Donde la literatura y la maldad se toman un té

jueves, 26 de noviembre de 2015

Bittersweet, de Melanie Rostock

Título. Bittersweet
Autora: Melanie Rostock
«Bambi sabe lo que es ser diferente [Zarza: perdió a su madre cuando era muy pe... digoo], hasta su nombre lo es [Zarza: no, no es diferente, es exactamente igual al de un ciervo de Disney], sabe lo que es sentirse despreciada cada día por sus compañeros de clase [Zarza: all of the other reindeer... ah, no, espera, que hablamos de ciervos] y no poder hacer nada para cambiarlo.
La escritura le da el aliento que necesita para seguir adelante, la certeza de que es buena en algo. Y en este escenario aparece Liam, un chico de barrio que conoce en un taller de escritura. Liam no sabe lo que es tener una familia normal, un padre que no beba y maltrate, o una madre que no tome pastillas para protegerse de lo que la rodea. Bambi y Liam comparten lo que les salva de caer al vacío y eso los une, aunque ella sea una niña bien del centro y él un macarra malhablado del extrarradio. Pero cuando se trata de amor, pertenecer a mundos opuestos a veces es un obstáculo insuperable [Zarza: no, seamos realistas, el único obstáculo insuperable es el nombre de ella]

Menuda. Paletada.

A Dios gracias que no me leí la sinopsis antes de leerme las primeras páginas de la novela, porque dudo que hubiera sido capaz soportarlo de haber invertido el orden [¡el orden de los factores sí que altera el producto después de todo! :D].

¡Pá-jro!
Bueno, pues esta recomendación nos llegó de la mano de un alma tímida y anónima. Y no voy a mentiros: no me he leído el libro completo ni pienso hacerlo. He encontrado las primeras páginas en internet y en eso me voy a quedar. En todo caso, teniendo en cuenta lo insoportablemente típica que es la sinopsis [Zarza: bueno, lo de Bambi tienes que reconocer que es original. Sólo lo había visto en otra sinopsis antes] (además de desvelarte de palabra la poca intención comunicativa subyacente a la historia), coincidiréis conmigo en que realmente no necesito el resto del texto para saber cómo sigue la cosa.

En fin, pues tenemos a una niña a la que la escritura le echa el aliento, y que se enamora de un macarra con mucho drama al que también la literatura le respira en la cara. Una Wannabe como tantas otras, vamos.



No voy a hacer una crítica porque no me he leído el libro completo. Solo decir que el texto es plano y explicativo y que la puntuación es mejorable. Y aquí os voy a comentar algunas cosillas que me he ido apuntando durante la lectura de estas poquitas páginas. Así os podéis hacer una idea de qué os vais a encontrar en esta historia si decidís darle una oportunidad:

Quizá Bambi debería pedir plaza en el instituto de Charles Xavier: «Cojo la tiza. Mis manos están tan mojadas que temo que vaya a derretirse.» Todo son ventajas: le daría un uso a ese sudor ácido suyo que reacciona químicamente con el yeso y lo derrite, y además podría usar su verdadero nombre como nombre de superhéroe (nadie la tomaría en serio de todas formas, pero sería menos llamativo).

La verdad es que no deja de sorprenderme que una persona con un nombre tan puesto a mala leche pueda ser tan típica: «la concentración se dispersa por las risas que se clavan como puñales en la espalda». Puñales en la espalda, ¿dónde habré leído yo eso antes?... Ah, sí: en TODAS PARTES. Received text.

Más superpoderes: «Quiero desaparecer, convertirme en una masa invisible y entrar en sus cerebros para exprimirlos y hacerles sufrir lo mismo.» La Masa Invisible. Me diréis que no [Z: en realidad los 4 Fantásticos eran cinco. Yo la shippeo mazo con la Cosa. Masa y Cosa, two of a kind].

Y más: «Cuando apoyo la mano izquierda en la superficie fría se tiñe de un verde más oscuro.» Mi sentido arácnido me chiva que aquí seguramente la autora estaba intentando decirnos algo subtext sobre la ansiedad de la protagonista. El qué, lo ignoro. Y ¿quién se tiñe, a todo esto: la mano o la pizarra?

