produjo una hambruna generalizada que parecía no acabarse nunca. Mientras, la criminalidad ascendía y, en el furor de lo religioso, las oraciones parecían no surtir efecto. La creencia en demonios bailaba rondas diabólicas. [Ortiga: y esto, hierbajos, es lo que sucede cuando un narciso decide reciclar un párrafo de uno de sus libros de texto de la ESO.]

Ahora, la delincuencia se había visto reducida de un modo drástico, siendo [Ortiga:...] el mayor peligro para el hombre la extensa vastedad del bosque, y la facilidad para desorientarse y perderse en él. Aquella mezcolanza entre montañas y el terreno escarpado, que se mezclaba [Ortiga: la mezcolanza que se mezcla. Maravilloso] con extensas llanuras de prados verdes abrazados por enormes árboles, ayudaba aún más al azoramiento [Ortiga: azoramiento el mío, encanto, de tener que leer ciertas cosas]».


No pienso continuar.

Con Dios.

13 comentarios :

  1. Soy una persona simple, solo pido que vayan directo a las cosas y que no crucen esa delgada linea que lleva del poético al ridículo. Que de delgada no tiene nada. Ni es línea. Es un muro enorme bien delimitado que la gente se empeña en cruzar sin saber muy bien cómo sobrevivir a eso. Y nos arrastran en su travesía. Y sufro.

    Eres valiente, yo no habría pasado del primer párrafo sin tener una crisis existencial tipo ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Cómo llegué hasta aquí? ¿Qué diría mi yo ilusionado de 5 años si viera en lo que se ha convertido? :(

    ResponderEliminar
  2. Jelou malas hierbas!

    Precisamente acabo de escuchar este podcast sobre la prosa recargada (purple prose) presentado por Brandon Sanderson http://www.writingexcuses.com/2017/03/26/12-13-beautiful-prose-purple-prose/ y me ha recordado un montón a esta entrada (para quien le interese pero lleve muy mal lo de escuchar en inglés, los scripts están aquí http://wetranscripts.livejournal.com/128298.html). Y para quien no le apetezca ni escuchar ni leer, aquí el resumen del cuarto de hora de podcast en unas frases de Brandon Sanderson: "I kind of look at purple prose as having kind of three categories, right? Category one is what Dan just explained: you have purple prose that breaks the flow by drawing attention to itself in an otherwise more straightforward narrative. The second definition, though, and this is the one that I wanted to explain to Howard, is really good writing in the wrong place will dilute the power of the writing during emotional moments. This is why these examples, if you go read on this contest, they're taking mundane things and describing them like the powerful moment of description that you need more during a turning point, or more during a moment where you need those words to bring you power. The third is overuse of bad metaphors, overuse of words that are just inserted to be extra long, or overly… Thesaurusizing".

    ¿Sería Los hijos de Alcant un ejemplo de purple prose? Según el podcast, sería el tipo 3, es decir, el tipo malo, pero me parece que, además, llevado al extremo: metáforas malísimas, demasiados adjetivos, palabros raros sacados de la enciclopedia... me extraña que se hayan cortado con los adverbios, sinceramente (¡ups!).

    Os recomiendo que escuchéis el podcast cuando tengáis 15 minutos porque los ejemplos (y cómo los exageran después) son buenísimos.

    Por cierto, una vez vi un vídeo de un booktuber que debía creerse la hostia y de cuyo nombre no quiero acordarme (ejem, no me acuerdo a secas, ¿vale?), que decía que no le había gustado El nombre del viento porque Patrick Rothfuss se ponía purple en muchas ocasiones y resultaba pedante y pesado. WTF!!!??? Es verdad que podría resultar ese tipo de purple prose que te saca de la narración para dejarte mirando la frase unos segundos como un emoticono con corazones en lugar de ojos, pero eso no es malo en sí mismo: te paras, te enamoras un poquito más del libro, y sigues leyendo, porque está todo muy bien hecho (aunque Kvothe tenga una bonita patada en la boca a veces).

    ¡Pero esto!