Ahora vamos a explicar otra vez por qué arreglarse es importante: «Para comer tanto no está todo lo rellena que uno se esperaría pero sí mal proporcionada: pechos pequeños, cintura estrecha y ancha de caderas para abajo. Yo creo que podría sacarse partido si quisiera pero no se arregla nunca el pelo ni se depila y, si no fuéramos de uniforme, sus vestidos de vuelo por debajo de la rodilla estilo casa de la pradera no la ayudarían para nada.» Siempre es un placer leer gilipolleces.

Elementos de una descripción: «—¡Anda! —Me dedica una sonrisa que me muestra casi cada bracket de sus aparatos y saborea el momento añadiendo "vas a tener suerte" con la voz más aguda.» Esta niña se acaba de comer un muffin. Cualquiera que haya llevado brackets (servidora incluida) sabrá que seguro en esta circunstancia se le ven algo más los brackets.

Porque sí.
La prota contesta al teléfono: «—¿Quién?» Eh, ¿quién… dice eso?

Ya:
«—He pensado que hoy en lugar de escuchar el llanto desesperado de mi madre y los gritos embriagados de mi padre podría salir a tomar algo con alguien interesante como tú.
—¿Por qué hablas como si estuvieras escribiendo? Es muy raro.» ¿Habla… a velocidad de dictado? ¿Mueve las manos al hablar como si tuviese un lápiz o teclease en un ordenador? ¿? Ah, que se refiere a lo preciosísimo que habla… Pues, no es por nada, pero ya tiene que escribir mal, el chico.

Como quien no quiere la cosa: por algún motivo que se escapa a mi comprensión, el primer capítulo está narrado en primera persona desde el punto de vista de la protagonista, mientras que el segundo capítulo adopta [Z: una niña china :D] un narrador externo en tercera persona. Además, se incluyen dentro de la narración fragmentos de las respectivas historias que él y ella están escribiendo, lo cual carece de justificación narrativa en este caso y solo sirve para rellenar espacio [¿esto es una novela o una recopilación de relatos?].

Fallos de referente: «Cuando la puerta gime sobre sus bisagras alza la cabeza». Puertas con cabeza.

Hablando de pelos...
Coño: «se encoge de hombros y el recogido, entre una coleta y un moño, se agita en consecuencia». Gente con hombros tan peludos que se hace moños.

Y… ¿mande?: «Cruza las piernas y espera a que Liam vuelva agitando la puntera blanca de las Converse.» ¿Camina a la pata coja? [Zarza: no, camina bailando claqué.]

Con un par:
«—No te lo van a poner fácil. Y ¿de qué piensas currar?
—No tengo ni idea. Ojalá pudiera vivir de escribir.
—Keep dreaming, Bambina. —Bambi baja la vista, abatida [Zarza: por el disparo del cazador] y Liam se apresura a añadir—: ¿Has presentado algo a concurso por lo menos?
—No tengo nada digno de concurso.»
—He decidido que no voy a seguir estudiando cuando acabe 4º de la ESO. Confío en que me toque la lotería y vivir de las rentas.
—Ah, pero ¿juegas a la lotería?
La literalidad tiene a veces resultados
sin duda curiosos.
—Claro que no.

Curioso: «responde batiendo el rímel de sus pestañas.» Solo el rímel. Las pestañas se quedan en su sitio.

Más referentes: «Lamia se acercó a él, tanto que su pico rozó su cuero cabelludo.» ¿El qué de quién rozó el qué de quién dices?

Valoración que hace la prota de la escritura del chico:
«—Jo-der —dice Bambi tras un instante de silencio—. Podrías acabarlo ahí y sería igual de potente.» ¿Ee…n qué universo? Resumen narrativo en forma de monólogo interno de un cuervo [en vez de cinco horas con Mario, son cinco horas con el puto cuervo]. Sí, claro, una obra maestra para la posteridad. «—Pues que es flipante el relato. Ya te lo he dicho mogollón de veces pero me repito [Ortiga: ¿qué pinta aquí este conector adversativo?], tienes un rollo [Ortiga: pollo] a lo Poe que mola bastante.» Pues será por el cuervo, porque por lo demás…


Chichómetro: yo no tendría demasiadas expectativas.

Potabilidad: suena a que necesitarás insulina [Zarza: lo que sí que necesitarás es paciencia. O Kleenex, porque tengo entendido que la madre de Bambi muere].

Carcajadas: -/10

Otras páginas que tienen publicadas críticas o reseñas de este libro, por si os interesa contrastar: Promesas de Amor, Obsesión por la lectura, Leer es viajar.

22 comentarios :

  1. ¡Hola!
    Muchas gracias por enlazar la entrada a mi blog, para mi me hace mucha ilusión. Sobre el libro a mi me gusto un montón la verdad, es un libro muy bonito jeje. Es una pena que no lo hayas disfrutado tanto como yo >_<. Es un tema muy importante por el Bullyng y que hoy a día es muy normal encontrarse ciertas personas así. Vamos que a mi me gusto y mucho, estoy contenta porque una editorial de aquí de españa va a publicarlo y lo más seguro que me lo compre (y eso que he leído el libro completo y demás pero me gustaría tenerlo en papel).

    Bueno, espero que tu próxima lectura te guste más.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Segundo comentario ¡qué iluuuu!

    Nah, que es broma. ¿Cómo voy a molestarme en darle a "añadir comentario para decir esas chorradas).
    Bueno, solo decir que me ha encantado la crítica (ah, no, que no es una crítica). Podrían haberle puesto otro nombre menos común a la muchachuela infeliz (no me río de ella ni de a los que hacen bulling, pero nadie en su sano juicio le llamaría a su hijo Bambi). Pero no os preocupéis, que cuando muera su madre será principesa del mundo (por lo menos en mi versión) y nadie le hará bulling.
    Lo siento porque tengáis que leer tanta tontería (en realidad no lo siento, muajajajaj) y que tengáis mal día, malas hierbas..
    Un beso,
    A

    ResponderEliminar
  3. Con lo de tanta tontería me refiero a mis comentarios tontos.

    ResponderEliminar
  4. PD (al comentario anterior): con que tengáis que leer tanta tontería me refiero a mis comentarios tontos, ¿eh? No a los libros (aunque sí a algunos).

    ResponderEliminar
  5. Prometo e callo a.
    Solo aclararos que sin querer he hecho un copypaste y le he dado a publicar, por eso tsoy tan pelma.

    ResponderEliminar
  6. Bambi no tiene nombre diferente: tiene nombre de stripper venida a menos; pero bueno, oye, está bien que lo luzca con orgullo. Y ya de entrada digo que el argumento suena calcado al trailer (porque, lógicamente, no he ido más allá) de una película de Mario Casas y María Valverde/Blanca Suárez (tiene que ser una de las dos, que ya sabéis que no hay más actrices de menos de 40 años en este país); y resulta que la chica en la peli se llama Babi, sin la eme. Que seguramente sea casualidad, pero no quería perder la oportunidad de destacar como las chuminadas adolescentes se interconectan a veces (???).

    Y mira, otro punto en común: si en la película era imposible pasar del trailer, en este caso lo es pasar de la sinopsis. Madre mía que montón de tópicos (insulsos, además) juntos. Y por lo que comentas la cosa no mejora en el interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película de la que hablas es 3 metros sobre el cielo, cuyo libro me pareció horrible, pero no me enrollo más. Realmente es una "casualidad" en la que pensaba mientras leía la crítica (espera, no es una crítica, no se como llamarlo -.-)

      Eliminar
  7. He sido muy fan de los comentarios de Zarza durante toda la entrada. Me han entrado hasta ganas de ver Bambi.

    ResponderEliminar
  8. Una cosa que me molesta mucho en especial con esta clase de novelas de personajes wannabes es que con sus pocas primaveras ya parecen ser las reencarnaciones de los grandes literatos (o eso nos quieren hacer creer ellos y los autores de semejantes novelas), con una prosa, un sentimiento, un estilo y un tó que te meneas.

    Que no me jo.... que yo empecé a escribir a los 13, y 10 años más tarde sigo sintiendo que tengo mucho que aprender. Quitando las cosas positivas que pueda dar esta novela (no al bullying y estas cosas), me repatea mucho que cosas como el esfuerzo de un escritor parezca estar resumido a "escribir" y ya está.

    Me cago en la leche, merche.