    Estoy por buscar al booktuber aquel y pasarle esta entrada para que sepa lo que es bueno xD

    En fin, malas hierbas, esto es lo que nos pasa a todos por no leernos las primeras páginas antes de comprar. Comprobad si el libro tiene periodo de prueba y os devuelven el dinero. Yo me voy a desenrollarme, que mirando el comentario, me ha entrado complejo de persiana.

    Chao!!

    PD ¿Soy la única que leía todo el rato Los hijos de Alacant? Els fills d'Alacant! LOL
    Hay que averiguar de dónde son estos autores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Altan (iba a llamarte Alcan, jaja ��) no eres la única: yo también leía Alacant �� ¿Eres valenciana? :O Eso de "Els fills d' Alacant" me suena a rondalla valenciana (un tipo de historia breve, con moraleja, creo) de estas de las de Enric Valor, la verdad.

      Oye, pues ese podcast suena interesante, me lo guardo para verlo más tarde.

      Ese párrafo de la luna me recuerda a cuando estás en un examen, te has quedado en blanco y decides meter palabros que suenen bien, divagas lo que no está escrito y acabas metiéndole tanto relleno que más que un examen parece un pavo el día de Acción de Gracias ��

      Carol

      Eliminar
  3. Yo no soy valenciana y también leía todo el rato los hijos de Alacant :O

    Por cierto. ¡Podcast apuntado, Altan! Me apetece echarle un ojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como con Cazadores de sombras, que había un sitio llamado Alcante o algo parecido, y yo leía Alicante. Al final he averiguado de dónde son los autores, y adivinad de dónde es uno de ellos. En efecto, de Alicante https://www.escritores.org/libros/index.php/item/sonia-cordoba-y-alberto-valverde
      Ea, ya está aclarado el asunto de la procedencia y de por qué leíamos Alacant en vez de Alcant. No sé qué opinar al respecto :|

      Carol

      Eliminar
  4. ¡Jaja, Carol, qué bueno! ¡Viva la originalidad! Supongo que la autora pensaba que le hacía un homenaje a su ciudad, pero no sé, me suena muy raro. Una cosa es lo de Cazadores de sombras, claro. Me leí los libros en inglés, donde el nombre de la ciudad era Alicante tal cual, y bueno, la lógica me decía que era una casualidad, pero esto no puede serlo xD
    Soy alicantina pero ya veo que no hacía falta para darse cuenta.

    De todas formas, esto es algo que hacen muchos escritores: cogen cosas que ya existen, lo que sea, y las cambian un poco. Unas veces sale algo totalmente nuevo y otras sale una amalgama de plagios mal disimulados o de nombres que suenan raro.

    Miedo me da la trama que pueda tener esta historia, que a saber; la sinopsis tampoco dice gran cosa, solo es un listado de dicotomías.

    ¿Entran ya las dicotomías en la categoría de cliché o todavía no?

    ResponderEliminar
  5. Mi único aporte es que esto es bazofia.
    Puf.

    ResponderEliminar
  6. Pero Altan, las dicotomías son hermosas, no tienen la culpa de ser tan mal usadas por gente ignorante que no sabe diferenciar una metáfora de un símil o una analogía. A mi me parece que el problema es que hay mucho "escritor" superficial por ahí dándoselas de intelectual y sabelotodo, que no entiende ni la mitad de lo escribe.

    P.D: Soy Marceliitha Kuran, la política de seguridad de Google me trollea desde las salas de la Universidad y la biblioteca obligándome a hacer de anónimo :/

    ResponderEliminar
  7. JAJAJAJA, eso tuvo que ser bastante raro, Altan �� Me lo imagino en plan: "We're leaving, Clary. We're going to Alicante" y tú alucinando y pensando en tu ciudad, jajaja. Otro caso parecido es el de Sarah J. Maas: en ACOTAR, el mapa del mundo en el que se desarrolla la acción es clavaíco al Reino Unido. Pero clavao, clavao. Me pareció bastante curioso y me llamó bastante la atención cuando leí el libro.

    Marceliitha, si están bien hechas pueden usarse (creo haber visto esta frase antes en el blog... ¿Igual con el tema de las preguntas retóricas?) Pero en este caso, cansa ver tanta junta. O por lo menos a mí me cansa.