    ResponderEliminar
  9. Un horror por donde se lo mire... y en los otros blogs la dan de profundo porque habla del bullying y las pandillas y qué sé yo D:

    Es genial cuando dicen "fácil de leer", como si fuera algo bueno!!
    Es como en las revistas de tejido de mi país: cuando una prenda es tratada de "canchero" y "juvenil", te pongo el sello de garantía de que es una ÑOÑADA

    (nota lingüística: "canchero" es una palabra "juvenil" que se usaba hace 20 años)




    Por cierto, ¿a nadie le perturba el diseño de la tapa? DDDD:

    ResponderEliminar
  10. Cometí un par de errores al escribir el comentario anterior, espero que sepan disculparlos :/

    ResponderEliminar
  11. Ya, Bambi sabe lo que es ser diferente porque se puede lamer los codos, y sabe lo que es el rechazo porque nadie en su sano juicio se acercaría a alguien cuya vida es una novela mala. Salvo Liam, pero a ese lo dejaron caer de cara cuando era bebé así que muy brillante no es el pobre muchacho.

    Me repatea mucho toda esa mierda de "soy diferente y me hacen bully (o como se escriba), merezco una estatua por ello"... me refiero a los libros... bueno no, creo que en la vida real también me dan ganas de estrellar sillas en las caras de la gente que se vive haciendo la víctima... o algo así... pero esa es otra historia.

    Como sea, no eres interesante, eres patética y das pena. Y si eres tan lista como dices ser, deberías darte cuenta que tu vida es una novela muy mala y pegarte un tiro. Eso si que sería interesante, que a mitad del libro Personaje Petardo Protagonista se de cuenta que su vida es un desperdicio de hojas y se mate :D

    Dios.... Uhhhh cuánto odio, y ni siquiera he leído el libro xD pero es taaaan lindo desahogarse. Preferiría tener una silla a mano y alguien a quién estamparsela, pero me conformo con esto c:

    Me despido, ha sido divertido, Mals Hierbas y deseo que las cabezas de vuestros enemigos estén clavadas en picas (o las de estos "escritores", que viene a ser lo mismo) :3

    ResponderEliminar
  12. @Gato Kitsch, aunque entiendo que tu exabrupto no es más que un desahogo literario, me veo en la obligación de puntualizar algo. Las víctimas no pueden "hacerse las víctimas", las víctimas *son* víctimas. Da lo mismo si la persona que sufre bullying es listo o tonto, aburrido o no, o si su vida parece una telenovela barata.

    Con amorr,
    O.

    ResponderEliminar
  13. Hola arpías cancerígenas. Había puesto este comentario en una entrada vieja pero como supongo que allí ya no lo vereis os lo copio aquí:

    Solo por curiosidad ¿qué opináis de los libros de CDHYF si es que habéis leído alguno? Leí el primero por curiosidad y me quede en plan: ¿tanto para esto? Con muchas intrigas y batallas bien montadas pero la escritura no me pareció especialmente elaborada y demasiado alargado. Solo quita todas las descripciones de comidas y sexo (tenia la sensacion de que se pasaban medio puto libro comiendo y follando) y se quedaba en la mitad.

    Fantasía de corte medieval hijo de Tolkien y Conan el bárbo que esta bien pero hay 7865765876 iguales. No llegan a hacer la serie y no la conoce ni perry pero ahora todo kiski habla maravillas. Yo digo es están entretenidos pero no es para tanto, pero que gustaría contrastar con una opinión experta y culta en letras.

    ResponderEliminar
  14. De Canción y Hielo y Fuego opino (y creo que el resto de Malas Hierbas coincidirán conmigo en mayor o menor medida) que el primer libro estaba bastante decente en cuanto a calidad narrativa. Más adelante, en sucesivas entregas la cosa se va desgradando a velocidad creciente. Vamos, que para cuando quieres llegar al tercero/cuarto ya poco o nada tiene que ver con los puntos positivos que se contaban en el primer volumen.

    En todo caso, hablo de memoria, que hace ya unos añitos que me leí los primeros libros de la saga (llevo atascada en la mitad del ¿quinto? desde hace más de año y medio xD).

    ResponderEliminar
  15. Chist, vengo en defensa de CDHYF para decir, primero, que de fantasía hija de Tolkien tiene lo justo (gracias a Dios), porque precisamente ha abierto ya del todo la puerta a dejar atrás el maniqueismo y las chorradas de El Bien vs El Mal (así todo con mayúscula). Aunque en otros libros ya se buscara cierta verosimilitud dentro de la fantasía, Canción es de los primeros superventas de este estilo, y casi toda la buena fantasía actual se la debemos a esta saga, igual que la fantasía de antes se la debíamos a Tolkien.