    Carol

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Marceliita, claro que las dicotomías son hermosísimas, además,a veces salen de manera natural y crean muy buenos contrastes. Pueden servir para no tener que explicar algo; todo está en escoger bien los elementos. Yo me refiero sobre todo a esos autores que no pueden escribir sin meter de por medio esa «eterna lucha entre el bien y el mal» (por ejemplo), cuando los personajes son mucho más interesantes si no se limitan a los extremos; entre el blanco y el negro hay mucho gris donde elegir, y si la historia es una defensa a ultranza de la bondad, la virtud y la nobleza, no hará pensar tanto como una historia que se sale del camino del bien/mal, luz/oscuridad etc para ver qué más hay por ahí, ni será fácil empatizar con esos personajes tan nobles/malvados. Y claro, este libro y esa lista de dicotomías no augura nada bueno en cuanto a originalidad, aunque esto ya lo dijo Ortiga.

    Pero sí, tienes razón, hay mucha gente por ahí que no sabe lo que hace. Como esos autores. Son ellos los que acercan la dicotomía a la categoría de tópico.

    Esto de los recursos y su buen/mal uso (ups) da para mucho. :)


    ResponderEliminar
  9. Hola, Ortiga:

    No conocía esta novela, pero... creo que la mantendré lejos de mí porque, a ver, una cosa es la decoración de frases, que suene poético y bonito, etc., y otra cosa es hablar y hablar sin decir nada. Esto me ha recordado a una tabla que aparecía en un libro llamado "La tienda de las palabras" de Jesús Marchamalo que te servía para hablar de cualquier tema aunque no supieras nada sobre él. Era fascinante. Si no has leído el libro, te lo recomiendo. Seguro que lo encontrarías sumamente interesante porque tiene muchas curiosidades lingüísticas entre sus páginas.

    Ah, y por cierto, me ha encantado eso del "método de escritura de «voy a sentar a mi gato al teclado»". Jajajajajaja. Genial.

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  10. Vale. Voy escribiendo esto en un .txt al lado porque quiero leer y procastinar
    (si, podria escribir en MI BLOG sobre como nadie ocupa bien a los bandidos
    ni a humanoides en la mesa, pero me quede pegado a esto. Viva la procastinacion.
    Ah, de la uni ni hablar. Venga, ahora este parentesis se hizo mas largo que
    la cresta y os voy a robar los comentarios para escribir mi propia entrada de blog. Vale?



    ah, si cerrar el parentesis)

    Joder. Que asco de titulo esa cosa.

    Osea, que asco de titulo el libro. Y aparte el blog ese. Sexpiritual. No jodas.

    ((almeja idea que es recieved text. Eh, ortiga, el color verde brillante
    mataretinas es a posta?))

    Le falto una tercera caida de hojas, venga, la tercera es la vencida,
    es como una regla general. ((diganme que no vuelve a hacer caer hojas en el otro
    parrafo porfavor))

    Vale. +1, no dijiste 3 veces caida de hojas. pero me añadiste manto.
    Tuestro sinonimos lindos: Capa, Velo, ... no se, ... manto negro es como muy
    opresivo. Que clase de noche es asi?



    Diganme que la Luna es la prota de la historia. Es la prota que esta en la esquina
    enrabiada de la nostalgia hechiza y poco realista. Diganme que va a zarandear
    al otoño malcriado. Porfavor
    EH MANTO NUMERO TRES!!!!

    Eh. Que la edad media termino con la caida de constantinopla.
    O con el descubrimiento de america. O no se, cosas asi.

    Ostiaputa. Tienes un thesauro completo de palabras rimbombantes y me repites
    MANTO TRES PUTAS VECES!?!?!??.

    Eh. Hambruna, dos veces, un parrafo, 3 lineas. Vamos por la tercera,
    vamos que llegamos.




    No es lo peor que he leido.

    Bueno, he leido cosas en wattpad. He leido MY INMORTAL. a si que
    puedo agarrar el confort de un baño publico, intentar descifrar lo que
    dice y no sería lo peor que he leido.

    quiza llega al nivel de esto.


    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com