    Y literariamente, es verdad que sobran páginas y que Martin es un tipo muy explicativo, pero a mí no me parece que escriba en absoluto mal; de hecho a mí su prosa es de las que más me gustan en el género. Y a construcción de personajes pocos le ganan. Y ya para terminar, el tercer libro a mí me parece una puñetera obra maestra del género (aunque el cuarto es bastante mierdoso y el quinto a ratos también).

    Y hasta aquí, no sigo con la defensa, pero me veía en la obligación de hacerlo, que, ay, mi pobre Martin XD.

    ResponderEliminar
  16. PD: Canción ya era un bestseller (MUY bestseller; el mayor éxito de fantasía en mucho tiempo) antes de la serie. De hecho, por eso la HBO decidió gastarse tanta pasta en adaptarla. Y en el fondo la serie le ha hecho más mal que bien a la saga literaria, aunque al bolsillo de Martin le haya venido de lujo.

    ResponderEliminar
  17. Ortiga: Gracias. Solo me he leído el primero. No entiendo mucho de calidad narrativa pero si ese era el mejor y ya Jorge me dice también que desde el cuarto empeora voy a pasar.

    Jorge: en ningún momento he querido decir que Martin escriba mal. Igual es que iba yo con las expectativas muy altas, me esperaba un escritura elaborada, poética y profunda y es una corriente. Eso no es malo es solo que creo que la elaborada bien hecha tiene mucha mas merito.

    Con lo de Tolkien me refería a que trascurre en un mundo de corte medieval pero con magia, dragones y otras especies además de la humana. Por eso he añadido lo de Conan, por la violencia y brutalidad explicitas. Justo los personajes e intrigas son los mejor que tiene pero esta demasiado alargado para mi. Yo para que me lea y disfrute mas de 600 páginas tienen que estar escritas de putísima madre o tiene que ser muy ágil, Martin a ratos me aburría por lo lenta que transcurría la historia, que paro lo que contaba podía hacerlo con la mitad de páginas.

    Y con lo de la serie me refería a que antes era conocido dentro de los lectores del genero pero ahora lo conoce mucha gente que no ha tocado un libro de ese estilo en su vida y lo recomiendan como si fuera lo mejor de lo mejor del estilo cuando para mi no es así.

    No quería ofender al escritor ni a los que les guste.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. (Reposteo, que había publicado con la cuenta equivocada)

    Para nada ofendido, ¡faltaría más!, pero en estos tiempos en que se publican semejantes mierdas (ver anteriores entradas de este blog XD), me veía en la obligación de defender la obra de Martin, con sus fallos. Que encima, como dices, ahora está en el ojo del huracán para bien y para mal, y con tanto postureo al respecto y gente que dice que Tolstoi a su lado era un novato, también se produce el efecto contrario y hay mucho movimiento de que CDHYF es mala literatura. Y hombre, no es altísima literatura, pero comparado con lo que llega a librerías al cabo del año, yo creo que está por encima de la media XD.

    Pero vamos, que a lento, sobrarle páginas y falta de poeticidad no le gana nadie, no seré yo el que lo niegue.

    ResponderEliminar
  20. Qué manera de reírme con los gifs y las acotaciones sobre el nombre de la protagonista. Ahora quiero escribir algo sobre mi propia wannabe victimizada que encuentra a su personaje con nombre de miembro de conocida boyband (yo no soy fan de 1D, pero podría ir por el lado del kpop o jpop... GD allá voy). Igual, me acaba de dar pereza. Mejor sigo riéndome con estas cosas, que ya tengo bastantes libros por leer todavía.
    Gracias por la cuota de risas de siempre.

    ResponderEliminar
  21. «Para comer tanto no está todo lo rellena que uno se esperaría».

    Me he imaginado a una mujer-pavo rellena sobre la mesa y ha sido muy desagradable. Esta imaginación mía creando traumas everywhere.

    ResponderEliminar

A las malas hierbas no nos gusta la censura, así que eres muy libre de comentar lo que te apetezca. Eso sí, cuidado con faltar al respeto a otros usuarios: las malas hierbas sabemos cuidarnos solas, pero ojo con pisarnos las margaritas.

Por cierto, por cierto. Si te lanzas a poner un comentario en una entrada y luego lo borras (sin motivo justificado), volveremos a postearlo. Es una amenaza. ¡Muajajajajajjajajaj!

Free Pencil 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com